2 hechizos con agua para enamorar

Aquí te dejaremos dos hechizos que utilizan agua para enamorar a una persona.

El agua siempre es un elemento muy usado en brujería, ya sea como brebaje o simplemente como un elemento que se incluye en un ritual o brujería.

En este caso el agua estará presente en el hechizo para enamorar  como un componente más.

El agua es especial porque tiene que ver con el mundo emocional y ayuda en los hechizos a que esa energía circule o se encamine como nosotros necesitemos.

Además el agua puede servir como vehículo astral.

El cuerpo astral es uno de los cuerpos que está más activo cuando hay cuestiones amorosas. Este cuerpo es el que se relaciona con todo el mundo emocional, por lo tanto es el que inspira y el que puede provocar atracción y rechazo.

Todo en el amor es cuestión de atracción y rechazo, los polos opuestos se ponen en juego y las energías del yin y del yang, como les gusta llamar a los orientales, son las que se ponen en movimiento.

El agua actúa como medio y catalizador, es decir es un medio por el cual las energías pueden circular en la dirección que nosotros indiquemos.

Algunas preguntas que puedes hacerte con respecto a este tema:

¿Se puede enamorar a alguien por medio de un hechizo?

Como siempre decimos, el hechizo es tan sólo una herramienta para encauzar las energías, lo que se logra por medio de él es que determinados vértices se alineen con nuestro deseo. Si logramos realizar esta acción es probable que podamos acercar a la persona que queremos enamorar.

Por supuesto que ese enamoramiento no se dará simple y mágicamente sino que es una especie de puerta que el hechizo produce para que la otra persona se acerque.

Luego de que esa puerta se abra tenemos que ser nosotras las que continuemos cultivando esa energía.

¿Es fácil hacer un hechizo de amor?

Hay muchos hechizos de amor, algunos más fáciles y otros más difíciles. Lo que debemos tener en cuenta es que muchas veces los hechizos no funcionan porque no hacemos los pasos como se indican, es por eso que sea el hechizo fácil o difícil, debemos tener la precaución de hacer el hechizo como se indica.

Debes primero leer los pasos, luego buscar los materiales necesarios que deben ser de la mejor calidad posible y tal cual se indican en el hechizo. Si no puedes conseguir los materiales adecuados es preferible buscar otro hechizo.

Algo importante: No debes hacer el hechizo hasta que no sepas con claridad todos los pasos que tienes que realizar. De lo contrario, si dudamos cuando estamos realizando el hechizo es probable que este pierda efectividad.

Si un hechizo te resulta muy complicado busca otro que te resulte sencillo. En el arte de la brujería se debe ir paso a paso.

En un hechizo de amor lo más importante es la persona que quieres enamorar y como mentalizas a esa persona. Por lo tanto  ella debe ocupar un lugar central en tu convocatoria o invocación.

¿Cualquier persona puede hacer un hechizo de amor?

Cualquiera que se predisponga a hacerlo puede realizar sin dificultad un hechizo.

Es conveniente siempre leer el hechizo y elegir uno que nos sea sencillo y que nos resulte afín.

En brujería la afinidad lo es todo.

Es necesario además que cuides tu energía. Es decir  debes estar tranquila y no tener sentimientos de odio cuando realizas un hechizo de amor.

Muchas veces sucede que estamos alteradas por alguna situación o tenemos celos. Esa no es la actitud correcta que debemos tener cuando hacemos un hechizo de amor. Para un hechizo en donde lo que se busca es atraer a alguien, debemos cultivar una energía de paz, de armonía y de amor.

Si logramos tener amor hacia la otra persona y centrarnos sólo en nuestro deseo, el hechizo funcionará mejor.

Se dice que las brujas hacen los hechizos preparándose de antemano. Es decir que dos o tres días antes de realizar una brujería ellas se preparan psicológicamente. Inclusive hay brujos y brujas que hacen determinados rituales y comen determinadas cosas antes de realizar el hechizo. Por lo tanto debemos tener una actitud mística y sagrada antes de hacer cualquier brujería. La tranquilidad es muy importante, cultivar la paz también.

Algunos artículos que están relacionados con este y que te pueden interesar:

  1. Cómo hacer un hechizo de amor efectivo: Aquí se explica cómo realizar un hechizo de amor y que resulte efectivo. Algunas prácticas aconsejables.
  2. 6 consejos para hacer un hechizo de amor: Parecido al artículo anterior. Aquí se dan algunos consejos para realizar un hechizo para enamorar efectivo.
  3. Qué hechizo de amor elegir: Muchas veces no sabemos qué tipo de hechizo elegir. Aquí una pequeña guía para que podamos elegir el apropiado de acuerdo a nuestras necesidades.
  4. 3 consejos para que los hechizos funcionen: Aquí se dan 3 consejos para que los hechizos se encaucen adecuadamente.
  5. 3 reglas esotéricas para hacer hechizos de amor: Aquí se dan unas reglas especiales para realizar hechizos que te pueden ser útiles si recién te inicias en el arte de la brujería.

2 hechizos con agua para enamorar

Hechizo de las dos flores rojas para enamorar a un hombre

Elementos a utilizar:

  • Dos flores de color rojo fuerte, preferentemente rosas o claveles con su tallo, en perfecto estado.
  • Una foto de la persona que quieres enamorar de cuerpo entero.
  • Un cuenco de agua, grande.
  • Una foto de tu persona de cuerpo entero.
  • Un trapo largo color blanco de 10 centímetros de ancho y un metro de largo.
  • Dos velas blancas.
  • Dos velas rojas.
  • Cinta de pegar.
  • Opcional: cronometro.

Precauciones:

Las fotos deben ser de cuerpo entero y de perfecta nitidez. El trapo debe ser de una tela semitransparente, si es gasa mejor. Las velas rojas y las velas blancas deben ser iguales en tamaño. Debe hacerse en un cuarto a oscuras que nadie vea y en un lugar que nadie te interrumpa hasta el otro día a la mañana.

Procedimiento:

Encender las dos velas blancas sobre una mesa a una distancia de aproximadamente 50 centímetros.

Poner en el centro el cuenco con agua.

Luego decir las siguientes palabras:

“Porque todo lo reflejado se junta, porque todo es uno, por eso el amor de él se hace conmigo”

Luego debes poder mirar el reflejo de las dos velas en el cuenco de agua. Ubícate de manera que puedas ver el reflejo.

Una vez hecho esto debes decir, mirando el agua las siguientes palabras: “Así como todo en el universo necesita del hombre y de la mujer, así el amor se acerca a mí y él es uno conmigo”

Luego tomar las dos fotos y ponerlas cara contra cara y encintarlas por los bordes, de manera que queden juntas.

Tomar las fotos así unidas y ponerlas dentro del cubo con agua, al hacerlo decir las siguientes palabras: “Por medio de este ritual te uno a mí. Nosotros juntos siempre, desde ahora”.

Repetir la frase tres veces, durante ese tiempo no soltar las fotos sino sostenerlas en el fondo del agua.

Dejarlas allí por el tiempo exacto de 9 minutos, conviene tener un cronómetro.

Luego apagar las velas blancas, sacar las fotos y envolverlas en el trapo. Tomar las velas blancas y tumbarlas, al hacerlo decir la siguiente frase: “Nada se interpone” repetir la frase 3 veces.

Luego tomar las velas rojas y ponerlas donde estaban las velas blancas, sacar las velas blancas de la mesa.

Encender las velas rojas y decir: “La pasión y el fuego, se acercan nuestros corazones, él no puede decir que no”.

Mirar el reflejo de las velas en el agua. Y decir: “Se acerca, se acerca, se acerca”.

Luego tomar el envoltorio con las fotos y ponerlo dentro del agua.

Dejarlo allí hasta que se consuman las velas. Una vez que esto se produce, sacar el envoltorio, abrirlo y poner dentro de él las dos flores rojas. Las pones pegándolas con la cinta cada flor a cada lado de las 2 fotos. Es decir que las flores permanecerán pegadas en el reverso de cada una de las fotografías. Y procedes a volver a envolverlas con las flores dentro.

Luego dejas toda la noche  el envoltorio delante del cubo de agua.

Al otro día tomas el cubo y arrojas el agua a un lugar que tenga tierra. Tomas el envoltorio y lo pones al sol. Al hacerlo dices: “La luz se acerca, él es mío.”

Dejas todo el día el envoltorio al sol. Tiras a la basura las cuatro velas. Luego de que el envoltorio estuvo todo el día al sol y que ya se encuentra seco, lo tomas y lo entierras debajo de una planta en tu jardín. Debes elegir la planta que más te guste, inclusive si quieres puedes comprar una especial, y plantarla en ese momento. El envoltorio debe plantarse debajo de ella.

Cuando lo estás enterrando dices: “Así germina nuestro amor. Así es. El amor es con él y conmigo” Repite esta frase hasta que terminas de enterrar el envoltorio.

Al cabo de un mes él debe acercarse a ti de alguna forma.

Este hechizo es un poco complicado, lee y relee los pasos. Intenta seguirlos tal cual están dados. Debes decir las frases en voz alta. Si por alguna razón el hechizo no resulta puedes volver a hacerlo pero debes esperar tres meses.

 

Hechizo de amor a la orilla de un arroyo

Este hechizo debe hacer en la orilla de un arroyo preferentemente de agua pura y cristalina. Si no tienes un curso de agua cerca no podrás realizarlo. Si tienes un río ancho puedes hacerlo eligiendo algún brazo de este río que corra un poco separado del brazo principal.

Este hechizo por lo tanto exige que nos encontremos en la naturaleza. Si vives en la ciudad puedes hacer este hechizo cuando vacacionas. Incluso puedes elegir algún lugar que posea arroyos y allí realizar el ritual.

Son recomendables los ríos de montaña, que posean aguas de deshielo.

Elementos a utilizar:

  • Una prenda íntima de la persona que quieres enamorar. Si no consigues una prenda íntima debes al menos conseguir algo que esa persona quiera mucho o que utilice con frecuencia.
  • Dos velas negras.
  • Un cuenco para poner agua.
  • Una soga de color blanco, gruesa del tamaño aproximado de tu dedo pulgar.
  • Una prenda íntima tuya que hayas usado durante varios días y sin lavar.
  • Incienso en polvo.
  • Carbón para incensario.
  • Un trapo rojo de 1 metro por 1 metro para usar como altar.
  • Ropa blanca para tu uso.
  • Hilo de color rojo.
  • Una estaca de madera.
  • Una pala para cavar un pozo.

Procedimiento:

Debes encontrar un lugar en la orilla del arroyo que no sea visto por nadie, es decir un lugar privado donde puedas estar a solas. El hechizo se hace al atardecer preferentemente el día de luna llena. Evita el día con mucho viento. Vístete toda entera de color blanco.

Poner la tela muy cerca del agua, sobre la tierra, si es un lugar con piedras debes alisar el terreno para que la tela quede firme.

Poner las dos velas entre la tela y el agua. No tiene que haber casi ningún espacio entre las velas y el rio.

Encender las velas y decir: “Por el fuego que crece en el interior del amor, convoco a la diosa del agua para que nos una.”

Repetir esta frase por cada vela que encendamos.

Luego tomar con el cuenco un poco de agua del arroyo y poner el cuenco delante de las velas.

Al hacerlo decir: “El agua que contiene todo, es ahora agua sagrada”.

Tomar las dos prendas íntimas y atarlas con el hilo rojo de forma que queden juntas, al hacerlo decir: “Juntos desde ahora, en lo más sagrado, en el corazón y el sexo, ahora, juntos, ahora”.

Clavar la estaca un poco más delante de las dos velas tocando la tela. Al hacerlo decir: “Estas clavado”. Repetir la frase 3 veces.

Luego tomar la soga y atar en su extremo las dos prendas que has atado con el hilo rojo. Arrojar la soga al arroyo con las dos prendas en su extremidad tratando de pasar por entre las dos velas, de manera que la soga quede entre ellas. Atar el otro extremo a la estaca. Al hacerlo repetir tu nombre tres veces y el nombre de la persona que quieres atraer otras tres veces.

Debes tratar de que el atado con las dos prendas queden en el arroyo flotando en el agua.

Encender los carbones y poner el incienso arriba. Al hacerlo debes decir: “Te acercas a mí, con diligencia, rápidamente, ahora, ya”.

Luego permaneces sentada frente  a las dos velas y tratando que el humo del incienso te alcance. En este momento debes mentalizar que él se acerca a ti. Debes imaginarte claramente como el busca acercarse de alguna forma a ti. Debes verlo.

Luego te levantas y con la mano izquierda tomas la soga, sin utilizar la mano derecha. Con la prenda debes apagar la vela que se encuentra a tu izquierda, de forma que el agua caiga sobre ella y la apague. Mientras haces esto debes decir: “Lo que fue ya fue, ahora empieza otro tiempo, el tiempo del amor”.

Luego tomas la prenda con la mano derecha y con el agua que de ella sale apagas la vela que se encuentra a tu derecha y dices: “Lo que comienza, comienza, ahora termina el tiempo de la pena”.

Luego tomas el agua del cuenco y arrojas el agua al arroyo. Después tomas nuevamente agua del arroyo y pones el cuenco donde estaba. A continuación tomas el carbón con el incienso y lo arrojas dentro del cuenco, al hacerlo dices: “Termina la impiedad”.

Luego tomas la estaca y la desentierras. A continuación tomas todo lo que está sobre la tela y lo corres a tu costado izquierdo. Luego sacas la tela y en el lugar que estaba haces un pozo profundo. Allí debes enterrar todos los elementos. El cuenco debe estar enterrado boca abajo. La ropa debe estar  enrollada dentro de toda la soga blanca. El resto de los elementos debes ponerlos allí en el pozo, menos la tela.

A continuación sellas el pozo, al hacerlo dices: “Este es el comienzo del amor, para siempre, es él quien viene a mí, es el quién no puede alejarse de mí. Es el quién queda conmigo”.

Debes dejar el lugar con tres reverencias, una al arroyo, cuando lo haces dices: “El agua lo permita”. Otra reverencia al pozo, cuando la haces debes decir:  “La tierra lo permite”. Y otra al cielo, cuando la haces debes decir: “El cielo lo permite.”

El hechizo está terminado de esta forma. Con lo único que debes quedarte es con la tela roja que puede servirte para hacer otro hechizo. Esta tela es especial y deberás guardarla en un lugar privado, evitando que alguien pueda verla. El hechizo es un poco complicado pero muy efectivo.

Puedes repasar todos los puntos y todas las palabras antes de hacerlo. Puedes anotarte las palabras, no hace falta saberlas de memoria. Como comprenderás debe hacerse en un lugar al que nadie tenga acceso, cuanto más alejado y solitario mejor. Cuando haces el pozo y lo sellas debes  dejar el lugar como lo encontraste, es decir que no se note que la tierra fue removida.

Puede repetirse el mismo hechizo sólo después de 6 meses.

hechizodeamor2

Reply