3 rituales de congelamiento

Los rituales o hechizos de congelamiento son procedimientos mágicos que se utilizan para  frenar o alejar a una persona, también para que alguien deje de hacer alguna cosa que nosotros queremos. Es por eso que se utiliza el término congelar porque lo que se busca es “enfriar” una situación o una persona.

Este enfriamiento implica que tratamos de quitar energía o transformar la energía que está activa en una energía desactivada. Hay muchas formas de hacerlo y se dice que un brujo puede detener a sus enemigos con tan sólo una mirada.

Para los que somos simples personas que queremos solamente hacer un tipo de hechizo sencillo debemos decir que es posible realizar un ritual de congelamiento y que este se hace en forma fácil en nuestro congelador o heladera, o utilizando algún medio que contenga frio. En la antigüedad cuando los que hacían estos rituales se encontraban en la naturaleza usaban la nieve o el agua bien fría o la escarcha o hielo que se producía en forma natural.

Los rituales de congelamiento tienen algunas reglas, en principio, algunos de ellos son en realidad rituales de protección, ya que al “congelar” a alguien lo que se le hace es detenerlo, por lo tanto siempre debemos tener en la mente que en realidad hay algo de nuestra integridad que se protege cuando se hace este tipo de ritual. Otro tema y que está relacionado con esto es que debemos congelar al otro pero siempre teniendo en cuenta que lo hacemos en relación a nosotros. No es bueno hacer un ritual de congelamiento para detener a una persona o provocarle determinada emoción de detenimiento y bloqueo simplemente por enemistad. Esto es parte de la magia negra y no debe utilizarse en un ritual de congelamiento pues puede traernos graves consecuencias.

En nuestro sitio tenemos algunos artículos que están relacionados con éste. 3 que te pueden interesar:

  1. Rituales para el amor: Un listado de algunos de los más interesantes rituales para enamorar a alguien.
  2. Crear un altar para tus rituales: Aquí se explica la importancia del altar y la forma de crearlo.
  3. Ritual de congelamiento: Aquí tienes otro ritual de congelamiento, distinto a los 3 que listamos aquí.

3 rituales de congelamiento

3 rituales de congelamiento:

  1. Ritual de congelamiento para alejar a alguien:

Este ritual debe efectuarse cuando se quiere que una persona no se acerque a nosotros. Muy útil cuando alguien nos persigue con su energía, ya sea solapadamente o en forma explícita. El ritual es muy sencillo. Se necesita una foto de la persona que queremos congelar, preferentemente de cuerpo entero. Se toma la foto y se la pone sobre un altar, se enciende una vela negra y se dicen las siguientes palabras: “El fuego no puede conmigo, yo no estoy presa, tú no eres preso, desde hoy”. Se deja la vela encendida diez minutos y pensamos fuertemente en que esa persona se aleje de nosotros. Luego se apaga la vela, se toma la foto y la ponemos alrededor de la vela como si la envolviéramos, luego con una goma elástica ajustamos la foto para que quede firme alrededor de toda la vela y ponemos todo en el congelador. Cuando lo hacemos decimos las siguientes palabras: “A partir de hoy, te alejas de mí, no tienes poder sobre mí, ya no me ves”. Se deja la vela con la foto durante el tiempo que queramos tener alejada a la persona. Es conveniente además envolver la foto y vela con algún plástico para que no se moje.

  1. Ritual de congelamiento con cabellos contra le envidia:

Este ritual se hace para que alguien nos deje de tener envidia. Las personas envidiosas realmente pueden intervenir en nuestro mundo energético así que es útil tenerlas bastante lejos. Este ritual es simple. Se toma un poco de cabello de esa persona y se mete dentro de un vaso de plástico lleno hasta el tope con agua, al hacerlo debemos decir las siguientes palabras: “No puedes acercarte a mí, la armonía hace que te sientas mal de criticarme, lo tuyo es bueno”. Luego se pone ese vaso dentro del congelador. Al hacerlo decir las siguientes palabras: “Aquí queda tu envidia hasta que yo lo decida”. Dejar el vaso en el congelador el tiempo que queramos, hasta que sintamos que la envidia de la otra persona desaparece.

  1. Ritual de congelamiento para olvidar un gran amor:

En este caso el ritual se hace para olvidar a una persona que quisimos mucho y que extrañamos, y no podemos olvidar. Para hacerlo necesitamos una foto tuya y otra foto de esa persona a “congelar”. Se enciende una vela blanca y se pone la foto de quien queremos olvidar boca abajo y la tuya boca arriba. Se enciende la vela y dices las siguientes palabras: “A partir de hoy me libero totalmente del poder que me tiene aferrado/da a… (decir su nombre)”. Se deja la vela encendida aproximadamente diez minutos. Luego se toma la foto de él y se mete dentro de una bolsa de color negro. La bolsa se mete dentro del congelador entre el hielo, al hacerlo se dicen las siguientes palabras. “Por el poder del agua, te congelo para que ni en pensamientos te acerques, para que ni en imaginación te acerques, para que te quedes lejos de toda emoción.” Cerramos el congelador y volvemos a encender la vela. Ahora pones tan sólo tu foto boca arriba y dices: “Mi valor supera cualquier obstáculo”. Se deja la vela encendida durante diez minutos. Luego se guarda la vela en un lugar que nadie la vea. Al otro día y todas las noches hasta que se acaba la vela debemos poner nuestra foto delante de ella y repetir la frase: “Mi valor supera cualquier obstáculo”. Dejar diez minutos la vela encendida cada vez. No conviene que sea ni una vela demasiado grande ni demasiado pequeña. Al menos tres días debes encender la vela. Cuando la vela se termina enterrar los restos. La foto tuya  que utilizaste para el ritual debes guardarla y tratar de no mostrarla, al menos hasta que olvides a esa persona. Un ritual que tiene sus pasos pero muy efectivo.

Aquí te mostramos tres rituales de congelamiento muy interesantes. Esperamos te haya servido nuestro artículo.

Recursos Recomendados:

Lee Cómo Aprender a Usar La Magia para Recuperar, Dominar Y Amarrar a tu Pareja

hechizodeamor2

Reply