Cinco mudras fáciles y muy potentes

Aquí te dejaremos cinco mudras que son muy interesantes y que poseen un efecto muy potente sobre el ser humano. La palabra mudra significa postura, también se puede traducir como signo, es decir el signo que se realiza con el cuerpo. Si bien los mudras son posturas que pueden hacerse con cualquier parte del cuerpo, por regla general esta palabra se aplica a las posturas que se realizan con las manos. Así como las asanas son las posturas que se realizan con el cuerpo.

Estos dos términos provienen de yoga y son palabras que tienen su origen en el sánscrito.

Se supone que un tipo de postura realizado con las manos tiene un efecto sobre una persona, tanto en el aspecto físico como en el aspecto emocional.

Existen muchos tipos de mudras, hay mudras que sirven para reponer fuerzas, es decir cuando se está cansado o un poco deprimido.

Hay mudras para relacionarse mejor con las personas, mudras para superar las penas del pasado, mudras para fortalecer el carácter, mudras para ciertos proyectos que queremos que se realicen y mudras para relacionarse directamente con la fuente divina.

Las manos poseen muchos centros de energía y la terminación de las líneas de energía que utiliza la acupuntura.

Realizar un mudra, es decir poner las manos de determinada forma y mantener esa postura un tiempo determinado, tendrá un efecto psicológico, físico, y energético.

Generalmente un mudra se sostiene como mínimo tres minutos y se aplican determinadas respiraciones.

Algunas preguntas que puedes hacerte con respecto este tema

¿El yoga es algo científico o es sólo una superstición?

Actualmente se ha comprobado que las posturas de yoga producen determinados efectos físicos que tienen cierto aval científico. En muchos países del mundo el yoga se estudian en universidades y los profesores de yoga reciben un título como cualquier profesional.

Lo cierto es que la práctica de yoga es un sistema que se ha desarrollado a lo largo de miles de años y que primeramente se transmitía de maestro a discípulo para luego, sobre todo en el siglo XX, popularizarse.

Hay muchas ramas del yoga, existe el yoga para la mente, el yoga para el cuerpo, el yoga de la devoción, y a su vez muchas ramas dentro de cada yoga.

Para los orientales es muy fácil tomar a todas estas disciplinas como algo totalmente natural porque es algo que practican desde hace muchísimo tiempo.

También es cierto que con la popularización del yoga han aparecido muchos maestros que son fraudulentos. Eso es algo que sucede con cualquier disciplina que se hace popular.

Pero lo cierto es que todo lo que el yoga practica está debidamente comprobado, tanto las cuestiones relacionadas con el cuerpo físico, como las cuestiones relacionadas con la mente, en la cual podemos incluir la meditación.

Hay efectos muy particulares que se producen con las posturas de yoga, que incluso pueden curar enfermedades.

¿Cualquier postura con las manos puede ser considerada un mudra?

Algunos piensan que sí, que cualquier postura que realicemos con las manos durante un tiempo prolongado puede ser considerado un mudra. Sin embargo cuando hablamos de mudras nos referimos a posturas que ya han sido estudiadas en la antigüedad y que poseen un efecto determinado en la persona.

Para entender esto hay que saber de dónde vienen las posturas de yoga. Estas posturas fueron inventadas por antiguos yoguis hace miles de años. Se dice que una persona muy evolucionada y con un trabajo interior muy grande, puede encontrar una determinada postura corporal que tiene un determinado efecto.

En el yoga es común que muchas posturas tengan el nombre de su creador. Este creador vivió hace miles de años, luego esta postura se transmitió de maestro a discípulo hasta llegar a nuestros días. Es cierto también que muchas de las posturas tienen el nombre de la figura que se forma al hacerlas, así la postura del pez, es una postura de yoga que vista desde lejos asemeja a un pez.

En el caso de los mudras, muchos de ellos responden también a una figura, y en algunos casos muchos nombres corresponden al efecto que el mudra realiza.

Como sea, los mudras también han sido inventados por antiguos yoguis, es por eso que tienen mucho poder.

Generalmente cuando vemos a una persona meditando, podemos observar que esta persona tiene las manos puestas de una determinada manera. Esto no es casual, la forma en que una persona pone las manos cuando medita es en realidad un mudra que tiene que ver con el tipo de meditación que hace.

Así podemos observar en muchas estatuas de Buda y también en muchas pinturas, que éste se haya sentado con las manos sobre la falda uniendo la punta de los pulgares y haciendo que una mano descanse sobre la otra, este mudra se llama Dhyana Mudra en él la mano derecha reposa sobre la mano izquierda y su significado está relacionado con la energía femenina y la energía masculina.

En muchas estatuas hindúes podemos ver diferentes mudras. Es común ver la estatua de Buda en la india levantando la mano derecha en un gesto que es parecido al de ok que hacemos los occidentales. Ese mudra se llama vitarka mudra, el dedo de la mano derecha se cierra en círculo con el dedo índice y los otros tres dedos quedan abiertos. Este es un símbolo de la sabiduría, y utilizando este mudra lograremos adquirir mayor sabiduría, tanto para un problema específico como en cuestiones generales.

Artículos de interés

En nuestro sitio tenemos algunos artículos que pueden resultarte interesantes y que están relacionados con este tema. 5 muy buenos:

  1. Definición de la palabra mudra: En este pequeño artículo se expresa la definición de esta palabra.
  2. Tres buenas posturas de yoga: Aquí se dan tres posturas muy interesantes, explicadas paso a paso.
  3. Control de la energía por medio de la respiración: Esta es una de las bases principales de cualquier trabajo que se haga en relación al cuerpo y sobre todo si necesitamos realizar alguna postura, tanto una postura de yoga como la realización de algún mudra.
  4. Kriyas de ojos: En este caso se trata de ejercicios yoguis que se hacen con los ojos y que tienen un efecto beneficioso tanto a nivel físico como nivel espiritual.
  5. Qué es el yoga: Este es un artículo ideal para cualquier principiante, aquí se explica el origen de este antiguo arte y se dan algunas premisas para entenderlo más cabalmente.

Cinco mudras fáciles y muy potentes

  1. Apan mudra, mudra de la energía

Este mudra es muy conocido. Se lo debe hacer con ambas manos y es muy fácil, hay que unir el anular con el dedo medio y dejar los otros dos dedos, es decir el dedo índice y el dedo meñique estirados, debe quedar un pequeño hueco entre las manos, precisamente entre la unión del pulgar con el anular y el dedo medio.

Muchas estatuas hindúes están realizando este mudra. Puede hacerse entre 5 y 30 minutos. Se lo considera de la energía porque está relacionado con la energía del hígado, produciendo una especie de liberación de las toxinas acumuladas en él, y por lo tanto brinda más energía al cuerpo físico.

Se dice que brinda serenidad y si se practica durante mucho tiempo y en forma continuada ayuda a tener visiones.

Lo podemos realizar cuando nos encontramos con una baja de energía o deprimidos, también es útil cuando necesitamos proyectar algo y necesitamos ver internamente como se desarrollará el proyecto.

  1. Garuda mudra, el pájaro místico

Este mudra se realiza con las dos manos, apoyando la mano derecha sobre la izquierda y engarzándolas por los pulgares.

Puestas las manos así parecen dos alas de un pájaro.

Generalmente este mudra se completa si colocamos las dos manos sobre el plexo solar o cerca del ombligo.

Garuda es el Dios de los pájaros, este mudra es un gran activador de la circulación sanguínea y energética, equilibrando la energía de la mitad derecha e izquierda del cuerpo.

Favorece la digestión y ayuda cuando hay dificultades respiratorias. No es recomendable en casos de hipertensión. No debe practicarse más de cinco minutos por día.

  1. Mushti mudra o el mudra del puño

Este mudra es muy fácil de hacer, se trata simplemente de doblar los dedos hacia dentro y de colocar el dedo pulgar sobre el dedo anular, de manera que la mano quede cerrada en forma de puño. Se debe hacer con las dos manos y es muy útil para restablecer la energía del estómago, estimulando la digestión y ayudando en muchos casos contra el estreñimiento.

Desde el punto de vista psicológico es un mudra que ayuda muchísimo en las situaciones en que tenemos cierta ira y también en la que el miedo predomina.

Este mudra nos dará fuerza y si no sabemos controlar la agresión transformará esta agresión en una energía que permanece el cuerpo fortaleciéndolo.

Hay que tener en cuenta que cuando realizamos este mudra no debemos cerrar fuertemente la mano sino que es tan sólo cerrarla sin hacer fuerza, sin tensionar los músculos del brazo.

Si hacemos este mudra cuando tenemos ira debemos respirar profundamente y repetir una frase que calme nuestra ira, podemos decir “estoy tranquilo y estoy relajado ahora mismo”.

Si practicamos este mudra en situaciones donde tenemos miedo, en cambio, debemos decir “soy valiente y me enfrento a lo desconocido sin problema”.

Este mudra puede ser practicado tres veces al día durante 10 minutos.

  1. Mukula mudra o el mudra de la mano de pico

Este es un mudra también muy sencillo de hacer, se apoyan los cuatro dedos de la mano en el pulgar, de manera que queden las puntas unidas.

Este mudra es utilizado de muchas maneras, puede ser utilizado con lo que sería la punta de los dedos hacia el cielo para recibir la energía que viene del cosmos, puede ser utilizado también aplicando la punta de los dedos en algún lugar del cuerpo en donde sintamos dolores, o donde nos sintamos tensos y también donde nos sentamos debilitados.

La energía de la mano se junta en los cinco dedos y es aplicada en diferentes partes del cuerpo, por ejemplo podemos aplicarla en los pulmones moviendo la mano de derecha a izquierda; podemos poner la mano, una sola mano o las dos sobre el estómago cuando tenemos algún malestar en esa zona; lo mismo puede hacerse sobre los riñones utilizando la mano correspondiente al lado en donde sentimos la molestia.

Es decir que este mudra es una especie de recolector de energía y de distribuidor de energía.

En todos los casos no se aconseja hacer este mudra por más de 10 minutos.

Pueden hacerse diferentes sesiones en el día, no más de cinco, durante cinco minutos en diferentes partes del cuerpo.

También puede utilizarse para realizar una meditación, se pone cada mano encima de la pierna correspondiente, se respira profundamente, y se mentaliza que recibimos la energía del cosmos penetrando por la yema de los dedos.

Además es un mudra que es bastante purificador, así que si queremos repetir alguna afirmación mientras lo hacemos podemos decir “me libero de toda suciedad”.

  1. Atmanjali mudra o mudra de la oración

Este también es uno de los mudras más sencillos y de los más potentes.

Se encuentra en todas las culturas, en todas las religiones y es el mudra que se realiza cuando procedemos a efectuar una imprecación al cielo.

Los antiguos celtas y los pueblos germánicos utilizaban este mudra.

La forma correcta de hacerlo es juntar las dos manos palma con palma en el Chakra del corazón dejando una pequeña cavidad entre ambas manos.

Los dedos pulgares deben estar apoyados sobre el dedo índice y tocarse por los lados.

Este mudra otorga paz y clarificación. Estabiliza a una persona tanto física como emocionalmente. Además si ponemos las manos de esta manera a la altura del corazón, respiramos profundamente, y elevamos una plegaria al cielo, inmediatamente sentiremos un efecto de tranquilidad y de relajación en todo el cuerpo.

Este mudra puede ser utilizado cuando pedimos al cielo cualquier cosa, desde algo material hasta algo espiritual.

Al colocar las manos sobre el pecho estamos uniendo todas las energías a la altura del corazón, lo que significa que estamos conectándonos con la parte más profunda de nuestro ser.

hechizodeamor2

Comenta: