Cómo distinguir una enfermedad común de una brujería

Nos llegan muchas preguntas a nuestro sitio de personas que quieren saber cómo distinguir una enfermedad común de una brujería que piensan le han hecho.

En este artículo te daremos algunas pistas para que puedas saber si has sido embrujado o tu enfermedad es una enfermedad común.

En primer lugar hablaremos de lo que produce la enfermedad: La enfermedad es producto de un desequilibrio, este desequilibrio sin duda primero viene de nuestros propios problemas internos que al no poder ser resueltos van generando un malestar que con el tiempo se transforma en molestia y luego en enfermedad. Si no escuchamos nuestro cuerpo es probable que esa enfermedad se agrave hasta ser un verdadero problema.

Por eso, primer paso para resolver cualquier enfermedad es buscar siempre estar armónicos.

Pero si la pregunta es cómo distinguir una enfermedad común de una brujería debemos decir que este estar desequilibrados es lo que abre las puertas a que otro ponga su energía para provocarnos un daño.

Porque no hay daño que se le pueda hacer a alguien que se encuentra equilibrado y protegido.

Cómo distinguir una enfermedad común de una brujería: qué detenerse a observar.

Te dejamos aquí algunas pistas para saber qué mirar.

Si la enfermedad es una enfermedad común y habitual lo más probable es que se haya producido por tu propio desequilibrio.

Puede ser una brujería o alguien que ha querido perjudicarte si la enfermedad viene con síntomas extraños que no corresponden al síntoma general de la enfermedad. Ejemplo: si te enfermas de la garganta pero antes de que se produzca el cuadro tienes dolor de manos o de otra parte del cuerpo que no tiene nada que ver con la garganta.

Porque un ataque para enfermar a alguien siempre busca la debilidad de esa persona, por lo tanto si primero te duele algo y luego te sobreviene la enfermedad en otro lugar que no era el que te dolió primero, es porque el mal estaba buscando tu punto débil, lo buscaba y luego lo encontró.

Otra cuestión a tener en cuenta es si en el momento antes que te sobreviene la enfermedad tu malestar iba dirigido hacia alguna situación o algo en especial. Si esto era así y lo sientes algo muy extraño puede ser que la enfermedad haya sido provocada por un ataque psíquico.

También, por supuesto, si te sientes enfermo y los médicos no tienen ninguna explicación para ello, es probable que sea producto de un daño.

Sin embargo debemos decir que los ataques psíquicos son muy escasos, generalmente es nuestra mente la que nos juega malas pasadas o son enfermedades comunes las que nos atacan. Tan sólo el cinco por ciento de los daños son tales, el resto es fantasía. Así que lo primero que debes hacer para saber cómo distinguir una enfermedad común de una brujería es alinearte contigo mismo, ser feliz y relajarte. Pues de esta manera alejas los problemas psicológicos por un lado y por el otro te proteges con tu energía de armonía.

Te dejamos aquí un artículo que habla de cómo distinguir una enfermedad común de una brujería, esperamos que te haya servido de ayuda. Aquí un ritual  de protección.

Cómo distinguir una enfermedad común de una brujería

Recursos Recomendados:

Lee Cómo Aprender a Usar La Magia para Recuperar, Dominar Y Amarrar a tu Pareja

hechizodeamor2

Reply