Cómo limpiarse de una brujería

Si tenemos la sensación que hemos sido embrujada,  tenemos que pensar en cómo limpiarse de esta brujería que se nos ha hecho.


En primera instancia debes saber los síntomas del embrujamiento. En otros artículos ya hemos hablado de esto: sentir los párpados pesados, dolores de cabeza repentinos y energía deprimente sin ninguna razón, son algunos de los síntomas. Pero de lo que nos debemos valer siempre es de nuestra intuición , si nuestra intuición nos dice que hay alguna fuerza maléfica rondándonos o sentimos realmente aprensión es porque alguien pudo habernos hecho un mal algo y cada uno debe saber cómo limpiarse  de esa brujería.

Si quieres saber cómo protegerte  de hechizos y embrujos de brujas o magos negros, en este artículo desarrollamos la idea de cómo protegernos por medio de un escudo protector, algo fácil de hacer  y que puede ser muy efectivo.

Sin embargo aún tomando la precaución de la protección podemos sentir que nos han embrujado. Quizá te han invitado a una casa y al salir sentiste que algo negativo quedó en ti y no puedes sacártelo o tal vez te has puesto a conversar con alguien y también sientes que no puedes sacarte de encima esa sensación desagradable. Es probable que hayan realizado algún tipo de brujería contigo. Si no lo han hecho igualmente este método para limpiarte de una brujería te servirá igual, porque limpia de toda energía negativa que nos hayamos contagiado.

Método para limpiarse de una brujería.

Este método es muy antiguo y era utilizado por algunas religiones, con algunas variantes.


La mezcla para limpiar brujería se compone de los siguientes elementos: tres cucharadas de incienso en polvo, dos cucharas de benjuí en polvo, una cucharada de romero seco, una cucharada de mirra, siete hojas secas de ruda macho.

Mezclar todo de forma que quede una mezcla uniforme, partir las hojas de ruda, desmenuzar el romero, mientras lo hacemos decir:”Por el amor de Dios a todas las criaturas vivientes, por esa protección que nunca falta, que esta mezcla me ayude a espantar todo mal que se cierna sobre mí, así sea”.

Luego quemar este incienso con un carboncillo de los que se utilizan para tal fin. Que el carboncillo sea de buena calidad ya que necesitamos que no se mezclen las impurezas del carbón con la mezcla para limpiarnos. Una vez que lo encendemos realizar el siguiente procedimiento:

Poner la cabeza de manera que el humo nos dé en la nuca y en la frente y decir: “Me libero de todo mal”.

Luego poner el pecho , la espalda y repetir  la frase. Así hacer con todas las partes del cuerpo, una a una, tratando de que el humo nos dé en todas las zonas. No es necesario estar sin ropa, si piensas que has sido embrujado y llevabas una ropa cuando ésto sucedió aconsejamos ponerse esa ropa para realizar la limpieza.

Hacer el procedimiento hasta que sintamos cierto alivio. Es conveniente hacerlo de día, cuanto más temprano a la mañana mejor, aunque tiene que ser realizado cuando ya el sol se vea en el horizonte. Realiza esta limpieza durante siete días, comienza un sábado y no le cuentes a nadie que lo estás haciendo.

Al cabo de un tiempo muy corto sentirás alivio. El embrujo no tendrá poder sobre ti.

Ver también:

Si querías saber cómo hacer para limpiarse de brujería negra aquí te dejamos un método, recuerda que la mejor protección es el pensamiento positivo y amoroso. Te deseamos suerte y alegría.

Cómo limpiarse de una brujería

Cómo limpiarse de una brujería

Speak Your Mind

*