Crear un hogar atractivo de acuerdo al Feng Shui

Aquí te hablaremos sobre cómo crear un hogar que sea atractivo pero que también esté acorde a algunas reglas del Feng Shui.

El Feng Shui es el arte milenario de la antigua China que tiene en cuenta las energías de la tierra para crear una armonía en el hogar o en el ámbito del trabajo.

Cualquier habitad es lugar adecuado para aplicar estas reglas.

Los orientales descubrieron que el mundo, al igual que las personas, posee líneas de energía. Estas líneas se denominan líneas del Chi o Qi y son aquellas que gobiernan energéticamente el flujo de la energía terrestre. Estar en armonía con este flujo es lo que hace que podamos tener buena salud y se afirma que aún hace que tengamos buena suerte, ya que una incorrecta forma de situarnos en el mundo, en desarmonía con las líneas de energía, hará que muchas cosas malas nos pasen.

En oriente se considera que hay un tipo de decoración que ayuda a estar en armonía con este entramado energético. El Feng Shui es el que se encarga de dar las reglas para esta decoración.

Como todo fluye en el universo, la decoración del Feng Shui es en realidad un compendio de diversas estrategias para que la energía esté armónica dentro de nuestro hogar.

Este compendio, este conjunto de reglas hace que el flujo energético no se trabe, siendo así las personas que viven en esos ambientes se sentirán mejor y vivirán en buena salud y armonía.

En occidente no se tiene en cuenta estas cuestiones pero en oriente este arte milenario está muy arraigado. Las personas decoran sus casas e inclusive las construyen teniendo en cuenta los consejos de una persona que se dedica al Feng Shui.

Algunas preguntas que puedes hacer con respecto a este tema:

¿No es el Feng Shui una de las tantas supersticiones de oriente?

No. Oriente a diferencia de occidente tienen muchas corrientes místicas que se encuentran oficializadas. O casi oficializadas. Entre ellas podemos destacar lo que se llama medicina china, el arte del Feng Shui, el I Ching y tantas otras disciplinas que se encuentran entre lo místico y lo racional.

Para entender esto hay que saber que los orientales piensan de un modo muy distinto a los occidentales. Ellos ven el mundo en forma más holística. Allí la razón no es la que tiene la supremacía sino que la imaginación y el sentimiento aunados con el estudio de los símbolos ha adquirido mucho desarrollo, al punto de que muchas disciplinas que tienen más de 5000 años son tomadas como nosotros tomamos a la ciencia en occidente.

En el caso del Feng Shui si bien no es una ciencia oficial, es de uso común y nadie en oriente duda de sus premisas.

Durante más de 5000 años el hombre ha edificado sus casas siguiendo esta antigua costumbre. Las personas que se dedican a “medir” el Chi de un hogar y la forma de los mismos, son altamente  respetadas.

En China hay escuelas del Feng Shui  y esta tradición impide que existan personas que se dediquen a engañar a otros.

En oriente el Feng Shui es casi una religión por lo tanto posee un código moral y ético que rara vez es quebrantado.

En base a esta seriedad es que este arte se ha desarrollado.

En occidente es todo muy diferente. El Feng Shui que conocemos aquí es una transpolación de aquel oriental y aquellos que lo practican muchas veces no tienen la suficiente experiencia. Es por eso que en occidente puede no ser tomado demasiado en serio.

¿Puedo mejorar mi salud por medio del Feng Shui?

Por supuesto.

Se ha comprobado que una mala posición de la cama impide no sólo que una persona duerma ben sino que a la larga puede provocar una enfermedad incurable.

Las reglas del Feng Shui aplicadas correctamente logran que haya buena salud en los integrantes de una casa y además que exista una correcta armonía entre ellos.

Por ejemplo una habitación mal ubicada puede hacer que uno de  los conyugues tienda a salir del hogar con mucha frecuencia lo que puede provocar problemas matrimoniales.

La cocina cerca del baño provoca que las personas estén consumiendo sus propios deshechos (hablamos energéticamente), esto a la larga producirá alguna enfermedad en uno de los integrantes.

Las áreas de descanso y de actividad de la casa estructuran el flujo de la energía de manera que las personas que viven en ella puedan utilizar los espacios de acuerdo a la función para lo que fueron concebidos. Es decir la habitación para descansar, la cocina para alimentarse, etc., etc. Si algún espacio está mal ubicado o la energía del mismo no circula correctamente no sólo se verá afectada esa parte de la casa sino la actividad que los miembros realizan en la misma, provocando problemas que pueden terminar en enfermedades.

Algunos artículos relacionados

En nuestro sitio tenemos algunos artículos que están relacionados con este tema. 5 que te pueden interesar:

  1. Elementos esenciales del Feng Shui: Algunos elementos que se consideran los más importantes a tener en cuenta en el arte del Feng Shui.
  2. Elementos de limpieza y Feng Shui para la casa: A veces necesitamos limpiar nuestro hogar energéticamente, aquí se dan instrucciones para hacerlo de la mejor forma.
  3. La esencia del Feng Shui: En este artículo se habla de lo primordial, de lo que es más importante en este antiguo arte.
  4. Objetos auxiliares del Feng Shui: Hay objetos especiales que se utilizan en este arte. Aquí se listan los más importantes y se explica cómo utilizarlos.
  5. El Pa Kua del Feng Shui: Este es un objeto que se usa para la orientación de los cuartos en una casa y de las distintas zonas de la misma. Puede usarse tanto para construir una casa como para mejorar la ya construida.

Algunas reglas para crear un hogar atractivo de acuerdo al Feng Shui

Colores

En la arquitectura tradicional los colores están determinados por la paleta que el arquitecto o el diseñador decida utilizar. Si no tenemos quien nos aconseje utilizaremos cualquier color. Lo cierto es que el color es algo muy importante y determina cómo se comportaran las energías en nuestros ambientes. Elegir un color equivocado puede ser fatal. Es por esto que el Feng Shui tiene algunas reglas para el color.

En principio hay colores más yang es decir más activos: esto son el rojo, el amarillo y el naranja. Tienen que ver con el éxito y la suerte, es decir que son adecuados para activar zonas que necesitan que la energía circule.

Luego tenemos colores más yin , es decir pasivos o femeninos; son el azul, el verde y las gamas más oscuras del violeta. Estos colores se usan en los lugares en que queremos que la energía se detenga, es decir lugares para relajarnos.

Siguiendo esta idea es interesante pintar una cocina de color naranja y un dormitorio de color azul. Pero no viceversa.

Algunas características de los colores:

  • Amarillo: Estimula la actividad y los impulsos internos. Es decir que es un buen color para levantar el ánimo y refrescar las zonas que se encuentran más aletargadas de la casa.
  • Rojo: Es un color puramente estimulador, da energía y genera cierta intranquilidad por lo cual debe usarse con mucho respeto. Es decir sin utilizarlo en grandes superficies.
  • Blanco: Se considera que este es un color muy yang, por lo tanto dará fuerza y estimulara a la actividad. No es bueno para usar en ambientes donde necesitemos relajarnos.
  • Azul: Un color para relajarse. La energía con este color logra permanecer en un mismo lugar por mucho tiempo alentándose. Por lo tanto este efecto se hará sentir en las personas que se encuentran en este ambiente.
  • Verde: Es un color que hará que la energía permanezca estable. Es decir ni muy lenta ni tan acelerada, por lo tanto es útil para los lugares en que necesitamos algo intermedio.

Hay algunas reglas que debes observar para los colores: En principio no toda superficie grande debe ser pintada de un mismo color. A veces conviene dividir un ambiente. Combinar las superficies grandes con las pequeñas generando algunos contrastes puede ser una buena idea. Por ejemplo en una pared azul marino puede haber algún objeto o parte de la pared que sea de color blanco. De esta forma la energía yang se dirigirá al blanco absorbiendo todo el ying y el cuarto adquirirá tranquilidad pero con cierta actividad. Esto es tan sólo un ejemplo.

En ambientes pequeños es aconsejable usar un solo color.

Partes del hogar

En una casa tenemos muchas partes: la entrada, la habitación, la cocina, un pasillo, el balcón, etc.

Cada parte debe ser estudiada en particular.

Para el Feng Shui hay algunas reglas que debes seguir que te las dejamos a continuación:

  • Reglas para la entrada de una casa: En todos los libros de Feng Shui se insiste con que el pasillo de entrada debe estar libre de cualquier objeto. Es decir no deben haber floreros, macetas ni nada que se interponga a la entrada. Si el pasillo es muy largo puede acortarse la distancia con algún espejo, pero nada más. Cuanto más libre se encuentra la puerta mejor será para la circulación energética de la casa, ya que la puerta es como si fuera la boca por la cual entran los alimentos.
  • Reglas para el living: Aquí es importante que el color de las paredes sea relajante, una chimenea en una de las paredes puede ser de buen gusto y si el living está en el centro d el casa hará que toda la casa respire por allí, lo cual es bueno. No deben superponerse ambientes en un living, es decir no debes poner una mesa para trabajar u otra cosas que disperse la energía de paz y tranquilidad. A veces muchas personas ponen la tv aquí, pero es mejor tener un cuarto separado para la tv y el video games o computadoras.
  • Reglas para el dormitorio: La habitación es una de las zonas más importantes de la casa. Debe ser tranquila porque allí descansarás. No debe tener espejos y la puerta debe estar alejada de la cama. El respaldo de la misma debe ser grande y fuerte apoyado en la pared más ancha. La habitación debe estar alejada de la entrada de la casa. No debe tener muebles con ángulos muy rectos. Se deben evitar los cuadros con colores fuertes en las paredes. No se debe tener grandes placares, si tienes un armario que no sea de embutir este debe ser proporcional al cuarto. Si el armario es embutido en la pared puede ser grande pero sus puertas no deben ser de colores fuertes, es decir deben estar en armonía, como si estas fueran una pared más. Las lámparas no deben ser demasiado luminosas.
  • Reglas para la cocina: La cocina es uno de los lugares más yang de la casa. Es decir que tiene que tener colores activos. Sin embargo no hay que exagerar pues si no se equilibra adecuadamente la familia puede pasarse todo el día en la cocina comiendo. Es importante que todo esté muy ordenado y en perfectas condiciones de limpieza. Los espacios deben ser bien planificados para que haya lugar para todo lo que necesitemos. La pileta para lavar debe estar bajo la ventana. Se recomienda una cocina a gas, pues el fuego producido por este elemento es mejor que el que produce una cocina eléctrica. Debe tener una buena ventilación. Debe tener una sola puerta de entrada y estar perfectamente ventilada.
  • Reglas para el baño: Antiguamente el baño se ubicaba fuera de la casa. Si es posible tenerlo allí sería algo muy bueno. Si no, la ubicación perfecta del baño es en el lugar más disimulado de la casa. Lejos de la cocina y también de los lugares más activos de la casa. Es ideal que un pasillo vaya directamente al baño, se esa manera la energía se dirige hacia allí con un solo fin específico, es decir el de los deshechos. La puerta debe ser pequeña si queremos tener prosperidad en nuestro hogar. El baño tiene que estar perfectamente ventilado y con una muy buena iluminación.

 

Aquí te dejamos algunas reglas del Feng Shui, muy simples, hablamos sólo del color y de los ambientes , claro que hay mucho más para tratar, el Feng Shui es muy complejo. Esperamos te hayan servido estas palabras.

hechizodeamor2

Reply