Curar con palabras

En este artículo hablaremos de cómo curar con palabras, algo que todavía se hace y que viene de una antigua tradición.

¿Es posible curar con palabras? Sí. Es posible cualquier tipo de curación por medio de la palabra, claro que hay que diferenciar bastante entre los falsos curadores y los verdaderos.

En la búsqueda de curación las personas prueban muchísimas cosas y se encuentran lamentablemente con muchos falsos curadores. Es posible encontrarse con verdaderos curadores , que utilizan la palabra para realizar sus milagros, pero debemos advertir que son pocos los verdaderos y hay abundantes falsos que lucran con la confianza y la buena fe de las personas.

Dicho esto analicemos por qué es posible curar con palabras y cómo se realiza este prodigio.

Curar con palabras: tradición chamánica

Debemos decir que el origen de la curación por medio de la palabra se lo debemos a los chamanes. Ellos fueron los primeros que utilizaron determinadas palabras para curar.

El chaman o brujo de las antiguas tribus hacía sus imprecaciones y decía determinadas palabras para sacar el mal del enfermo.

Sea que existía una verdadera posesión maléfica o que la enfermedad tuviera sus orígenes energéticos, el chaman lograba, por el acto de decir palabras en determinado tono y en determinado momento de un ritual, extirpar la enfermedad del cuerpo del enfermo.

EL chaman era un ser excepcional y seguramente podía ver el cuerpo energético del paciente, además, el poder de la palabra y determinada pronunciación y sonido podían sacar una energía negativa del cuerpo enfermo.

Esta técnica se sigue utilizando en nuestros días. La palabra puede curar por la forma en que está dicha y la vibración de esa palabra puede lograr sacar una energía negativa o destrabar algo energético para que las fuerzas curativas circulen.

Esto es verdad y aún hoy día es posible.

Curar con palabras: El poder de la oración

Otra de las posibilidades de la curación por medio de la palabra es la oración. Se sabe que hay personas que se han curado milagrosamente practicando determinada oración.

Los mantras en oriente se realizan para elevar las vibraciones de una persona y cualquier mantra puede ser fuente de curación.

Aun más potente es la práctica de la oración dicha por un curador. Un curador que se eduque en la práctica de la oración y en la verdadera fe, puede por medio de su palabra dicha en oración curar a una persona. Esto está demostrado, aunque repetimos no siempre funciona debido a la actividad de falsos curadores.

La oración produce una determinada vibración que está asociada al orden divino, por lo tanto esta vibración también puede poner en orden el cuerpo de una persona y llevarlo a la curación.

Los sanadores que lo hacen a través de la plegaria pueden utilizar cualquier oración de acuerdo a su creencia y su credo, pero lo importante es que esa oración sea dicha de determinada forma y con fe. La fe unida a la palabra logra la curación del enfermo.

Aquí te hablamos de curar con palabras y de cómo es posible que existan estas milagrosas curaciones, esperamos que te haya servido nuestro artículo.

Curar con palabras

Curar con palabras

hechizodeamor2

Reply