El ángel de la guarda

Muchos pueden preguntarse quién es el ángel de la guarda. ¿Existe o es un mito?¿Cómo considera el esoterismo y la brujería este tema? ¿Por qué es un idea que persiste, que sigue estando y circulando a lo largo del tiempo y de la historia?

Dice la ciencia esotérica sobre el ángel de la guarda que este es un ser del otro mundo, inmaterial, que vida tras vida y encarnación tras encarnación acompaña al ser humano para que realice su plan evolutivo.

El ángel es como un amigo, buen consejero, que cuida al ser pero que no puede intervenir modificando su destino.

Todos tenemos un buen amigo, los poetas han resaltado la amistad y muchos han cantado a eso. Si te interesa aquí tienes poemas sobre la amistad, que es lo más parecido al ángel de la guarda que poseemos en esta vida.Ya que también un amigo debe permanecer a veces mirando cómo nos equivocamos sin intervenir en nuestra vida.

Cómo convocar al ángel de la guarda

Muchos dicen que el ángel de la guarda puede ser convocado. Todos los niños del mundo aprendieron una frase en verso para que el ángel los proteja.

Un ángel es ante todo un ser espiritual , no es sólo una presencia, por lo tanto es posible mantener un dialogo invisible con cualquier ser espiritual. Si es el ángel de la guarda más fácil hacerlo pues él nos conoce y nosotros, aunque sin saberlo conscientemente, también lo conocemos.

Dicen que quién conozca el rostro de su ángel de la guarda puede hacer grandes milagros. El rostro del ángel de la guarda es nuestra otra parte, nuestra mitad más pura. Conectarse con él es conectarse con esa parte nuestra.

Todo esotérico sabe que las palabras dichas no sirven de nada si no se pone la intención justa al decirlas.

Para convocar al ángel de la guarda, sea la frase que tu elijas, tienes que convocar la energía más pura y elevar la vibración interna a algo que consideres especial y sublime.

Por ejemplo podemos utilizar esta frase: “Ángel de la guarda, que siempre me acompañas, protégeme por siempre, escucha mis plegarias”

Luego de esto podemos decir un deseo o algo que necesitemos concretar. El secreto para que nuestro ángel de la guarda nos escuche no son las palabras sino que pensemos en ese ser que nos acompaña vida tras vida y que está a nuestro lado. Si mentalizas profundamente ese ser descubrirás que lo conoces, descubrirás una presencia a tu lado, generalmente un poco más atrás de ti en el costado izquierdo de tu cuerpo a cincuenta o sesenta centímetros de distancia.

La mejor forma además de hacer este ejercicio es cultivar la pureza en todas sus manifestaciones, tanto en el pensamiento, como en el sentimiento, como en el obrar, cuanto más puros más podremos contactar con esa energía. Ya que un ángel es siempre un ser que está en máximo estado de pureza.

¡El ángel de la guarda un gran amigo!

Ángel de la guarda

Ángel de la guarda”

Recursos Recomendados:

Lee Cómo Aprender a Usar La Magia para Recuperar, Dominar Y Amarrar a tu Pareja

hechizodeamor2

Reply