El oráculo del sí o el no

Hay muchos tipos de oráculos, el oráculo del sí o el no, es el más sencillo. Constantemente nos estamos respondiendo preguntas a nosotros mismos. La preguntas más básicas se responden con un sí o un no. Los cuentos infantiles, las historias de hadas y de gnomos, los cuentos donde hay un malo y una sorpresa siempre tienen un momento en que el protagonista tiene que optar entre sí o no. El más famoso es el de Caperucita Roja donde la niña tiene que elegir qué camino tomar, tiene que elegir si creerle al lobo o no creerle.


Un maestro chino llevaba siempre una moneda entre sus dedos. Era una moneda muy especial, tenía tallada en una cara a un dragón y en la otra a un perro. En china el dragón es sagrado así que el maestro tomaba a esta figura como un sí y al perro como un no. El maestro cuando tenía una duda hacia girar la moneda y de acuerdo cómo caía tomaba sus decisiones.

Dicen que una vez este gran maestro, que era muy pobre, curó al hijo del un mandarín. En agradecimiento el mandarín le ofreció regalarle una casa. El maestro dudó si era correcto o no aceptar el regalo y tiró su moneda al aire, calló “perro” y el maestro rechazó la casa y siguió viviendo en su pobreza.

Cuando le preguntaron por qué había dudado, el maestro dijo que nadie sabe hacia dónde conducen los misterios de la vida y de la muerte, “…quizá esa casa tenía una escalera, estoy muy viejo, podría haberme caído de la escalera y haber muerto ¿de qué hubiera valido el regalo?”

Los oráculos generalmente pueden decir más cosas que sí o que no, pero muchas veces debemos elegir entre esas dos opciones. ¿Me quiere o no me quiere? ¿Debo ir a visitarlo o no? ¿Debo llamarlo por teléfono o no? ¿Debo vestirme como una mujer recatada o como una mujer desvergonzada?

Hay un dicho esotérico que dice que el maestro siempre aparece cuando el discípulo está preparado, y hay otro dicho que dice que si hacemos la pregunta correcta, la respuesta llegará.


Cómo utilizar el oráculo del sí o el no

El método de la moneda es práctico y se puede usar en cualquier lado. Utilice una moneda común. Se le asigna un valor a cada lado de la moneda (generalmente la figura es sí, y el número es no) luego se cierra los ojos y se hace la pregunta, arrojamos la moneda y vemos el resultado. Este es un método práctico y sencillo.

Si queremos preguntar cosas más profundas podemos tomarnos tiempo para hacerlo y utilizar cartas españolas comunes. El sistema también es simple, se sacan las figuras (sotas, caballos y reyes) que no se utilizan, se mezcla el resto, se pregunta y luego se saca una carta. Si la carta sale impar es un no, si la carta sale par es sí. Pueden hacerse infinidad de preguntas, unas tras otras.

Hay oráculos muy complejos, que responden a dudas muy profundas, y hay otros muy simples. Este oráculo del sí y el no es muy simple ¿usted cree que es poco profundo? Yo no lo creo. Muchas decisiones importantes las tomamos con este sistema de sí y de no.  ¿Tengo que llamarlo por teléfono o es mejor no hacerlo? El oráculo del sí o el no puede ser la diferencia entre la felicidad o la infelicidad.

El oraculo del Sí o el No

Speak Your Mind

*