Equilibrio entre el yin y el yang en la vida

Aquí hablaremos sobre el yin y el yang, conceptos fundamentales de la filosofía oriental.También te daremos algunos consejos para que puedas equilibrar estas dos energías en tu vida cotidiana.

Decimos que este es un concepto fundamental en oriente. Todas las disciplinas orientales tienen esta división, este concepto dual de la vida y de los distintos órdenes que existen en el universo.

El yin y el yang está en todo: todos los procesos, todas las personas, toda la naturaleza posee estas dos energías. Se dice que la naturaleza crea todo a partir de lo femenino y lo masculino, es decir que no existe ninguna energía que esté fuera de esta división y aunque en principio puede parecer una división demasiado taxativa y rígida, en los hechos es todo lo contrario, ya que la teoría del yin y el yang dice que en todo lo yin siempre hay una parte yang y viceversa. Este concepto aporta una idea que es muy importante, y es que todo lo que existe en el universo posee las dos energías. Y este concepto además nos da ciertas pautas para entender cómo lo rígido y lo flexible, lo duro y lo blando, lo femenino y lo masculino, se complementan.

Muchas de las filosofías orientales saben de esta dualidad, y también de que siempre existen las dos partes en cualquier elemento. Entender la parte yin de un elemento yang es entender las claves del funcionamiento del universo, lo mismo entender que es lo yang que hay en un elemento yin. El sabio sabe ver estas dos energías y puede utilizar ese conocimiento para muchas cosas.

En nuestro sitio tenemos muchos artículos que hablan tanto del yin y el yang como de las filosofías orientales. 5 que te pueden interesar:

  1. Yin y yang: Los conceptos básicos para entender estás dos energías. Muy útil leer este artículo si no sabes nada sobre este tema.
  2. Las claves del I Ching: El I Ching es el libro de las mutaciones cuyos trazos y su filosofía se basa en el yin y el yang, muy importante entender cómo funciona este libro.
  3. Los 8 trigramas del I Ching: Aquí se explica muy profundamente cada trigrama que viene a formar los hexagramas del I Ching, símbolos formados por líneas yin y yang.
  4. Yin y yang de la vivienda: El Feng Shui también utiliza esta dualidad, aquí se explica un poco cómo la usa en el hogar.
  5. Qué son los pares de opuestos: Aquí se toca tangencialmente el tema del yin y al yang, importante para ampliar ciertos conocimientos sobre las polaridades energéticas.

Equilibrio entre el yin y el yang en la vida

3 consejos para lograr el equilibrio entre el yin y el yang en tu vida:

Aquí hablaremos de la vida cotidiana y de la forma en que las energías negativas y positivas, femeninas y masculinas puedan lograr un equilibrio.

  1. Equilibrio emocional:

El equilibrio emocional entre el yin y el yang no es fácil de lograr. Podemos identificar a las emociones de ira y de acción como emociones que son más yang, mientras que a los sentimientos más suaves y más puros los podemos identificar como yin. Debemos buscar un equilibrio en la vida de estas dos energías, si somos extremadamente emotivos y vamos siempre a la acción quizá debemos buscar ser más suaves, es decir hacer acciones que nos equilibren. Esto es lo que aconsejan muchos médicos chinos para prevenir enfermedades. Las emociones están relacionadas al carácter y el carácter está directamente relacionado con la salud de las personas. La búsqueda de emociones que no sean ni muy yin ni muy yang, puede ayudar a equilibrarnos. También si necesitamos algún polo, debemos encontrar cual es la actividad que nos gusta pero que se encuentra en el otro polo y nos equilibra.

  1. Equilibrio en los colores y formas:

Este equilibrio está referido tanto a nuestra vestimenta como al hogar. Los colores y las formas son muy tenidos en cuenta en oriente. La ropa debe ser armónica y por medio de ella podemos contrarrestar las tendencias exageradas. Es decir que si somos de un temperamento yang podemos atenuarlo con cierta ropa yin y viceversa. Claro que siempre hay que mirar el todo, y también es cierto que según la ocasión debemos elegir si estar más yin o más yang, pero cada persona tiene que observar en la vida como con sus objetos y con su ropa va equilibrándose. Hay muchos objetos extremadamente yang o yin, hay que saber combinarlos o deshacerse de ellos si sentimos que nos causan desequilibro. La moda dicta determinado peinado, determinada ropa y determinada forma de moverse. El que quiera estar en equilibrio va tener que encontrar la forma de que la moda no perjudique su equilibrio entre el yin y el yang. Hay personas que saben hacerlo intuitivamente pero hay otras que tendrán que investigar y animarse a hacer pequeños cambios.

  1. Equilibrio en la forma de dirigirse a los demás:

Este es el punto más difícil de lograr. Para tener un buen equilibrio energético hay que saber cómo dirigirse a los otros y detectar en los demás si son parte de una energía más yin o más yang. A partir de esto hay que dirigirse adecuadamente a cada persona. Esto se hace en forma intuitiva, pero necesita cierto análisis. Si siempre nos dirigimos a alguien en forma muy yang quizá debamos encontrar el equilibrio adecuado. Para esto no hay una fórmula, cada persona deberá observar su vida y deberá hacerlo teniendo en cuenta estos dos parámetros. Equilibrar la dirección de nuestras energías es muy importante. También detectar con que forma energética se dirigen a nosotros nos hará, además de más sabios, más astutos para saber cómo relacionarnos en forma más equilibrada. Para alguien interesado en el yin y el yang las relaciones no están exentas de análisis y cada persona irá haciendo los ajustes necesarios.

Un interesante tema, algunas pistas para poder estar más equilibrados entre el yin y el yang.

hechizodeamor2

Comenta: