Estrategias esotéricas para evitar a los vampiros emocionales

Se llaman vampiros emocionales a aquellas personas que tienen la particularidad de absorber tu energía.

Esto puede ser hecho en forma consiente o en forma inconsciente.

El vampiro es alguien que se alimenta de la sangre de los demás. Un vampiro emocional se alimenta de la energía que tú posees. Ellos son más comunes de lo que se piensa.

Hay muchas personas que necesitan rodearse de otras para absorber la energía de los demás.

Esto es así porque hay personas que no saben autogenerar su propia energía. Nos referimos a que hay muchos seres humanos que no saben conectarse con ellos mismos y desde esa conexión  autosostenerse energéticamente.

El problema consiste en que es difícil encontrar las bases para tener nuestra propia energía y siempre estamos buscando objetos o personas que nos den aquello que necesitamos para sentirnos seguros y a gusto.

El problema con los vampiros energéticos es que han establecido una serie de rituales para alimentarse de los demás, estos rituales con el tiempo se transforman en estrategias para manipular a los otros y estas estrategias casi siempre dan resultado.

Por otra parte las personas que absorben energía de los demás siempre encuentran a alguien dispuesto consiente o inconscientemente a brindar esa energía.

El esoterismo conoce los vampiros energéticos porque entiende del manejo de las energías, estas energías están en la naturaleza y en todas las personas.

El conocimiento de las fuerzas que nos gobiernan es antiguo, por medio de ese conocimiento podemos evitar que alguien tome nuestra energía y de alguna manera nos maneje.

Hay muchos métodos para protegerse, pero lo cierto es que lo primero que hay que hacer es reconocer que existen personas que se apoderan de nuestra vitalidad. Si no reconocemos esto es probable que no podamos aplicar el remedio que necesitamos cuando sentimos que quieren apoderarse de nuestra energía o cuando simplemente intervienen en nuestro campo energético personal.

Algunas preguntas que puedes hacerte con respecto a este tema:

¿Es posible que alguien se apodere de mi energía o es realmente un mito?

Todo el tiempo estamos tomando energía del entorno.

La naturaleza toma energía del sol, todo en el mundo es un tomar y dar energía.

En este sentido los humanos también tomamos energía de nuestro entorno. Y también de la misma naturaleza.

Ese tomar energía es un proceso natural.

Algunos llaman a esto la alquimia de la creación. Se dice que nada en el mundo está exento de intercambio.

De hecho ese intercambio energético es el que posibilita la vida, se dice que el amor es un intercambio energético profundo.

En ese intercambio existen personas que no saben tomar de la naturaleza lo que les pertenece y entonces se debilitan. Es como que no supieran alimentarse.

Cuando no pueden hacerlo como debería ser hecho en forma natural acuden a aquellas personas que se encuentran más cerca. Entonces toman la energía de esas personas y en vez de alimentarse de la energía de la naturaleza lo hacen de los demás.

Cuando una persona se acostumbra a este tomar de otros se va transformando popo a poco en una especie de vampiro. Y ya no tomará energía de la naturaleza sino que buscará nuevas “victimas” a quienes extraerle energía. Ese mecanismo no es un mito ni es una fantasía sino algo  que sucede en la realidad.

Lo cierto es que para entender este proceso debemos entender lo que es la energía de una persona y todo lo relacionado a los campos energéticos.

Si comprendemos todo esto podremos comprender el profundo significado de este proceso.

¿Es posible protegerse de una persona que es un vampiro emocional o que quiere perjudicarnos absorbiendo nuestra energía vital?

Sí, es posible por métodos sencillos resguardarnos de estas personas, ya sea que lo hagan a propósito o que lo hagan inconscientemente.

A lo largo de la historia los esotéricos descubrieron las reglas de la energía y como resguardar la energía propia.

Este resguardo exige la pericia de entender  cómo llevar adelante una protección energética a nivel de los cuerpos sutiles.

La persona que quiere protegerse puede usar diversos métodos. Ellos tienen como base el no dejar penetrar la energía que se ocupa de arrastrarnos, también hay que considerar que un buen mago saber sellar sus cuerpos para que nadie pueda introducirse a extraer vitalidad de alguno de ellos.

También y como medida principal el mago o esotérico tiene que detectar cuando una persona es un potencial vampiro energético.

Esto es algo que todos podemos hacer: detectar a las personas perjudiciales que intentan robarnos energía y mantenerlas fuera de nuestro campo de vida.

¿Cualquier persona puede protegerse de un vampiro energético o debemos ser especiales para poder hacerlo?

Para protegerse de aquellos que quieren robarnos energía hay que efectuar algunos métodos y rituales que están al alcance de todas las personas.

En este artículo te dejaremos 2 de estos métodos.

Lo que hay que saber es que el primer paso es detectar a los posibles vampiros emocionales, el segundo es intentar sacarlos de nuestras vidas y luego si esto no funciona podemos hacer algún ejercicio de protección.

Estos ejercicios cuentan tanto para una persona específica que quiera perjudicarnos como para cualquiera que ande por el mundo tratando de apoderarse de nuestra energía vital.

Los métodos no son muy complejos, eso sí debemos estar totalmente comprometidos con ellos para que funcionen.

Los vampiros energéticos buscarán la manera de quebrantar cualquier método utilizado, ellos tienen distintas estrategias que a primera vista pueden parecer estrategias psicológicas, pero que el buen esotérico las entiende como formas de minar la energía de protección.

Algunos artículos que pueden ayudarte a entender mejor ese tema, 5 muy interesantes:

  1. Técnicas de protección contra el mal: Algunas técnicas muy precisas no sólo contra vampiros energéticos sino contra algunas energías maléficas que pueden atacarte.
  2. 4 formas de protección esotérica: Hay muchas maneras, como dijimos antes, de protegernos. En esoterismo es común el ataque de brujos y otras entidades oscuras, en este artículo se habla de ello y se dan métodos precisos para evitar estos ataques.
  3. Substancias y plantas de protección: Hay algunas sustancias y plantas que son especiales y sirven para protegerte. Estas sustancias se utilizan de diversas formas, en este artículo se explican algunos de los métodos de preparación, así como algunos rituales específicos.
  4. Hechizo de protección: Hay muchas formas de protegerse, una de ella es por medio de un hechizo de protección, en este artículo se detalla uno que es bastante antiguo y que pertenece a la tradición oriental.
  5. Protegerse de los espíritus malignos: Es posible que aparte de querer protegerte de los vampiros energéticos, en algún momento necesites protegerte de algún espíritu que intenta entrometerse en tu vida. Aquí se explica la forma de hacerlo.

Estrategias y métodos para evitar los vampiros emocionales

Círculo energético de protección

Este es un método sencillo que todos deberíamos practicar. Consiste en crear un círculo energético para protegernos de aquellos que quieren acercarse para apoderarse de nuestra energía.

El mecanismo es sencillo. Debemos primero meditar en que alrededor nuestro existe un círculo blanco de luz que nos protege.

Ese círculo debemos imaginarlo en el suelo, puramente integrado de luz.

Es conveniente hacer este ejercicio a toda hora, pero también podemos realizarlo todos los días en un horario específico  como forma meditativa, en este caso debemos hacerlo sentados en posición de loto.

Al imaginarnos el círculo de luz, debemos decir internamente las siguientes palabras: “A este círculo de luz que me rodea sólo pueden entrar personas que hacen el bien.”

Luego debemos permanecer sintiendo esa presencia lumínica que nos rodea. El círculo debes verlo en el suelo y si puedes también debes imaginar que ese círculo se extiende como un tubo hacia arriba.

Luego cuando sientas que una persona se acerca a ti debes poder recrearlo.

Con el tiempo tendrás la práctica de hacerlo, sobretodo cuando sientas que alguien quiere acercarte para robarte tu energía.

Escudo de protección energético

En este caso procederemos a crear un escudo de protección para evitar que alguien robe tu energía.

De la misma manera que lo hicimos con el círculo de protección podemos efectuar este ejercicio tanto en movimiento o eligiendo un lugar y un horario determinados.

La continuidad es importante, es decir que es preferible poner un horario y efectuar este ejercicio cada día en ese horario. Sin embargo puedes hacerlo también en cualquier momento y dará resultados. Pues la idea es que poco a poco vayas logrando tener en tu interior las referencias a este ritual y la imagen que te ayude a protegerte en el momento adecuado.

Para crear un escudo de protección debemos conectarnos con nuestra energía luminosa. Debemos mentalizar a nuestro cuerpo físico y luego una capa luminosa a su alrededor.

Es importante centrarnos en la respiración y comenzar a meditar en esa imagen, a eso debemos agregarle la sensación de que esa capa se transforma en un cuerpo doble, una especie de luminosidad que es parecida a nuestro cuerpo físico y que sobresale 10 centímetros de él. Luego siempre aplicando respiraciones profundas debemos hacer que ese cuerpo se expanda en su luz hasta generar un escudo lumínico que nos cubra enteramente sobresaliendo medio metro por encima de nuestra cabeza y llegando hasta el piso.

Debes concentrarte y probar varias veces de hacer este ejercicio hasta que lo logres.

No es fácil al principio. Los pasos son los siguientes:

  1. Concentrarte en el cuerpo luminoso que sobresale 10 centímetros de tu cuerpo.
  2. Hacer que esa luz se expanda hasta formar una especie de esfera luminosa que te cubre.
  3. Luego debes sostenerte en esta imagen. Y hacer que ese escudo además de luminoso tenga la fuerza necesaria para que la oscuridad no pueda ingresar.

Este escudo puede utilizarse para varias cosas, para un ataque de alguna persona maligna o simplemente para protegernos cuando sentimos algunas energías no muy luminosas. Y sobretodo cuando sentimos que alguien intenta apoderarse de nuestra energía vital.

El procedimiento es convocar el escudo cada vez que sintamos que alguien se acerca a vampirizarnos.

¿Cómo reconocer a los vampiros emocionales?

Podemos tener algunas reglas y distintas formas de reconocer a aquellos que quieren quitarnos energías.

En principio la regla número uno es el cansancio que sentimos cuando estamos con alguien que nos absorbe energía. Eso ya debería ser una señal clara.

Otra señal clara es cuando no nos es posible tomar algo del otro. Es decir la persona que intenta tomar tu energía no da nada de sí, y esto es algo que podemos detectar.

Por medio de estas comprobaciones nos daremos cuenta si estamos ante la presencia de una persona que circunstancialmente o en forma periódica quiere apoderarse de nuestra energía.

Una vez que comprendamos que nuestra energía intenta ser robada debemos aplicar un escudo o el círculo de protección.

7 tipos de vampiros energéticos

  1. Amigos vampiros: Si luego de estar con una amigo o amiga mucho tiempo nos sentimos cansados o deprimidos es señal que esa persona nos está robando energía. Prueba de utilizar algún método de protección mientras están con él o ella para ver qué es lo que sucede.
  2. Casas con malas energías: Cuando entramos a la casa de alguien es posible que nos sintamos incómodos, esa incomodidad puede deberse a muchas cosas, quizá a la misma energía de la casa pero también puede ser que allí habiten personas que roban la energía a los demás. Se sabe por otra parte que hay entidades en los hogares que se asocian con las personas para robar energía a sus visitantes. Debes estar atento si siempre que vas a una misma casa sucede que te sientes cansado. Y debes por tu cuenta descubrir las razones de ello.
  3. Grupos que roban energía: Hay grupos que roban energías a los demás, si cuando vas a un grupo en vez de sentir que tu energía se potencia sientes que te cansas es señal de que ese grupo te está robando tu energía.
  4. Líderes vampiros: Es común que algunos líderes se ocupen de robar la energía a las personas que ellos conducen. Es por eso que si seguimos a alguna persona, en cualquier ámbito de nuestra vida, debemos estar atentos a si esa persona es un líder que nos aporta energía o nos la roba. Luego de estar con el líder o escuchar su palabra debemos conectarnos con nosotros mismos y percibir en qué estado nos encontramos, si es positivo y alegre quiere decir que el líder no nos roba energía, si en cambio nos sentimos cansados y algo tristes es signo de que el líder puede ser un vampiro energético.
  5. Sectas: Cuando hablamos de grupos también podemos referirnos a las sectas. La secta es un grupo cerrado con una ideología definida que hace que la persona se desentienda de sus relaciones personales más cercanas. Por regla general la secta absorbe la energía de la persona y al mismo tiempo crea una dependencia porque esa persona necesita recuperar su energía sólo acudiendo a su grupo sectario. Pero lo cierto es que las sectas tienden a robar la energía y a crear una dependencia. Es preciso siempre que nos acerquemos a una secta utilizar algún escudo energético para evitar caer en la trampa sectaria y de esa manera poder observar mejor nuestro intercambio energético con ese grupo en particular.
  6. Vampiros intelectuales: Hay vampiros energéticos que pueden ser muy intelectuales, es decir que pueden estar apoyados en el intelecto y por medio de ello drenar tu energía. Estos vampiros son aquellas personas que suelen hablar mucho y analizar las cosas sin cesar. La forma de reconocerlos es simple: Hablan mucho y escuchan poco. Por otra parte al igual que cualquier vampiro energético una vez que concluyó de hablar te sientes cansado y falto de energía. Debes estar atento a este tipo de personas. Si eres intelectual es probable que te guste la conversación, pero en un correcto intercambio energético la conversación no debe debilitarte sino todo lo contrario.
  7. Parejas que te absorben la energía: Muchas veces se da el caso de parejas que tienen una especie de contrato secreto: una persona da energía y la otra recibe. Esto es así cuando se ha establecido una especie de pacto en que alguien todo el tiempo toma energía. Puedes comprobar si esto es así, analizando si cuando estás con tu pareja te sientes cansado. Si es el caso debes poder revertir ese contrato que hace que tú siempre estés dando energía y la otra persona está recibiendo. Si no puedes revertir este proceso debes dejar a esa persona por más doloroso que esto sea, ya que en una pareja el intercambio energético tiene que ser igualitario, tiene que haber retroalimentación. Si es una pareja ocasional no es un problema grave, incluso cuando es una pareja ocasional puedes utilizar alguno de los escudos y fácilmente cambiar esa pauta. El problema es grande cuando es una pareja establecida y que viene de muchos años haciendo esa especie de ritual en que alguien es absorbido por el otro. Esa pauta debe cambiarse, si no puede hacerse energéticamente quizá pueda hacerse por medio de la psicología. Si estás comenzando a estar con alguien debes observar si se establece un mecanismo en el que el otro te esta vampirizando energéticamente, esto es importante para establecer desde el comienzo una relación armónica.

hechizodeamor2

Comenta: