Hechizar con la mirada

Se puede hechizar con la mirada. Dicen que los ojos son la luz del alma, tal vez lo que esto quiere decir es que los ojos revelan lo que tú eres interiormente.

Y así como puedes mostrarte con los ojos también puedes atrapar y hechizar con la mirada.

Popularmente se sabe que la mirada es muy potente. De allí viene la costumbre que tienen algunas culturas que no dejan que se mire fijamente a los niños.

Se sabe además que la mirada de una bruja o un brujo puede ser fatal en algunas ocasiones.

Por medio de los ojos la bruja puede hechizar a un hombre y hacerle hacer lo que ella quiere.

Por eso existe esa sabiduría que aconseja no exponerse a la mirada potente de nadie, porque desde la antigüedad se sabe que hay personas muy poderosas que utilizaban la mirada para fines bajos y egoístas, para hacerle daño a otro.

La magia blanca o brujería blanca nunca quiere hacerle mal a otro ni hacerle daño.  La bruja blanca tiene que controlar sus instintos y sus intenciones, controlar sus pensamientos para no dañar a otros, porque hasta los pensamientos pueden ser poderosos.

Pero hay veces en que puedes necesitar hechizar con la mirada. Para esto vas a tener que hacer dos cosas: poner la intención muy firma y también ejercitarte con la mirada y con los ojos para entrenarlos.

Hechizar con la mirada: La intención

Al mirar a un hombre del que quieres obtener algo tienes que pensar fuertemente en lo que quieres sin darle a entender tus intenciones. Esto es muy importante. Mientras lo miras repítete para tus adentros aquello que quieres conseguir pero pon especial atención en no mostrarle a él tú intención. Esta forma de hechizar con la mirada era un conocimiento que se utilizaba en la brujería antigua y se llamaba “engaño”. El arte del engaño implicaba tener los ojos dispuestos y entrenados y se hacían muchos ejercicios para eso. Te dejamos aquí dos ejercicios.

Hechizar con la mirada: Ejercicios

1-Sientate frente a una vela encendida preferentemente blanca y mírala fijamente sin pestañear el mayor tiempo que puedas. Luego cierra los ojos e intenta reproducir la vela y su luz en el entrecejo. Trata de ver la imagen de la vela y la luz dentro de ti entre los dos ojos. Puedes repetir el ejercicio las veces que quieras, cuanto más sostengas la mirada sin pestañear, mejor.

2-Sientate en posición cómoda en una habitación lo más vacía posible. Gira los ojos a la izquierda y luego arriba, luego a la derecha y luego abajo. Has este ejercicio en forma mecánica que logres girar tus ojos en redondo. Puedes hacer este ejercicio las veces que quieras. Si te cansas detente.

 

Hechizar con la mirada no es fácil, aquí te dimos herramientas para que comiences a experimentar. Recuerda que hay que practicar mucho para tener maestría.

Hechizar con la mirada

Hechizar con la mirada

hechizodeamor2

Comenta: