Hechizos. Qué son y cómo funcionan

Aquí hablaremos sobre los hechizos, te diremos qué significa hacer un hechizo, cómo funcionan, en qué casos es posible realizar un hechizo y cuál es la característica principal de este tipo de magia.

Hay muchas personas que no creen en hechizos, no creen en la magia. Esas personas creen en el mundo material y no piensan que puede haber un mundo inmaterial y que puedan existir formas de manipular ese mundo inmaterial.

Hay una antigua teoría que está apoyada en un visión antigua del universo que considera que los cuerpos no tienen nada que ver con la energía, sino que son tan sólo un cúmulo de materia, y que esa materia es, de alguna manera, materia estática.

Sin embargo las nuevas teorías que incluyen la física cuántica, explican que el universo es energía y que la materia es un grupo de moléculas que vibran a determinada frecuencia. Esa frecuencia es lo que hace que un objeto sea más duro, o más blando que otro.

Quiere decir que hay una nueva visión del universo que considera que la materia es energía y que por lo tanto esa energía es manipulable. Es decir, podemos efectuar un cambio de la materia por medio de la manipulación energética.

La magia y el esoterismo se ocupan de este procedimiento. La manipulación de la energía hace que la materia pueda ser modificada, con ello podemos modificar situaciones, estados de la materia, estados de los cuerpos físicos, el tipo de afectividad que rodea una persona, el psiquismo de la persona, y otra serie de acontecimientos.

El conocimiento sobre la materia hace que podamos pensar que cualquier cosa puede ser modificada, pensándolo de esta manera el cuerpo físico de una persona no es simplemente un grupo de músculos y órganos que se sostienen por el latido de un corazón, sino que hay otras cosas que hacen que ese cuerpo viva.

No hablamos aquí sólo del espíritu o, simplemente del espíritu, sino que estamos hablando de que el cuerpo físico de una persona contiene otros cuerpos que en esoterismo se denominan cuerpos de energía.

En principio hay por lo menos 4 cuerpos en el ser humano: el cuerpo astral, que se ocupa de las emociones; el cuerpo etérico, que se ocupa de darle vitalidad a todo el sistema energético; y el cuerpo mental que es el que se encarga de las cuestiones relacionadas con el intelecto y el desarrollo mental de una persona. También tenemos el cuerpo físico que es otro tipo de energía más densa.

Si hablamos aquí de la energía y de la constitución del cuerpo del ser humano es porque los hechizos son manipulaciones energéticas que afectan directamente al entorno y también a las relaciones que las personas tienen con su entorno a partir de sus cuerpos energéticos.

Dada esta aplicación podemos observar que la hechicería es un arte complejo, que implica la correcta manipulación de las energías para lograr un objetivo.

Es objetivo puede ser variado, podemos querer hacer que dos personas se enamoren, anular a una persona, resolver situaciones económicas, resolver cuestiones que tienen que ver con nuestro pasado o nuestro futuro, etcétera.

Los límites para los hechizos no existen, hay hechizos que son clásicos y antiguos y que han comprobado su efectividad. Pero también podemos crear nuevos hechizos si comprendemos cómo se efectúa la correcta manipulación energética.

Esta manipulación está estudiada, los grandes maestros y grandes místicos han podido comprobar que la repetición de ciertos actos genera un tipo de energía especial.

Esta comprobación se ha hecho en base a experimentación. Con el tiempo, los maestros han transmitido a sus discípulos sus prácticas.

¿Qué es lo que hace que un hechizo sea efectivo?

La correcta manipulación de las energías.

Por ejemplo si ponemos una determinada vela en un determinado lugar a una determinada hora, y aplicamos a esa vela cierta mentalización, producirá un determinado efecto.

Esta manipulación energética es correcta cuando se siguen los pasos adecuados que tienen que ver con: el tipo de energía que ponemos en funcionamiento a partir de nuestra mentalización, el tipo de energía material que utilizamos, en este caso una vela con su llama, la hora sideral que está relacionada con los astros y otros factores que podrían ser tenidos en cuenta de acuerdo hechizo que realicemos.

El hechizo no es más que una receta, pero esta receta no es una receta que incluye elementos materiales solamente, sino que incluye energías, mentalizaciones, el mismo cuerpo físico de la persona que realiza el hechizo y muchos otros factores que hacen que un hechizo pueda ser efectivo.

¿Qué es lo que hace que un hechicero sea mejor que otro?

La experiencia que la persona tenga en la manipulación energética. Esta experiencia se adquiere con el tiempo, pero también se debe tener una correcta educación como en cualquier arte.

Antiguamente los discípulos aprendían de sus maestros, de esta forma había una práctica constante que se realizaba haciendo hechizos, y el Maestro corregía hasta que el discípulo encontraba la correcta energía que debía utilizar.

En la actualidad podrás encontrar muchos hechizos en un libro, o en un sitio web, pero lo cierto es que la única manera que puedes hacer un hechizo correctamente, es practicándolo una y otra vez hasta encontrar el tipo de energía correcta.

¿Por qué algunos hechizos funcionan y otros no?

En las respuestas anteriores está la respuesta a esta pregunta: la manipulación energética debe ser correcta, la persona que lo hace debe tener experiencia, debe haber aprendido los pasos adecuadamente. Luego tiene que comprender no sólo teóricamente cómo se realiza el hechizo sino que además debe comprenderlo energéticamente.

El hechizo puede estar bien realizado en cuanto a pasos, pero si no se utiliza una frecuencia energética determinada puede ser que no funcione.

La capacidad de un hechicero para realizar un correcto hechizo está relacionada con el entendimiento cabal del manejo de las energías

Aprender sobre este manejo no es algo que responde exclusivamente a la manipulación energética en los hechizos, sino que la persona debe vivir, entender y  diferenciar los diferentes aspectos de la energía que circula en el mundo.

Por lo tanto el entrenamiento de la persona es fundamental para que ésta se transforme en un buen hechicero.

Por eso siempre aconsejamos a los que van hacer un hechizo o alguna brujería que se entrenen diariamente en la correcta utilización energética.

El cultivo de la persona en materia de energías es muy importante. Porque si la persona se encuentra desaliñada el hechizo puede funcionar mal.

La efectividad de los hechizos se comprueba en la práctica, no hay excusas si un hechizo no funciona.

En ese sentido podemos decir que la magia, si bien maneja cuestiones que suelen ser invisibles, tiene un efecto sobre el mundo visible, ese efecto puede ser estudiado y comprobado en forma totalmente medible.

Artículos relacionados

En nuestro sitio tenemos muchos artículos que están relacionados con este tema. Cinco que te podrían interesar:

  1. Qué debemos esperar de los hechizos de amor: Una consulta constante en este y otros sitios web es sobre hechizos de amor. En este artículo se aclaran algunas cuestiones con respecto a las expectativas que podemos tener al hacer este tipo de hechizos.
  2. Los peligros de usar magia negra: Si vas hacer un hechizo debes saber que si utilizas magia negra corres algún riesgo. Aquí se explica en qué consiste la magia negra y los peligros que puede tener realizar esta práctica.
  3. Cinco tips sobre mentalización en magia y en brujería: La mentalización es un tipo de energía que circula a través de nuestro campo mental. Por medio de la correcta mentalización podemos lograr muchas cosas. Aquí se explica cómo aplicar esa técnica en magia y en brujería.
  4. Cómo romper un hechizo: Así como un hechizo puede ser creado, también existe el método para romperlo. Una explicación sencilla y fácil de cómo efectuar esta acción.
  5. Todos los hechizos de nuestro sitio: En nuestro sitio tenemos muchos hechizos, aquí puedes verlos a todos.

Hechizos. Qué son y cómo funcionan

Tipos de hechizos

  1. Hechizos de amor

Como dijimos anteriormente estos son hechizos muy solicitados. El amor es algo que no es racional, por lo tanto, como se ponen en juego cuestiones afectivas, los hechizos parecen ser un tipo de solución mágica a la que se inclina cualquier amante desesperado.

Usted se preguntará: ¿Funcionan los hechizos de amor?

La respuesta es ambigua, funcionan si están bien realizados, en cambio si no se hacen correctamente pueden no funcionar. Esta respuesta es aplicable a cualquier hechizo, pero especialmente a los hechizos de amor. Pues un hechizo de amor es algo muy difícil de realizar, el amor es muy volátil, hay que saber convocar a las energías adecuadas.

Por regla general un hechizo de amor necesita algún tipo de estímulo que haga arraigar a la energía que intenta dispersarse. Este procedimiento debe aprenderse.

La persona que hace un hechizo de amor debe estar libre de envidia y libre de celos, algo que es muy difícil. Por eso es bueno que uno haga ese tipo de consultas a un brujo, o a un hechicero. De esta manera hay algunas cuestiones  que están allanadas, por lo menos no necesitaremos controlar nuestras emociones.

En cambio se hacemos nuestro propio hechizo tendremos que estar muy atentos a las energías que utilizamos ya que estará involucrada nuestra afectividad.

  1. Hechizo de protección

Hay muchos hechizos para protegerse. Éstos hechizos incluyen hechizos contra la envidia, hechizos contra el mal de ojo, hechizos contra los brujos negros, en fin, distintos hechizos que lo que hacen es generar un campo energético para que lo que intenta hacerte daño no penetre en ti.

Este tipo de hechizos son más sencillos de realizar que los de amor. Lo que se necesita es una correcta mentalización y una correcta convocatoria energética. Si en los hechizos de amor debíamos estar libres de celos, aquí debemos estar libres de miedo.

  1. Hechizos para perjudicar a alguien

Estos hechizos corresponden a la magia negra. Debemos saber que cualquier energía que convoquemos para perjudicar a otra persona terminará perjudicándonos a nosotros mismos. Por lo tanto desaconsejamos hacer este tipo de hechizos.

Sin embargo debemos admitir que estos hechizos existen, por medio de ellos se busca convocar una energía que daña al otro, ingresando en su cuerpo etérico o astral, introduciendo algún tipo de mal para que la persona se vea perjudicada.

Generalmente este tipo de hechizos se utilizan por celos o envidia.

  1. Hechizos para el dinero o la suerte

Esto es algo que todos necesitamos, todos necesitamos dinero  y suerte, aun cuando tengamos mucho dinero o tengamos muchísima suerte nos sucederá que necesitamos más.

Lo que hacen estos hechizos es convocar a una energía que tiene que ver con la multiplicación, con la unión de los seres con el universo y la fluidez que en este universo existe.

La naturaleza es inacabable, todo en la  naturaleza se multiplica. Los hechizos que intentan atraer el dinero lo que hacen es convocar a la energía multiplicadora de la naturaleza.

Si esa energía es convocada correctamente los hechizos para el dinero funcionarán. Hay hechiceros que se especializan en este tipo de hechizos, es decir saben convocar a las fuerzas de la naturaleza que se ocupa de la prosperidad.

Para realizar este tipo de hechizos debemos estar libres de codicia. Recuerda que para recibir hay que dar.

  1. Hechizos que implican un contacto con el más allá

Estos son hechizos que intentan trabajar sobre las energías del otro mundo. Es decir con las energías que están relacionadas con el mundo de los muertos y de los seres que se encuentran en el otro plano. Pueden ser espíritus, pueden ser magos negros desencarnados, pueden ser ángeles, pueden ser espíritus extraterrestres.

Éstos hechizos lo que buscan al contactar con ese tipo de energías es modificar alguna situación que tiene que ver con los seres que habitan ese plano.

Son hechizos muy difíciles de hacer, implican un tipo de experiencia en el que se corren muchos riesgos y no son aconsejables para principiantes.

Por medio de la convocatoria de una determinada energía se establece contacto con el más allá y se trabaja sobre ese plano. Ten cuidado si intentas hacer un hechizo de esta naturaleza.

 

Aquí te hablamos de algunos hechizos, de la forma en que son realizados, de las distintas particularidades de los mismos. Esperamos te haya servido nuestro artículo.

Recursos Recomendados:

Lee Cómo Aprender a Usar La Magia para Recuperar, Dominar Y Amarrar a tu Pareja

hechizodeamor2

Reply