“La gran invocación” una oración para todo el mundo

La gran invocación es una oración que ha tenido gran popularidad, en ese artículo te hablaremos sobre ella y su significado.

Las oraciones se conocen desde lejanos tiempos. Por medio de una oración podemos pedir a nuestro Dios pero también podemos activar un determinado tipo de energía.

Es por eso que hay muchos tipos de oraciones.

La religión es la que ha hecho a la oración más popular. Sin embargo desde siempre la invocación a aquello que se encuentra más allá de nuestro mundo terrenal es algo que todo el mundo practicó de alguna u otra forma.

Hay oraciones muy conocidas como el “padre nuestro” de la religión cristiana. En el caso del cristianismo se trata de una oración que se supone ha otorgado el maestro supremo de esa religión para que los feligreses puedan realizar una conexión con Dios.

Se dice que la verdadera oración tiene siempre dos formas de manifestación: La mundana, que es la que todo el mundo conoce e interpreta y otro significado que es el esotérico o mágico.

Todas las oraciones parecieran tener este doble significado.

En el caso de la gran invocación si bien su significado es bastante claro también puede ser un poco complejo ya que esta oración se ha creado bajo algunas premisas y cierta tradición, esto es lo que explicaremos en este artículo.

Algunas preguntas que puedes hacerte con respecto a este tema:

¿Es la oración efectiva o es simple mito?

Para la mente racional la oración no tiene ningún sentido. Hay personas que creen que el universo es sólo materia y por lo tanto se rige por cuestiones solamente lógicas. Para estas personas la oración no tiene más poder que provocar un estado de auto hipnosis en las personas que la dicen. Sin embargo para la visión esotérica la oración es un pedido que se realiza a algo superior. Según sea la creencia será esa entidad a la que se le pide. Sin embargo no es importante a la deidad o idea que se le pida sino la intención con que se haga ese pedido.

La oración por lo tanto es la convocatoria espiritual que hace una persona a energías superiores.

Es un pedido, una forma de que lo superior se acerque a lo terrenal y en ese sentido, cualquiera sea la oración cumplirá su objetivo si logra que descienda esa energía.

La religión pone esa energía superior en Dios. Algunas religiones politeístas que tienen diferentes dioses, dividen a esa cualidad superior en diferentes facetas, esas facetas tienen la particularidad de otorgar ciertos dones que son propios de ellas. La religión cristiana tiene a los santos, se les reza a cada uno de ellos según la necesidad del que dice la oración.

Hay rezos que no son realizados a Dios ni a una entidad, son oraciones que son dichas tan sólo para que algo se calme y la bondad humana se haga presente.

Como sea la oración, lo cierto es que siempre es una apertura que hace el que la dice. Esta apertura es la búsqueda de lograr determinada cosa. Casi siempre tiene que ver con estar mejor, sin embargo también se puede rezar o decir oraciones para hacer el mal, para obtener dinero o para múltiples propósitos.

La magia blanca siempre busca convocar energías superiores para ser asistidos por ellas en los momentos de necesidad.

¿Puede la fe lograr algo que la ciencia no ha podido resolver?

Hay quienes dicen que no, pero lo cierto es que como dice el dicho la fe mueve montañas.

Hay muchísimos casos en que esta emoción o mentalización positiva ha producido milagros.

La oración siempre ha formado parte de esta convocatoria a la fe. Por medio de la fe lo racional queda de lado y luego este sentimiento, sensación o virtud, es la que toma el control de la situación.

Por supuesto que esto es más difícil en las personas que son más racionales.

El problema de la fe es que no arraiga en personas que posean un alto grado de intelectualidad, ya que las razones siempre se anteponen a la fe.

Los monjes y otras personas con cierta sabiduría hablan de cultivar la fe. Según ellos puede hacerse un tipo de ejercicio para que el espíritu de la fe permanezca en nosotros. Cada disciplina y religión da distintos consejos para este cultivo de la fe, pero hay algo que todos dicen y es que para que la fe arraigue hay que tener una cierta persistencia.

Desde el punto de vista esotérico esta persistencia no es más que la mentalización positiva y constante. Esta mentalización debe mantenerse con firmeza para que se produzca el hecho que nosotros queremos.

Hay muchas personas que ponen fe en los objetos, es decir que un objeto puede ser un depositario de la fe. Es el caso de los rosarios que utilizan algunas religiones, ellos se transforman en instrumentos de la oración y por lo tanto en intermediarios entre la persona y Dios.

La oración es una convocatoria a la fe. La fe sostenida es la que logra hacer su efecto.

Se dice que por falta de fe muchas cosas buenas dejan de ser hechas.

La fe es un presuponer positivo, una especia de fantasía que no ayuda a realizar lo que queremos, pero también es esotéricamente un tipo de mentalización que pone en movimiento una energía que nos ayuda a concretar aquello que necesitamos.
Por todo esto podemos decir que la fe puede lograr muchas cosas que la ciencia no. Y que por regla general no se conocen los mecanismos por los cuales la fe actúa. Sin embargo los esotéricos, magos y personas religiosas pueden dar cuenta que la fe produce sus resultados.

Artículos relacionados

En nuestro sitio tenemos algunos artículos que están relacionados con este tema. 5 que te podrían interesar:

  1. La oración: Una definición simple de lo que se considera una oración.
  2. Oración para un amarre: Aquí una oración que es un amarre de amor. Un tipo de convocatoria relacionada con amarrar a otra persona.
  3. Oraciones de amor ¿Funcionan?: Aquí se habla sobre las oraciones de amor y se dan algunas consideraciones para que estas sean eficaces.
  4. Oraciones milagrosas: Hay algunas oraciones que se consideran mejor que otras, en el sentido de que producen algunos efectos muy potentes. Estas oraciones han adquirido cierta fama. Aquí se habla de ellas.
  5. Oración del puro para el amor: Esta es una oración que se hace con un puro y se utiliza para enamorar a alguien. Muy interesante.

“La gran invocación” una oración para todo el mundo

Aquí haremos el análisis de esta oración. La gran invocación es la siguiente:

La Gran Invocación

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios

Que afluya Luz a las mentes de los hombres;

Que la Luz descienda a la Tierra.

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios,

Que afluya amor a los corazones de los hombres;

Que Cristo retorne a la Tierra.

Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida,

Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres,

El propósito que los Maestros conocen y sirven.

Desde el centro que llamamos la raza de los hombres,

Que se realice el Plan de Amor y de Luz

Y selle la puerta donde se halla el mal.

Que la Luz, el Amor y el Poder

Restablezcan el Plan en la Tierra.”

 

Un poco de historia

Esta oración apareció por primera vez en los libros de Alice Bayley. Estos libros esotéricos dicen ser la continuación de aquellos que escribiera la esotérica Helena Blavatsky fundadora de la sociedad teosófica. La misma Bayley ingresó en esta sociedad y sus libros siguen esa línea esotérica y mística que se inició aproximadamente a principios de 1900.

Los libros de Alice Bayley fueron escritos por medio de la escritura automática y se aclara que fueron dictados por un maestro llamado “el tibetano”. La oración aparece en los libros al principio de los mismos.

Allí se aclara que es una oración universal y que no pertenece a ninguna raza ni religión particular. Es decir que no corresponde a ningún sector determinado y cualquiera puede utilizarla.

Esta universalidad está relacionada con una filosofía que tiene que ver con la sociedad teosófica y es el interés de hacer populares los conocimientos esotéricos, algo que de alguna manera logró a lo largo del siglo 20.

Análisis de la oración

Analizaremos frase por frase:

  1. Desde el punto de Luz en la Mente de Dios: Esto significa el lugar en donde Dios o el universo medita. Un punto crucial para el inicio de la creación.
  2. Que afluya Luz a las mentes de los hombres: Es decir que desde ese punto central la luz baje a la mente de los hombres creando un vínculo energético. Esa misma luz que es divina debe hacerse presente en la mente del hombre para que éste también puede crear de la misma manera que lo hace Dios.
  3. Que la Luz descienda a la Tierra: Este es un pedido general para que esa luz no quede sólo en la conexión mental de un hombre sino que sea algo que vaya a toda la tierra, una luz que llegue al planeta y también lo cubra, para que pueda también estar conectado con ese punto central.
  4. Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios: Aquí la oración se refiere a otro punto, es decir a otro centro de energía que posee Dios y que es el del corazón, punto central de la misericordia divina.
  5. Que afluya amor a los corazones de los hombres: Así como bajó la luz desde la mente, aquí se pide que baje esa luz de corazón a corazón.
  6. Que Cristo retorne a la Tierra: Se pide que Cristo retorne a la tierra porque el Cristo es el enviado del amor. Es decir, él vino a conectar el corazón de todos los hombres, algo que en ese momento de la humanidad estaba muy desconectado. El retorno de esa energía es el retorno del amor y la misericordia divina.
  7. Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida: La voluntad de Dios es el centro en que este crea a los seres y a las cosas.
  8. Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres: Aquí se pide que el propósito de las personas esté conectado al propósito divino.
  9. El propósito que los Maestros conocen y sirven: Los maestros no se mueven por un propósito propio son que siguen el propósito de Dios. Por eso se los nombra aquí.
  10. Desde el centro que llamamos la raza de los hombres: Ese centro es el propósito dela humanidad. El centro por el cual la humanidad vino a la tierra.
  11. Que se realice el Plan de Amor y de Luz: Una imprecación que aspira a que el plan creado por Dios, ese plan de amor y de luz, el amor y la luz mencionados anteriormente, se realice como es debido.
  12. Y selle la puerta donde se halla el mal: El mal no es más que la energía involutiva que intenta impedir que ese propósito de Dios se concrete en la tierra. Se pide que esa puerta, por la que entra el mal, se selle. Esto no es solo una metáfora sino que intenta por medio de las palabras producir un detenimiento de la energía negativa.
  13. Que la Luz, el Amor y el Poder: Aquí se están convocando a las tres energías que se mencionaron antes. Y que son tres energías que se encuentran en distintos planos.
  14. Restablezcan el Plan en la Tierra: Esta frase cierra la oración y es muy importante. Nos está diciendo que hay un plan para el planeta, ese plan inicial que Dios tiene para la tierra y para nosotros los seres humanos. Restablecer el plan implica que esa puerta del mal quede sellada y que retorne la luz a la tierra. Es por esto que esta invocación es un pedido a las fuerzas superiores para que vuelva el orden al nuestro planeta y también a nosotros mismos.
hechizodeamor2

Reply