Mantras Tibetanos

Sin duda los mantras tibetanos son mantras muy poderosos.


Piensa que la cultura del Tíbet es milenaria, allí en ese sitio alejado del ruido, en el imponente Himalaya los monjes tibetanos descubrieron sonidos especiales.

Piensa también que esos sonidos son como puertas que pueden abrirte a un mundo nuevo.

Ese mundo es el de la armonía, el de la meditación, el del alineamiento con lo superior y más agradable.

Los mantras tibetanos son potentes porque esos sonidos tienen algo que trasciende el tiempo.

Los monjes tibetanos, particularmente los monjes budistas, creen en la reencarnación y en la ley del karma, por eso no se preocupan por los acontecimientos que a nosotros nos parecen malos o terribles. Los monjes tibetanos saben que cuando hay algo que debemos hacer que es trabajoso estamos pagando karma y cuando hay algo que recibimos como beneficiosos estamos cobrando aquello que hicimos por alguien o alguna actividad que hicimos positiva en otra existencia.


Es así que de una manera u otra El Budismo intenta estar lejos de las consecuencias para poder trabajar en las causas. Esas causas son las acciones que hacemos. En nuestras acciones esta la llave que abrirá todas las puertas.

Los budistas no matan ni un insecto porque consideran que toda vida es sagrada, esta filosofía es tan profunda y está tan incorporada en sus conciencias que tratarán de hacer el menor mal posible.

Esto es muy diferente a lo habitual.

Ser monje budista puede ser trabajoso pero cuando la persona comienza a vivir la filosofía desde dentro este trabajo se transforma en un placer.

Dos mantras tibetanos muy poderosos

Uno de los mantras más bellos es el que muchas veces se dice al comenzar a leer un texto sagrado.

También se pronuncia este mantra al terminar de hacer una práctica espiritual

El mantra es OM SHAANTI SHAANTI SHAANTI.

Su traducción es algo así como “así sea la paz”.

OM significa lo máximo y lo sublime, el murmullo que convoca a lo más sagrado y SHAANTI significa paz. Es una afirmación para la paz y la armonía, para que todo lo que se haga vaya en paz y armonía.

Muy útil para hacerlo cuando emprendemos una tarea difícil, cuando comenzamos un viaje o cuando comenzamos con algo nuevo. Por medio de este mantra nos encomendamos a la energía divina en la paz.

 

El otro mantra tiene que ver con la compasión, un concepto  que cuesta comprender a los occidentales porque habitualmente se relaciona con tenerle lastima al otro, pero en realidad para el budista la compasión está relacionada con la idea de amor al prójimo y a todo lo viviente.

El mantra es OM MANI PADME HUM

Este mantra se traduce como OM= “así sea”  MANI=”joya” PADME= “loto” HUM= “Tambien asi sea”

El significado del OM es más amplio que el que damos aquí, recomendamos leer este artículo en nuestra misma página.

La idea de este mantra es la compasión hacia aquello que brilla aún en los lugares más pantanosos. Así como la flor del  loto crece en los pantanos, todos los seres tenemos ese brillo, aún aquellos que parecen estar hundidos en un lugar cenagoso.

Este mantra es muy conocido. Tal vez porque necesitamos más compasión en el mundo.

Recitando alguno de estos dos mantras tibetanos seguramente tendremos más paz, más armonía y porque no más compasión. Pruébalos.

Mantras Tibetanos

Mantras Tibetanos

Speak Your Mind

*