Misterios de la muerte y la reencarnación

Aquí te hablaremos sobre ciertos conceptos esotéricos relacionados con la muerte y la reencarnación.

La muerte es uno de los trances más misteriosos del ser humano. Y también el único que no podemos  evitar. Esta inevitabilidad y la intriga sobre el más allá ha tenido de parte de la humanidad dos respuestas que se dieron  en forma instintiva: o bien se niega la muerte y todo lo relacionado con ella o se la asume como algo inevitable y doloroso.

Hay otras respuestas, ellas son las que vienen a partir de las ideas que místicos y buscadores de la verdad han elaborado a través de  los siglos.

Esas respuestas se han elaborado no sólo a partir de teorías sino a partir de distintos testimonios de personas que han visitado el más allá, y si bien pueden haber muchos mitos con respecto a la muerte y a la rencarnación, lo cierto es que el esoterismo ha elaborado algunas teorías que pueden ser bastantes convincentes.

Estas teorías fueron elaboradas tanto en el campo de la vida después de la muerte como de lo que se denomina reencarnación, es decir lo que corresponde no a la vida después de la muerte sino al nuevo nacimiento.

Saber distinguir lo verdadero de lo falso es un gran problema en cuestiones tan difíciles de comprobar.

Aquí te dejaremos algunas ideas  para que puedas evaluarlas y realizar tu propio análisis.

Algunas preguntas que puedes hacerte con respecto a este tema.

¿Qué sucede cuando morimos?

Esta es la pregunta fundamental que nos hacemos todos y que en algún momento de nuestra vida cobra mayor importancia.

Según el esoterismo la muerte es tan sólo un cambio de estado.

Para la visión esotérica la muerte vista como final absoluto no existe. Las religiones tienen distintas teorías con respecto a lo que sucede después de la muerte.

En el plano físico un ciclo se termina. Termina nuestra vida en la tierra, termina nuestro acontecer en el plano de la materia.

Luego suceden distintas situaciones y hay distintas interpretaciones pero hay una teoría esotérica que dice que el hombre sigue consciente luego de la muerte y poco a poco se va desprendiendo de los distintos cuerpos inmateriales.

Se dice que el cuerpo físico es tan sólo una cascara y eso es un poco cierto. Una vez que morimos el cuerpo físico ya no está conectado con nuestro cuerpo espiritual y por lo tanto se degrada.

Se sabe que lo que sostiene al cuerpo físico es el espíritu, es él el que hace que todas las partículas permanezcan unidas. Es decir es lo que le da unidad al ser humano. Cuando se muere no sólo se terminan los signos vitales sino que también el espíritu se retira del cuerpo. Por lo tanto el ser humano continúa viviendo en su cuerpo espiritual.

Luego ese ser espiritual continúa su trayectoria, es decir sigue viviendo en otro plano hasta que vuelve a encarnar.

¿Qué sucede con nuestro espíritu luego de morir?

Por supuesto que hay muchas teorías. Aquí te dejamos algunas que son las más serias.

Una de ellas dice que hay una especie de desprendimiento de los cuerpos energéticas luego de que morimos.

El proceso puede variar pero se ha estudiado que teniendo en cuenta que el ser humano está constituido por un cuerpo emocional, un cuerpo mental y un cuerpo etérico, estos cuerpos van separándose y tomando distintos caminos.

El cuerpo etérico es el doble del cuerpo físico y es lo que a veces suele verse como un fantasma. Este cuerpo, cuando morimos, suele quedar cerca del cuerpo físico y poco a poco se va desintegrando. Es un cuerpo que al estar unido al cuerpo material se descompone y posee una limitada autonomía.

Luego el cuerpo astral suele permanecer en el plano astral junto con el cuerpo metal. También el cuerpo causal que es el que posee la conciencia junto con el espíritu de la persona permanecen juntos al cuerpo astral y mental.

Dependerá del estado evolutivo de la persona el proceso que haga en esta etapa. Si la persona tiene un cuerpo astral muy grande, es decir si posee un apego muy grande a las emociones, es posible que permanezca en el plano astral mucho tiempo.

La conciencia en este caso está intacta aunque dependiendo del grado evolutivo comprenderá o no lo que está sucediendo.

Se dice que el infierno relatado en muchos libros religiosos se refiere a lo que el mundo astral ofrece a la persona poco evolucionada.

En este caso el cuerpo mental permanece pegado al cuerpo astral y un poco bloqueado. Con el tiempo (cada proceso es diferente, en algunos casos pueden pasar varios años) el cuerpo astral se deshace. Entonces la persona queda tan sólo con el espíritu y el cuerpo mental presentes entrando en un estado más abstracto en donde no existen las imágenes sino que se está en el mundo de la ideas, lejos de las emociones.

Dependerá también cuánto el cuerpo mental está desarrollado, si la persona tiene un gran desarrollo mental, es posible que pase mucho tiempo en este estado. Si la persona posee un pequeño cuerpo mental este momento es rápido.

Por último el cuerpo mental también desaparece quedando tan sólo el espíritu y lo que en la tradición esotérica se llama cuerpo causal. Este cuerpo es el que viene llevando el ser de encarnación en encarnación y es el que se ocupa de resumir toda la información de la experiencia llevada a cabo por la persona tanto en la vida pasada en la tierra como en el proceso dado en el mundo invisible.

Cada cuerpo se resume y se “archiva” en este cuerpo causal que es el que guarda los deseos, ideas y emociones para la vida próxima.

¿La reencarnación es una teoría comprobada o tan sólo un mito?

No es una teoría comprobada por la ciencia, por lo tanto podríamos decir que es una creencia.

Sin embargo también podemos expresar que hay algunas “sensaciones” que se tienen con respecto a este tema que tienen  cierta potencia y que han dado lugar a una teoría  de larga tradición.

En oriente se considera que la reencarnación es algo comprobado ya que hay una tradición religiosa que sostiene este concepto.

En nuestro sitio tenemos muchos artículos que amplían este tema. 5 que te pueden interesar:

  1. Karma y reencarnación: Sin duda estos conceptos se hallan muy unidos. El karma es consecuencia de las acciones tanto positivas como negativas de nuestra vida. En cada reencarnación se continua “pagando” karma. Aquí se habla de ello.
  2. Cómo recordar vidas pasadas: Esto es algo que todos queremos hacer. Hay algunos métodos para adentrarnos en tan fascinante mundo. Aquí se explican algunos de ellos.
  3. ¿Existe la vida después de la muerte?: En este artículo se responde este interrogante y se dan algunas pistas para evaluar las distintas teorías que hay con respecto a este tema.
  4. Qué es la resurrección para el esoterismo: Este es un tema complicado ya que existen muchas ideas religiosas al respecto. Aquí se analiza esta idea desde el punto de vista esotérico.
  5. Vidas pasadas y karma individual: Se dice que existe el karma grupal y el individual. Aquí se habla de ello.

Algunas ideas sobre el misterio de la muerte y la reencarnación

El túnel de los que visitaron el más allá

Es común en todas las experiencias de las personas que han atravesado un proceso en el que se hallaron en las puertas de la muerte lo que popularmente se llama la experiencia del túnel.

Esta experiencia se da cuando la persona está clínicamente muerta. Y por regla general las experiencias son todas bastante parecidas entre sí. Se da en casos en que la persona entra en coma, también cuando la persona por alguna circunstancia está unos minutos inconsciente y en estado parecido a la muerte.

Esas personas que han regresado del más allá, luego cuentan lo que les sucedieron y lo que vieron en ese estado.

En principio la persona ve un túnel oscuro y a medida que pasa el tiempo sienten que son atraídas hacia una luz blanca que se encuentra al final de ese túnel.

La sensación es parecida a la del parto, en el que el ser humano tiene que dirigirse hacia la luz para nacer. Sin embargo aquí no se trata de ir hacia el mundo de la materia sino hacia el mundo espiritual.

Por regla general las visiones que se dan cuando la persona está inconsciente culminan cuando se llega a la luz, pero hay algunas excepciones en que se atraviesa el túnel y se encuentran de lleno en otro lugar. Allí pueden darse diversas circunstancias, desde el encuentro con familiares muertos hasta la conversación con algún ángel guardián. En muchos casos aparece una luz más potente y esa luz se siente como beatífica.

Todos los que vuelven de esta experiencia pierden el miedo a la muerte. Consideran que la muerte es un pasaje y que no hay nada malo allí, sino todo lo contrario, ya que la experiencia en todos los casos es pacífica.

Esta experiencia es algo en común a muchas personas y habla de un pasaje. El pasaje que se da entre la vida y la muerte. Este pasaje es por supuesto mucho más largo y ese túnel es tan sólo la etapa inmediata que se da justo, inmediatamente después que morimos.

Pero hay muchas preguntas con respecto a lo que sucede luego. Lo que si es cierto es que si damos crédito a estas experiencias podríamos decir que en realidad la muerte pensada como final definitivo no existe.

Más allá de la muerte

A lo largo de la historia de la humanidad se esgrimieron muchas teorías con respecto a lo que hay luego de la muerte. Teorías referidas al más allá. Durante fines del siglo 19 estuvo muy de moda el contacto con los muertos. Los videntes verdaderos o falsos se multiplicaron. La gente comenzó a querer conectarse con los muertos y muchos de estos contactos fueron verídicos.

Los antiguos egipcios, los budistas, la antigua religión hebrea y el cristianismo, han elaborado algunos mapas referidos a lo que sucede en ese mundo del más allá.

Para el esoterismo la persona que muere pasa a otro estado y en ese estado vive experiencias diferentes.

Esas experiencias están condicionadas por el grado evolutivo de una persona. Si la persona es un maestro espiritual tendrá un tipo de experiencia. Si es un asesino otra.

Entre estos dos extremos hay tantas experiencias como grados de bondad o maldad. Sin embargo hay algunas cosas que son común a todos los humanos en el mundo del más allá. A Saber:

  • Conciencia de un cuerpo inmaterial: La persona luego de morir tiene conciencia de un cuerpo pero ese cuerpo no es como el que tenía cuando estaba viva sino que es de materia transparente. No tiene peso ni tiene volumen, pero puede moverse en el espacio.
  • Movimientos en el espacio a partir del propio deseo: El deseo es un elemento muy importante en el más allá. Por lo tanto la persona luego de morir puede moverse a su antojo. Cuando quiere algo lo convoca con su deseo y puede obtenerlo. Es decir, puede hacer que las cosas sucedan en el más allá con sólo pensarlo.
  • Ausencia de conflictos: En la mayoría de los casos una vez estabilizada en el más allá, la persona no tiene grandes conflictos. Podría decirse que la persona está en paz y vive la vida de ultratumba en forma tranquila.
  • Ausencia de necesidades: No se tiene sed, hambre, ni se realizan las funciones básicas habituales, ya que el ser humano se encuentra en un cuerpo inmaterial. La falta de deseo con respecto a la comida es bastante notable. En oriente se dice que los muertos ansían comer aunque no pueden hacerlo. Es como si quedara una memoria de ese acto placentero y por esta razón se les deja comida en algunos altares.
  • Imposibilidad de contacto con el mundo de los vivos: Esto es un tema importante de tener en cuenta. Los muertos no pueden contactarse con los vivos y por lo tanto se encuentran con muchas sensaciones de impotencia cuando tienen acceso al mundo de los que todavía siguen en la tierra. Esta es la razón de ser de los médiums, ya que es el muerto quien muchas veces busca la forma de contactarse con los vivos, sobre todo si quedaron cosas pendientes.

Algunas ideas referidas a la reencarnación

La teoría de la reencarnación se encuentra muy arraigada en oriente. El hinduismo y el budismo creen en ella.

El proceso de reencarnación sigue algunas directrices básicas. Hay tres etapas bien marcadas.

  1. La persona muere y pasa al plano inmaterial.
  2. En ese plano vive procesos diversos, se despoja de deseos antiguos, adquiere conciencia del aprendizaje que hizo en su vida y en muchos casos comienza a ver cuál será el aprendizaje para su nueva vida.
  3. Pasa un espacio de tiempo en un estado neutro con el fin de borrar la vida anterior.
  4. Entra en un espacio distinto en preparación para la nueva encarnación.
  5. Nace a una nueva vida.

Este proceso tiene sus variantes pero las etapas son más o menos las mismas en todos.

En algunos casos la primera etapa se prolonga mucho y allí se vive en el plano astral. Este es el momento en que la persona se encuentra con sus deseos reprimidos, y vive lo que los cristianos llaman el purgatorio. Es decir un proceso de purificación.

Se dice que las personas comunes no pueden recordar la vida anterior porque esto sería muy traumático, y es verdad. Pero una persona que es muy evolucionada no sólo puede recordar su vida anterior sino otras vidas pasadas.

La idea de reencarnación siempre está unida a la idea de karma. Se supone que estamos en el mundo para aprender vida tras vida diversas “lecciones” espirituales. Esas lecciones son elegidas por nuestra alma. La elección se realiza en el espacio que va de una vida a otra, llamado por el orientalismo “Kama-loka”. La forma que tiene un ser humano de aprender es haciendo experiencias en su vida terrenal que involucre el tema elegido y aunque esto parece muy simple no lo es.

Cada persona recorre su camino intentando aprender sobre determinada corriente energética, esa corriente es la que brinda al ser humano la oportunidad de crecer y evolucionar.

Se dice que el sufrimiento se presenta para que exista una toma de conciencia sobre lo que es acertado o no. Es decir el sufrimiento y las situaciones que vivimos en cada vida nos permitirán distinguir lo verdadero de lo falso.

Es así como según la antigua ciencia esotérica vamos evolucionando vida tras vida. Es por eso también que popularmente se dice que la tierra es una escuela. Es decir un lugar de aprendizaje.

Claro que para aquel que no cree en estas cosas todo esto puede parecer un cuento. Lo cierto es que no hay forma de saber exactamente como es el proceso de la muerte y la reencarnación. Pero también es cierto que muchas personas pueden sentir que conocen algo de otras vidas. También es verdad que hay toda una serie de pruebas que implican cierta seguridad de que el hombre muere y renace una y otra vez. Este concepto es indiscutible en oriente donde la ciencia espiritual está más avanzada. Occidente ha desarrollado la razón y desconfía de esta teoría pero poco a poco ella se va haciendo sentir en el espíritu de los seres humanos.

hechizodeamor2

Comenta: