Paracelso y la alquimia

En este artículo te hablaremos del médico, alquimista  y esotérico cuyo nombre verdadero es Felipe aureolo Teofrasto Bombasto de Hohenheim y su relación con la alquimia.

Este hombre genial se distinguió por ser uno de los médicos más reconocidos de su época, nacido en el comienzo del renacimiento allá por el año 1493 dedicó su vida a curar enfermedades y a profundizar en el conocimiento esotérico.

Claro que en esa época la medicina y el misticismo estaban muy relacionados. El nombre de Paracelso, fue en realidad un sobrenombre que se le dio a este médico luego de su muerte.

Como decimos esta época era muy diferente a la actual en cuanto a los conocimientos científicos y a la forma de mirar y observar el mundo.

En el renacimiento la forma de razonar era más por analogía que por deducción. Queremos decir con esto que la ciencia todavía no había nacido como la conocemos en la actualidad.

En ese momento, por ejemplo, todavía no existía la astronomía pero sí existía la astrología que era una mezcla de lo que actualmente es la astronomía con lo que actualmente es la astrología.

Por otra parte la mayoría de los conocimientos médicos estaban basados en ciertas intuiciones que estaban más relacionadas con lo milagroso que con lo científico.

El renacimiento fue sin duda una época revolucionaria y este médico y alquimista fue influenciado por este espíritu de cambio.

Paracelso escribió  varios libros, tratados, tanto de medicina como de alquimia. Estos libros contienen algunos principios místicos y algunos otros principios científicos.

Pero el verdadero desarrollo de la ciencia creada por este hombre está relacionada con la alquimia y las ciencias ocultas. Se lo reconoce por su saber interno y ciertos escritos que sólo pueden ser reconocidos por los alquimistas u otras personas que tienen conocimientos esotéricos.

Este alquimista ha inventado términos  que luego fueron usados por otros y que provienen de la antigua alquimia medieval. Así por ejemplo utiliza dos principios fundamentales en relación con los procesos alquímicos, el primer principio se llama Azoth que es el principio creador de la naturaleza, es decir la fuerza del espíritu. El otro principio se lo denomina Ilech , este principio está relacionado con una fuerza que proviene de tiempos anteriores, es decir que para que algo se materialice necesita de una fuerza natural y al mismo tiempo de una fuerza que proviene del pasado.

Hay muchos más términos e ideas que son bastante complejas y que resumen principios alquímicos que son la base para crear ciertas transformaciones tanto físicas como espirituales.

Preguntas

¿Existe la alquimia o es tan sólo un mito?

Podemos resumir a la alquimia tan sólo con una simple frase: La alquimia es el proceso de transformación espiritual.

Queremos decir con esto que en realidad la alquimia está presente en la vida del ser humano en una forma más habitual de lo que se cree. Ya que todos los seres humanos siempre pasamos por algún proceso de transformación espiritual.

Sin embargo se conoce como alquimia al estudio de los elementos químicos y su proceso de transformación. En este proceso, a diferencia de la química, está presente no sólo el elemento material, sino que se hallan presentes otros elementos que la ciencia actual no tiene en cuenta.

Estos elementos son energéticos y son clasificados de diferentes formas por la alquimia.

Se dice que el alquimista busca transformarse a sí mismo, las acciones que lleva adelante para lograr la transformación de cualquier elemento, son en realidad acciones que hacen que su espíritu se transforme. Por eso el verdadero alquimista es el que busca la transformación espiritual y se dice que cuando lo logra llegar a ser un maestro.

Hay que aclarar además que los procesos alquímicos no se refieren solamente a los elementos exteriores, ya sean estos minerales o vegetales, sino a los elementos internos del ser humano y que no son materiales, sino espirituales y energéticos. Por medio de la transformación energética se pueden lograr cosas que tienen sus efectos en la materia. Esto actualmente está comprobado por la ciencia.

¿Paracelso existió realmente?

Si, realmente existió.

Como dijimos anteriormente fue un médico que nació en el renacimiento. Muchos de sus tratados fueron estudiados por científicos y fue uno de los primeros hombres que abrió muchos campos de investigación en relación a la medicina y a la química.

Estudió de pequeño en el monasterio de San Andrés, con los monjes benedictinos. Luego la Universidad de Basilea, para finalmente doctorarse en Ferrara.

Hizo grandes aportes a la medicina, descubrió el origen de algunas enfermedades como la sífilis y el bocio, es el descubridor del líquido sinovial, que se ocupa de mantener las articulaciones flexibles, y fue creador de varios compuestos medicamentosos que fueron utilizados en su época, como el conocido láudano, una mezcla de vino con opiáceos que reducía los dolores de los enfermos. Fue un famoso cirujano en su época, trabajando como cirujano militar.

Escribe un tratado muy importante para su época que se llamó “La gran cirugía”.

Muchas veces se cree que este hombre es un mito, o que es un personaje inventado, imaginario, porque se le atribuyen muchas cosas relacionadas con la fantasía.

Una de ellas es la creencia de que este hombre había podido transmutar el plomo en oro.

Artículos de interés

En nuestro sitio tenemos muchos artículos que están relacionados con este. Cinco que te podrían interesar:

  1. 3 claves de la alquimia espiritual: Como dijimos anteriormente la alquimia no es sólo de los elementos, sino que es una práctica espiritual. Aquí se explica eso.
  2. Qué es la alquimia: Aquí se explica sencillamente de qué trata esta ciencia.
  3. Alquimia para enamorar: El amor es uno de los procesos más interesantes del ser humano en el que se produce una constante transformación energética. Algunas recetas alquímicas para enamorar a otra persona.
  4. Rituales y prácticas de brujería antigua: Aquí se detallan algunas prácticas relacionadas con los procesos que se producen en la alquimia.
  5. Libros esotéricos : El retorno de los brujos: Este libro habla mucho de alquimia. En este artículo se habla de este libro y quizá te pueda interesar adquirirlo si realmente quieres investigar a fondo este tema.

Algunos métodos alquímicos creados por Paracelso

Relación entre los signos y las plantas

Paracelso fue uno de los primeros en relacionar a las plantas con los signos astrológicos. Si bien esto ya se conocía antiguamente, él fue quien investigó en profundidad este tema.

Al relacionar una planta con un signo podía utilizarla para determinadas enfermedades, ya que a su vez cada signo está relacionado con alguna parte del cuerpo del ser humano.

Por ejemplo descubrió que hay plantas que se encuentran más dominadas por el fuego, por lo tanto estas plantas corresponderían a los signos de fuego. Lo mismo con las plantas correspondientes a los signos de tierra, de agua y de aire

Podemos mencionar algunos ejemplos y su aplicación: las plantas bajo el signo de Géminis por ejemplo son plantas que están dominadas por el elemento aire, sus flores son pálidas y sus hojas son extremadamente verdes. A su vez las plantas que están relacionadas con el signo de Cáncer, por ejemplo, son frías y húmedas, ya que el agua es el elemento que predomina en ellas.

Las plantas que están relacionadas con el signo de Leo son cálidas y secas ya que este signo es uno de los principales del elemento fuego, sus flores asemejan al color del fuego, pero sus hojas no contienen tanta agua como aquellas plantas que están asociadas a los signos de Cáncer, Escorpio o Piscis.

Hay un elemento primordial en este análisis que está relacionado con las semejanzas. Es decir que las distintas plantas son semejantes en cuanto a forma, a color y aroma, a la energía de cada signo.

Si el signo de Aries es un signo de fuego que tiende a la acción, las plantas relacionadas con este signo serán plantas coloridas que tenderán a un crecimiento rápido y que no poseerán mucha agua en sus hojas.

Al mismo tiempo como dijimos anteriormente una planta asociada a un signo astrológico se utiliza para curar aquellas partes del cuerpo que están asociadas también a este signo. Siguiendo con el ejemplo del signo de Aries, este signo está asociado a los ojos, la nariz, la lengua y los dientes, por lo tanto las plantas de Aries ayudarán a curar las enfermedades de estos órganos.

Por supuesto que este catálogo es muy extenso, aquí solamente damos algunos ejemplos.

Relación entre los planetas y las plantas

Para los astrólogos cada planeta tiene una particularidad, así Saturno es un planeta que tiende a ser concentrador de las energías, Júpiter suele ser un planeta que tiende a la expansión de las energías, Marte está relacionado a la acción, el Sol tiene que ver con la vitalidad, Venus con la suavidad y la belleza, Mercurio con la velocidad y la Luna con la melancolía.

Paracelso asoció las cualidades de los planetas a las distintas partes de un vegetal.

Para él, en todo vegetal, el fruto corresponde al planeta Júpiter, las flores corresponden al planeta Venus, las hojas corresponden a la Luna, la madera, o sea el tronco, corresponde al planeta Marte, la semilla corresponde al planeta Mercurio y la raíz está asociada al planeta Saturno.

Estas correspondencias sirven para catalogar a las plantas de acuerdo a su desarrollo. Si una planta tiene un tronco muy fuerte y grande, se dice que tiene una gran influencia del planeta Marte, por lo tanto ese tronco va a ser útil en todas las actividades espirituales relacionadas con este planeta.

Este catálogo y sus relaciones sirven para muchas actividades alquímicas y por supuesto para curar enfermedades. Ya que se sabe que hay enfermedades que están relacionadas con la mayor o menor influencia de un planeta determinado. Paracelso fue el primero en hacer todas estas asociaciones y en escribir tratados para su uso.

El misterioso arte de la Palingenesia

La palabra palingenesia significa resurrección, regeneración y renacimiento.

Se dice que Paracelso fue el primero en utilizar un sistema por el cual podía hacer revivir a los seres.

El método es totalmente secreto, pero muchos mitos y leyendas se refieren a este procedimiento.

Las primeras formas de palingenesia realizadas por este alquimista fueron hechas con plantas. El proceso consistía en tomar una planta, destruirla machacándola, ponerla dentro de un tubo de ensayo grande con determinados minerales y vegetales, para luego observar su renacimiento. Este renacimiento no era el crecimiento de la planta como si esta brotará de la tierra, sino que era un renacimiento mágico por el cual la planta se reconstruía.

Aquellas personas que alguna vez vieron este proceso dicen que en realidad lo que se reconstruye no es el cuerpo material de una planta o de un animal, sino su doble.

Aquí entran a jugar algunos criterios muy interesantes relacionados con la magia y el esoterismo. La primera cuestión es que todo cuerpo material tiene un cuerpo energético, el procedimiento alquímico lo único que hace es destruir el cuerpo material y aplicar determinados elementos que transmutan esta materia en energía produciendo el símil del cuerpo energético de aquel ser que quiere ser replicado.

Sin embargo hay algunas personas con conocimientos muy profundos y antiguos que expresan que en realidad la resurrección y la transmutación energética es posible.

Si fuera así alguien podría morir y un alquimista podría hacerlo renacer. Este procedimiento es muy antiguo y casi siempre está relacionado con la magia negra, pues es sabido que lo que la energía universal destruye debe quedarse en el reino de la muerte.

Muchas prácticas de hechicería que se realizan en Centroamérica y que tienen que ver con los denominados zombies se apoyan en conceptos alquímicos que tienen su origen en la palingenesia.

Paracelso decía que cada ser en el universo poseía una sustancia que era común a todos. A esta sustancia la denominaba espíritu universal y era la responsable de crear vida de la nada, o mejor dicho, de combinar a elementos disímiles para crear un cuerpo físico. Pues es sabido que la vida no es sólo la materia, sino que para que algo esté vivo necesita de un espíritu que lo sostenga.

Como podemos observar este tema es bastante complejo, basta saber que fue Paracelso quien desarrolló todo un sistema alquímico para producir la palingenesia en una planta o en un animal.

hechizodeamor2

Reply