Qué son los parásitos energéticos

Aquí hablaremos sobre los parásitos energéticos, diremos qué son y daremos algunas estrategias para que podamos librarnos de ellos.

Este es un tema que últimamente tiene cierta difusión, pero que se sabe desde lejanos tiempos. Las antiguas tradiciones esotéricas saben que el ser humano está rodeado de entidades y que muchas de estas entidades se alimentan de la energía del ser humano.

También se sabe que algunos parásitos logran introducirse dentro del cuerpo de una persona y transformar a esa persona en una especie de parásito que absorberá energía de los demás. Es por esta razón que el tema es bastante complejo, apasionante y es muy útil tenerlo en cuenta, pues es muy habitual encontrarse con parásitos en la vida cotidiana.

Hay muchos síntomas que se dan a la hora de ser parasitado por algún tipo de energía. Como bien sabemos en el mundo material los parásitos son seres físicos que viven de otros cuerpos. Por lo tanto los parásitos no tienen energía propia, sino que se alimentan del otro. Hay parásitos en el mundo animal y vegetal. Pero también hay parásitos que se encuentran en un plano que no se ve, es el plano energético, el plano inmaterial, un plano que sólo pueden ver los videntes y percibir las personas con un grado alto de sensibilidad.

En nuestro sitio tenemos muchos artículos que hablan de entidades energéticas malignas, de protección espiritual y de otros temas que están relacionados de alguna manera con este que brindamos aquí. Cinco artículos que te podrían interesar:

  1. La verdad sobre los fantasmas y espíritus: Cuando hablamos de entidades negativas estamos hablando también de espíritus y fantasmas que se encuentran en el mundo inmaterial. Este artículo habla sobre ello.
  2. Métodos de protección esotérica: Algunos métodos para protegernos en forma general ante ataques psíquicos y otros ataques energéticos.
  3. Entidades negativas que nos rodean: Aquí se da un detalle de las distintas entidades que nos rodean.
  4. Limpieza astral: En este artículo se explican algunos métodos de yoga que producen una limpieza del cuerpo astral.
  5. Protegerse con luz: Aquí hay otro artículo para protección. Cuando hablamos de parásitos tenemos que tener algún método para protegernos, este artículo habla específicamente de un sistema que se utiliza para aplicar luz como método de protección.

Qué son los parásitos energéticos

3 tipos de parásitos energéticos:

  1. Parásitos humanos:

Aunque la frase podría sonar un poco fuerte, existen realmente parásitos humanos. Dentro de estos parásitos energéticos, podemos diferenciar a su vez dos categorías: Las personas que se encuentran encarnadas y que poseen una energía que se ocupa de alimentarse de los demás, y las personas que se encuentran desencadenadas y que están en el otro mundo absorbiendo la energía de los vivos. El procedimiento por el cual una persona se transforma en un parásito energético es bastante complejo, pero podemos mencionar que los parásitos energéticos, las entidades que se encuentran en el plano espiritual se apoderan de una persona y al mismo tiempo se transforman en parte esa persona para absorber energía. De esta manera las entidades parásitas utilizan a una persona como intermediaria. Esto es más común de lo que se piensa. Las personas que no se encuentran encarnadas y se transforma en parásitos, son espíritus errantes que necesitan alimentarse de la energía de los demás para seguir viviendo. Hay dentro de esta categoría algunos seres desencarnados que pueden quedarse al lado una persona durante mucho tiempo, estos seres parásitos se ocupan de ir quitándole la energía poco a poco a una persona y puede llegar a matarla, puede debilitarla tanto energéticamente que esta persona puede enfermarse fácilmente.

  1. Entidades oscuras:

Hay determinadas entidades que vienen del reino del mal, estas entidades necesitan de la luz para seguir viviendo en el mundo. Aunque esto parece algo de fantasía, es real que estas entidades existen, y es real que se ubican muy cerca de algunas personas que tienen cierta luminosidad. Las entidades oscuras se ven al ojo del vidente como figuras que poseen distintas formas, algunas parecidas al humano, estas formas oscuras y con colores pálidos se hallan cerca de la víctima en forma constante y la persiguen quitándole la energía. El vidente puede observar además que hay un hilo que va desde la entidad parásita hacia la persona y que por ese hilo el parásito absorbe la energía. Las entidades oscuras buscan que sus víctimas hagan algunas acciones determinadas para obtener lo que ellas necesitan. Al principio la persona no entiende algunos de sus impulsos, pues éstos provienen del parásito, sin embargo con el tiempo la persona comienza a pensar que sus impulsos son suyos y termina transformándose lo que el parásito necesita. Es así como un parásito se hace manejador de su víctima.

  1. Gusanos energéticos:

Los gusanos energéticos son pequeñas entidades que se encuentran distribuidas en el mundo. Estamos hablando de entidades invisibles para el ojo común. Son entidades que se agrupan para atacar a la víctima. El vidente observa que son pequeños gusanos generalmente de color blanco que se ubican en el cuerpo de una persona a cierta distancia, como si estuvieran a 2 cm del cuerpo físico. De esta manera los gusanos energéticos proceden a alimentarse del cuerpo astral de la persona y también de la vitalidad que se encuentra en el cuerpo etérico. Hay muchísimos gusanos energéticos y son muy habituales, la persona cuando es atacada por estos seres siente que su energía decae. La particularidad de estos pequeños gusanos es que si permanecen mucho cerca de una persona, atraen a otros gusanos, por lo cual la persona termina totalmente parasitada. De esta manera la persona puede caer en la enfermedad. La conciencia de los gusanos energéticos no es mucha, son como pequeños animalitos que no tienen noción de lo que están haciendo y tan sólo quieren sobrevivir. Utilizan la energía del ser humano para poder seguir viviendo y es su naturaleza permanecer cerca de nosotros. A diferencia de las entidades oscuras estos pequeños gusanos astrales no poseen una inteligencia sino que actúan en forma instintiva y sin pensamiento. Son algo así como insectos que son atraídos por la luz. En este caso la luz es la energía humana.

Aquí hablamos de tres tipos de entidades que se ocupan de robarnos la energía. Por supuesto que hay muchas más variantes, hay muchos tipos de seres que tienen una actitud parásita hacia nosotros, la energía del ser humano es muy grande y muy importante y el propósito del ser humano es que esta energía no sea captada por los parásitos energéticos. Es importante por lo tanto, siempre tener algún método de limpieza energética. También saber que cuánto más centrados estemos, menos posibilidades habrá de que los parásitos energéticos se apoderen de nosotros.

hechizodeamor2

Reply