Ritual de congelamiento

Hay muchos rituales para frenar a las personas malignas o inoportunas, en este caso te dejamos un ritual de congelamiento. Este se llama así porque lo que hace es congelar y detener una situación generalmente desagradable, el congelamiento se hace por el tiempo que lo necesitemos.

El ritual se practica una vez pero mentalmente hay que tenerlo presente.

Generalmente hay personas en la vida que sentimos que quieren hacernos daño, hay muchas personas entrometidas que buscan meterse en nuestra intimidad, generar discordia o simplemente aprovecharse de nuestros logros. También hay personas envidiosas que buscan quitarnos lo que es nuestro.

Et todos estos casos el ritual de congelamiento funciona a la perfección.

Como todo ritual exige que estemos convencidos de lo que estamos realizando, en este caso frenar a una persona indeseable. Si hay dudas, el ritual puede no funcionar del todo.

Ritual de congelamiento: procedimiento

El ritual es muy sencillo, pero como dijimos es necesario tener cierta concentración y evitar las dudas. El objetivo de este ritual es detener a una persona que nos está haciendo daño, ya sea con su energía o materialmente con acciones específicas que nos hacen mal, que nos perjudican a nosotros o a nuestros seres queridos. Este ritual lo que hace es congelar a la persona o a la situación.

Lo único que debemos tener es una foto de la persona que nos hace daño. Además de tener un congelador, freezer o nevera en nuestro hogar.

El ritual se realiza de la siguiente forma: se toma un vaso de plástico o un pequeño recipiente y se introduce la foto en él , cuando lo hacemos decir las siguientes palabras: ”A partir de ahora , ya no tienes poder sobre mi persona ni sobre ningún ser allegado a mí” , luego decir el nombre de la persona que quieres congelar en voz alta y poner el vaso o recipiente con la foto dentro del congelador, cerramos la puerta del congelador con la siguiente frase: “Te congelo, quedas congelado/da hasta que yo decida”. Luego debes tener en mente esta última frase para repetirla cada vez que se presente la situación o persona que quieres congelar.

También puedes mirar cada tanto el vaso congelado con la foto adentro y repetir la frase, lo que traerá un repentino freno a la situación y personas que quieres evitar.

Este ritual de congelamiento es muy potente y muy efectivo. Cuanto más clara tengamos en mente la imagen de la persona en un recipiente congelado mejor funcionará.

Cuando sintamos que el peligro pasó o sintamos que ya esa persona no nos molesta podemos descongelarla, sacamos el recipiente y la foto y lo arrojamos a un lugar donde nadie lo vea.

Si no estás seguro de que te va a volver a molestar es mejor dejar a la persona congelada.

Aquí te hemos traído este ritual de congelamiento. Esperamos que lo uses, es muy efectivo.

hechizodeamor2

Reply