Ritual con ruda para alejar la mala onda del hogar

Aquí te daremos un ritual en el  que se utiliza la ruda y que es útiles para alejar las malas energías que te rodean en el hogar, también ayuda a prevenir que en tu casa u oficina no penetren energías nocivas.

Cuando decimos mala onda nos referimos a una serie de energías que circulan y que de alguna manera  pueden influenciarnos en forma perjudicial.

El ritual  lo que hace es alejar esas energías y protegernos de las mismas.

La ruda es una planta muy utilizada para cuestiones mágicas, en la antigüedad se usaba mucho. Hay una vieja leyenda que dice que teniendo esta planta en la puerta de la casa trae la riqueza.

En Sudamérica se encuentran las plantas de ruda en los jardines y especialmente en la puerta de la entrada del hogar siguiendo esta vieja tradición.

Lo cierto es que es una planta que posee cualidades mágicas, de aroma fuerte no suele crecer en forma natural sino que debe ser cultivada. Una vez que se tiene una planta ella se reproduce fácilmente, pero tiene la cualidad de que no es posible plantarla, sino que es como si la semilla eligiera el lugar que más le gusta crecer, se dice que donde crece es porque necesita curar esa zona, es decir ese lugar posee una energía negativa y la planta se alimenta de ella limpiando el sitio. Los brujos y brujas siempre tienen esta planta en su jardín.

Un ritual lo que hace es convocar una energía especial para que ella se ponga a tu servicio. Por medio de la combinación de un ritual con esta planta lograremos espantar las malas energías y por lo tanto y como consecuencia atraer la buena suerte y las buenas vibraciones.

Algunas preguntas que puedes hacerte con respecto a este tema:

¿Es posible que por medio de la magia o un ritual pueda alejar las malas energías?

Sí, esto es posible, por medio de la magia, es posible no sólo alejar malas energías sino hacer muchas cosas.

Lo que debes saber es que las energías son formas invisibles que se hallan dispersas en el mundo y que te influencian a ti y a todo lo que nos rodea de diversas formas.

Esas energías pueden ser manejadas, esto es lo que hace un mago o brujo. Es decir que esas energías son formas que pueden manipularse.

La maestría en esta manipulación es algo que se adquiere con el tiempo y con estudio, pero lo cierto es que hay algunas fórmulas que sirven para encauzar lo que llega a nuestro entorno para perjudicarnos. El ritual lo que hace es buscar un efecto determinado con las energías circundantes, en este caso: Alejar las malas vibraciones.

Hay rituales para todo tipo de cosas e intenciones. Los que propician la detención de negatividades son fórmulas mágicas que intentan alejar una corriente maligna que puede influenciarte.

Las influencias pueden ser sutiles o directamente muy fuertes y perniciosas. Hay gente que siempre tiene mala suerte o que en un determinado momento siente que la suerte lo abandona. Allí es que hay una energía negativa que de alguna forma “se coló” en su entorno energético y vital y lo modifica en forma perjudicial.

Por medio de la magia es posible proteger a esa persona y hacer que esa energía se aleje.

Las malas energías no siempre pueden reconocerse. Es posible que la persona se halle acostumbrada a convivir con estas vibraciones perjudiciales y las considere normales.

Hay personas que están convencidas que la mala suerte es normal y que por alguna razón no tienen existo en la vida. Por medio de la magia esto se puede cambiar.

¿Cualquier persona puede protegerse de una energía negativa con un ritual?

Como dijimos anteriormente es cierto que los magos y brujos tienen claro cómo combatir la mala onda, pero también es cierto que existen fórmulas más o menos sencillas que pueden utilizarse por personas que no tienen tantos conocimientos.

La condición es que utilices la fórmula mágica (el ritual) de forma lo más precisa posible, siguiendo las indicaciones al pie de la letra y también, hay que decirlo, debes hacerlo con algo de fe.

La fe es importante en la magia, ya que por medio de la fe pueden activarse energías muy positivas que hacen que un ritual tenga una tipo de frecuencia que redunda en una mayor efectividad. Como dice el dicho: la fe mueve montañas.

Si no crees que la magia es posible es mejor que no efectúes ningún acto mágico.

Si tienes dudas quizá debas primero aclararte las dudas y luego proceder a efectuar el ritual o acto mágico que quieras hacer.

Hay muchas teorías modernas sobre la energía que abalan los procedimientos mágicos. Una de las más interesantes es la que dice que todo en el universo se mueve por medio de energías invisibles, energías que no pueden contemplarse a simple vista pero que los videntes y personas sensitivas ven y perciben.

Esta teoría dice que el mundo material es una consecuencia del mundo energético o invisible. Por lo tanto un mago o un aprendiz de mago intentada aprender sobre este mundo invisible. ¿Qué debe aprender? Pues debe tratar de conocer las leyes que gobiernan a este mundo que son leyes muy diferentes a las del mundo material.

Conociendo las leyes del mundo invisible una persona común puede poco a poco transformarse en mago o brujo y también comenzar a hacer hechizos y rituales para resolver problemas concretos pero que tienen su fundamento en las trabas y problemas que posee la energía.

Esto es algo que no se comprende del todo pero que es necesario saber si es que queremos hacer un buen ritual o un buen hechizo.

Artículos relacionados

En nuestro sitio tenemos algunos post que se relacionan con este tema. 5 que te pueden interesar:

  1. Vinagre y ruda para la mala suerte: Aquí se utiliza la ruda para la mala suerte, muy interesante. La ruda y el vinagre suelen ser repelentes de las malas vibraciones. Prueba limpiar el piso de la casa con vinagre y agua, verás que no sólo se limpia del polvo que pueda haber sino también de cierta energía negativa.
  2. Ritual y talismán con ruda para alejar la envidia: La envidia puede ser una energía muy negativa que nos influencie. Para quitárnosla de encima aquí se da un ritual con ruda y la confección de un talismán para alejarla definitivamente de tu vida. Los talismanes son muy útiles en la protección de nuestro cuerpo.
  3. 2 rituales para alejar la mala suerte: Aquí se dan 2 rituales muy interesantes que alejan la mala suerte. Muchos piensan que lámala suerte no puede cambiarse pero por medio de estos rituales podrás cambiar esa malsana vibración que te acompaña.
  4. Substancias y plantas de protección: Hay algunas plantas que son especiales, aquí se listan algunas de ellas y los procedimientos que podemos usar para protegernos de malas energías.
  5. Cómo detectar las malas energías y combatirlas: Aquí se dan algunas instrucciones sobre la forma más fácil de detectar las energías negativas y también se dan algunos métodos para combatirlas.

Ritual con ruda para alejar la mala onda del hogar

Ritual con velas negras y ruda para alejar las malas energías en el hogar

En este ritual se utilizaran varios elementos que son fáciles de obtener, el efecto es tanto para la casa como para la oficina o lugar de trabajo.

Elementos a utilizar:

  • 3 velas negras de un tamaño mediano
  • Diez hojas frescas de ruda
  • Un papel blanco cortado en forma de círculo con un diámetro de 60 centímetros
  • Un plato de metal
  • Un carbón para quemar la ruda
  • Una tiza de color rojo
  • Una mesa de madera pequeña donde se pueda escribir con la tiza
  • Un bolígrafo rojo

Ten en cuenta que todos los elementos no podrán volver a ser utilizados, es decir que los perderás en el ritual.

Procedimiento:

El procedimiento no es muy sencillo, pero si sigues los pasos lentamente repasándolos antes de hacerlos lograrás realizarlo sin inconvenientes.

El ritual debe hacerse en la casa o lugar que se quiera limpiar de energías negativas, por medio de este ritual lograrás también que la negatividad no se acerque al lugar, es decir que sirve tanto como limpieza energética de un sitio así como de protección.

Hacerlo por la mañana y a solas, preferentemente en un día con sol y si es posible abriendo las ventanas.

Poner el círculo de papel sobre la mesa, hacerlo lentamente y decir las siguientes palabras: “A partir de ahora, el círculo protege las buenas cosas, se cierra el destino, se abre la luz”.

Luego tomar cada una de las velas y ponerlas alrededor del círculo de manera que conformen las esquinas de un triángulo imaginario, colocarlas de modo que el triángulo sea equilátero con una punta mirando hacia arriba.

Cada vez que ponemos una vela decimos la siguiente frase: “La luz se afirma, se van ellos”.

Una vez colocadas las velas procedemos a poner en el centro del círculo el plato de metal y encima el carbón. Encendemos el carbón diciendo las siguientes palabras: “El fuego libera lo que se estanca”.

A continuación colocamos una tras otras las hojas de ruda, cada vez que dejamos caer una hoja sobre el carbón decimos la palabra “amen”.

Una vez que están las diez hojas allí. Esperamos diez minutos aproximadamente sentándonos delante del círculo y cerrando los ojos. Al hacerlo imaginamos que todo el predio en el que estamos (si estamos en una casa toda la casa, si estamos en la oficina toda la oficina) se llena de luz. Mantenemos esa idea visualizando que la luz penetra en el edificio y expulsa la oscuridad.

A continuación procedemos a encender las velas. Comenzamos con la que se encuentre más a la derecha y lo hacemos de derecha a izquierda, cada vez que encendemos una vela decimos la siguiente frase: “Una luz más”.

Cuando las tres velas están encendidas permaneces en silencio y con los ojos cerrados otros  diez minutos y vuelves a imaginar que todo el predio se llena de luz.

A continuación apagas las velas y haces con la tiza una marca en la mesa en cada lugar que las velas están. Las haces al costado de ellas. Luego haces unas marcas en el círculo con la lapicera a la altura en que se encuentran las velas, coincidiendo con las marcas de tiza que están en la mesa.

A continuación giras el papel a la derecha haciendo coincidir las marcas. Y vuelves a encender las velas. Al hacerlo cada vez que enciendes una véala dices: “Gira hacia el lado de la luz”.

Luego esperas cinco minutos, cierras los ojos e imaginas que tu casa u oficina se llena de luz. A continuación apagas las velas y vuelves a girar el papel hacia la derecha haciendo coincidir las marcas que están en el papel con las que se encuentran  en la mesa. Enciendes las velas y vuelves a decir: “Gira hacia el lado de la luz”. Vuelves a imaginar tu hogar lleno de luz.

Esperas 5 minutos mentalizando y por ultimo vuelves a hacer lo mismo girando el papel hacia la derecha hasta hacerlo coincidir nuevamente con las marcas, apagando las velas y luego encendiéndolas y diciendo la frase.

Realizado esto sacas las velas a un costado, compruebas que el carbón donde estaba la ruda esté apagado, si no lo está procedes a apagarlo con un poco de agua, luego tomas lo que quedó de las velas y lo pones sobre el carbón y el plato, luego pones también allí la tiza y la lapicera y procedes a envolver todo con el papel. Lo envuelves formando un pequeño paquete.

Dices cuando terminas de hacer esto: “Acabase el mal, se sella el pacto”.

A continuación y para terminar el ritual debes tomar el paquete y enterrarlo en tu jardín o en un lugar con tierra. Si no posees tierra tienes que enterrarlo en una maceta a la entrada de tu casa.

Este ritual puede repetirse las veces que queramos. Especialmente cuando sentimos que nuestra casa se encuentra recargada con malas energías.

Recursos Recomendados:

Lee Cómo Aprender a Usar La Magia para Recuperar, Dominar Y Amarrar a tu Pareja

hechizodeamor2

Reply