Seres que puedes encontrar en el más allá

Por medio de este artículo te dejaremos una pequeña guía de los seres que puedes encontrar en el más alá.

Por supuesto que la lista es casi infinita, pero hay distintas categorías en las que pueden dividirse las distintas entidades, espíritus y todo tipo  de fuerza, energía  o como quiera llamarse a los seres que se encuentran en esa región que no es visible para el ojo común, pero que es real para aquel que puede tener una visión esotérica.

La lista de entidades puede ser muy grande, es útil tener referencias en este aspecto, para que por medio de estas referencias podamos directamente anteponer estas referencias a lo que podamos ver o visualizar cuando nos acercamos  al otro mundo.

Dentro de las entidades, podríamos hacer una primera división que sería la que delimita a las entidades negativas o malignas y entidades positivas o benignas. Hay también algunas entidades que son de alguna manera, neutras .Esta división podemos resumirla  de la siguiente forma:

  1. Entidades malignas: Aquellas que están en el lado negativo de la evolución, es decir fuerzas que son involutivas y atentan contra el bienestar y progreso de la humanidad. Hablamos de progreso espiritual.
  2. Entidades positivas: Son aquellas entidades que se encuentran en el mundo para ayudar a la evolución y ayudar a que el ser humano adquiera conocimiento. Estas entidades suelen intentar anular a las entidades negativas y se posicionan como consejeras de los seres humanos.
  3. Entidades neutras: Son aquellas entidades que no influencian ni positiva ni negativamente a los humanos. Dentro de estas entidades hay algunas que son bastante juguetonas y que pueden inclinarse tanto a lo oscuro como a lo luminoso.

Las personas tienen  sus inclinaciones y serán atraídas por unas entidades u otras.

El cultivo de nuestra propia valía y la elevación de la energía personal hacen que las energías y entidades negativas no puedan atacarnos.

Aun así, siempre es necesario tener algún sistema de protección para estas entidades negativas.

Dentro de los sistemas de protección el más común es el de hacer algún tipo de campana energética o escudo.

Hay un  método muy interesante y  bastante antiguo y puedes verlo en detalle en este artículo llamado Ritual atlante de protección, que se encuentra en nuestro sitio.

Independientemente de las distintas entidades, es interesante que leas sobre temas que están asociados a este, 3 temas que te pueden interesar:

  1. Entidades invisibles que nos rodean
  2. Entidades negativas que nos rodean
  3. Entidades astrales

Las más importantes y conocidas entidades que puedes encontrar en el más allá:

Algunas Entidades negativas del más allá:

Diablos y súcubos:

Se trata de entidades asociadas directamente al mal.

Estos seres pueden ser humanos que han caído en la práctica de la maldad a lo largo de muchas vidas y que luego quedan en el otro plano exclusivamente para efectuar maldades.

Los súcubos son pequeñas entidades que se las ve de color rojo u oscuro rojizo, que parecen tener fuego a su alrededor. Este resplandor hace que parezcan muy terroríficas y lo son, salvo porque son fáciles de espantar con alguna plegaria u oración que implique la convocatoria del bien.

Se piensa y se dice que los diablos responden a una especie de entidad superior a ellos y que podría ser el conocido ángel caído que se menciona en  la biblia cristiana, es decir el mismo demonio. Esto es una suposición no muy correcta, pues si bien hay jerarquías en el más allá, éstas no están organizadas en forma muy precisa y son más bien caóticas, es decir que no responden a otras superiores sino más bien que son bastante independientes.

Muertos vivos y vampiros:

Las entidades vampíricas son aquellas que necesitan que una persona viva les dé su energía. Llamamos muertos vivos a aquellos que están en el otro mundo luego de fallecidos pero que mantienen lazos con el mundo terrenal.

Esto es más común de lo que se piensa.

Es urgente protegerse ante cualquiera de estas entidades.

Suelen tener dientes o bocas muy especiales y de esa creencia surgida de una visión errónea que hace el vidente, es que existe toda una mitología sobre la existencia de vampiros como personas, pero en realidad no son personas sino entidades, y no tienen colmillos! , si no que poseen unas pequeñas extremidades por las que roban energía.

Hay que tener en cuenta además que algunas entidades maléficas vampíricas tan sólo son pequeños gusanos.

Las personas que se mantienen en el otro mundo, muertas, pero con contacto con el mundo de los vivos, son personas aferradas al mundo material que buscan alimentarse de este mundo para poder seguir en ese plano.

Pueden ver el mundo de los vivos pero no pueden intervenir en él, por lo cual por regla general se transforman en fantasmas que suelen estar muy frustrados. Estos fantasmas tienden a causar muchas molestias a su alrededor.

Las casas embrujadas no son más que casas ocupadas por estas personas fallecidas que quieren llamar la atención para que los vivos se acerquen a esas casas y así poder alimentarse de la atención que ellos les dan. Su objetivo es seguir en el mundo de los vivos.

Entidades creadas especialmente para  hacer el mal:

Hay muchas entidades creadas por brujos y otras personas para hacer el mal.

Dentro de estas entidades tenemos aquellas que pueden ser muy bruscas con las personas tanto hundiéndolas en depresión como provocando otro tipo de malestares.

Los brujos y magos negros crean estas entidades con fines específicos, generalmente para quitarle la energía a alguien y usar esa energía en su provecho.

Hay muchas fantasías con respecto a esto, pero lo cierto es que este sistema existe, la creación de entidades es, con un correcto aprendizaje, bastante fácil de hacer.

Crear una entidad negativa es algo que se hace por medio de una correcta mentalización y energización de una idea. Luego esa idea se envía en una dirección para que cumpla un determinado objetivo.

Hay también algunas entidades creadas para hacer el mal pero que no son tan específicas, surgen a partir de ideas perversas de los seres humanos, estas ideas pueden transformarse en una entidad y pueden ser peligrosas porque a diferencia de las creadas por un brujo no tienen ningún norte y vagan a la búsqueda de realizar maldades sin ningún objetivo claro, más que molestar a los humanos.

 

Algunas entidades positivas o benéficas que habitan el más allá:

Angeles

Ángeles:

Los ángeles son seres humanos que han alcanzado, a partir de haber hecho un camino evolutivo muy especial, cierto grado de maestría con la energía de la luz.

Estos ángeles dejaron de ser seres humanos hace mucho tiempo y se ocupan de cuidar cierto orden cósmico y de ayudar a los seres humanos. Sobretodo tratan de mantener a raya a las entidades negativas.

Los ángeles no tienen alas como dice la mitología popular, pero si poseen un cuerpo traslúcido que emana mucha luz. Se cree que las alas que un vidente puede ver son parte de esa aura luminosa que sale del corazón de los ángeles y que va desde el centro del externo hasta el extremo más alejado de su espalda.

Hay muchas categorías de ángeles, y también se piensa, al igual que con las entidades negativas, que existe un ángel que es el mayor y el que organiza al resto.

En este caso esa jerarquía si existe, pero no es una jerarquía como puede ser la humana. La luz y su vibración es la que ponen a ciertos ángeles por encima de otros, la influencia que estos ángeles superiores ejercen sobre los inferiores se debe a cierto grado de luminosidad.

Esta luminosidad se trasmite y por medio de ella es que se crea la jerarquía.

Los ángeles de la jerarquía superior son los que se ocupan de mantener un orden de luz en el planeta tierra y se dice que están directamente relacionados con la energía cósmica original, qu es la energía que creo al planeta tierra.

Espíritu protector del planeta:

Existe un ser que podría denominarse ángel superior que es el espíritu que protege el planeta tierra.

Esta entidad se ocupa de mantener en condiciones el planeta y así como hay un ángel que es el protector de un ser humano, también existe esta entidad que protege a la tierra.

Cada planeta tiene su entidad protectora.

Las entidades protectoras de los planetas surgieron cuando los planetas se crearon, así que son entidades muy antiguas, podríamos decir que son súper espíritus.

Como grandes seres incorpóreos son difíciles de ver, sin embargo es posible sentirlos como una entidad global que protege nuestra tierra.

Muchos confunden a este ser con Dios. Pero lo cierto es que si existiera Dios estaría mucho más “arriba” que esta entidad.

La entidad puede enojarse cuando el planeta es maltratado y puede hacer que el mismo planeta se preserve a sí mismo por medio de movimientos que producirían catástrofes u otros fenómenos.

Los pueblos originarios de todo el mundo tenían conciencia de la existencia de esta gran entidad y de alguna forma siempre le rindieron culto.

Seres del más allá ayudantes de los humanos:

Hay personas que permanecen en el más allá y que quedan luego de fallecer en un estado intermedio. En ese caso debido a su grado evolutivo alto, no necesitan alimentarse de los demás como los vampiros y lo que hacen en el otro plano es ayudar a que ciertas situaciones positivas se den.

Se dice que dentro de esta categoría pueden incluirse a ciertos maestros espirituales y a personas que quedan en el otro mundo para cuidar a los humanos de igual manera  a cómo lo haría un ángel.

Estas personas no poseen grandes capacidades espirituales sino que son personas muy sabias que quedan en el otro plano con el fin de seguir contribuyendo al desarrollo de la humanidad.

Se los suele ver en lugares donde los humanos intentan crecer espiritualmente, también se hallan en lugares donde las personas estudian, pues estos seres pueden estar en el otro plano para ayudar a concretar ciertas cosas que ellos conocen muy bien.

Hay algunos científicos que luego de morir siguen en los mismos ámbitos ayudando con sus ideas a las personas que quedaron vivas.

También ciertos monjes que permanecen luego de fallecidos en los monasterios a los que pertenecieron y que se quedan allí para ayudar espiritualmente a los que siguen el mismo camino que ellos.

Si bien el tiempo de permanencia en ese estado intermedio es variable, lo cierto es que toda persona que fallece debe seguir su camino, por lo tanto con el tiempo estas personas son llamadas a la encarnación para que pueden hacer su tarea directamente en forma de personas vivas.

En algunos casos esas personas, debido al servicio que prestan a la humanidad pueden transformarse en seres evolucionados que permanecen en el más allá sosteniendo la energía de vida.  De esa forma pasan a formar parte de la jerarquía que se ocupa de sostener la energía del bien y se transforman con el tiempo en Budas y avatares.

Espíritus de la naturaleza:

Hay ciertos espíritus de la naturaleza que se encuentran muy a gusto con los humanos y que están en la tierra para ayudarnos.

Estos espíritus de la naturaleza son ciertos seres que engloban a todo un mundo natural. Dentro de estos seres de la naturaleza existen desde los grandes hasta los más pequeños.

En la cultura oriental se los llamó devas.

Existen desde los que se ocupan de cuidar plantas pequeñas y no se ponen en contacto con el humano, hasta los grandes devas que se ocupan por ejemplo de cuidar un bosque o que son guardianes de determinado grupo de plantas y que muchas veces son los que mantienen contacto directo con los hombres y en muchos casos aconsejan y cuidan de algunas personas que ellos eligen porque las creen más evolucionadas, o mejor dicho , más afines a su vibración.

Los espíritus de la naturaleza pueden transformarse en entidades negativas para el hombre, porque estos seres poseen ciertos sentimientos que los arraigan a las plantas que ellos cuidan. Si el hombre daña a las plantas estos seres pueden enfadarse y producir muchos desordenes en los humanos.

Se sabe  que estos seres han ayudado a muchos humanos a seguir con vida en situaciones límite cuando un humano se pierde en un bosque o en algún lugar natural, también se sabe que estos seres pueden atentar contra un humano. Hay muchas películas que relatan esto quizá en forma un tanto fantasiosa, pero lo cierto es que se dan situaciones así.

Los devas son por lo tanto entidades de por sí benéficas, pero protegen el mundo que ellos tienen a su cuidado. No es bueno molestarlas y es loable tratarlas con sumo respeto.

Budas y avatares:

Los Budas son diferentes a los ángeles y diferentes a ciertas personas que ayudan en otros planos, aunque como dijimos anteriormente  las personas fallecidas que poseen un estado de benevolencia muy grande pueden transformarse en Budas.

Los Budas y avatares son seres que velan por la evolución humana. Por lo tanto intervienen directamente con su misericordia para que las personas puedan llevar una buena vida.

Lo hacen estando en un plano invisible pero con plena conciencia de los problemas humanos. Si los ángeles son seres muy incorpóreos que se ocupan de cuidar a los humanos, pero que mucho no entienden de lo que los humanos viven porque están muy lejos de esa vibración, los Budas y avatares son seres que están muy al tanto de los problemas, conflictos y todo tipo de cuestiones concretas que les suceden a los seres humanos. Por lo tanto son ayudantes que pueden ser muy reales y que se pueden ver cuando nos encontramos en un estado de relajación y de apertura.

Algunas entidades neutras que nos rodean:

Devas de los minerales y otros planos:

Hay ciertos espíritus de la naturaleza que no intervienen en el desarrollo humano y que no se inclinan ni hacia el lado de la luz ni hacia el lado de la oscuridad, podríamos pensar que por ser seres  que están en la naturaleza son de por sí luminosos, pero lo cierto es que su actividad está en un plano que no tiene injerencia sobre el bien o el mal, es decir se encuentran más allá de lo positivo o negativo.  Estos devas pueden estar muchos siglos en una misma postura o participando de una actividad que los humanos no  pueden entender. Muy pocos humanos los ven y cuando los ven los confunden con alguna cosa u objeto material.

Espíritus observadores:

Hay ciertos espíritus que provienen de otros planetas que se ocupan tan sólo de observar. Estos espíritus se encuentran en otros planos y no pueden intervenir.

Así algunas veces pueden ser vistos, se los ve como seres sin luz, pues es sabido que todo ser que participa de la evolución o involución terrestre tiene algún grado de luz. Sin embargo estos seres son de aspecto sombrío y no poseen brillo, es decir son seres opacos que se ven como sombras en el otro mundo.

Aquí te dejamos una pequeña guía de los seres que puedes encontrar en el más allá. Esperemos te sirva nuestro artículo.

hechizodeamor2

Reply