Significado del arcano mayor La torre

El arcano número diez y seis del Tarot se llama La torre, o también La casa de Dios. El número diez y seis al ser reducido se transforma en siete, por lo cual esta carta habla de una energía divina y la energía que está relacionada con el número que se asocia al ser humano regido por las leyes divinas, a los septenios o etapas que regulan los ciclos y a todo lo que se multiplica a partir del número siete.

Significado del arcano mayor La torre

Si miramos el dibujo veremos una imagen muy espectacular, se ve a una torre atacada por un rayo, y se ven también a personas que caen, como si estuvieran cayendo de la torre, en algunos dibujos puede verse la imagen de una corona en la parte alta de la torre, como si el rayo hubiera separado la corona que estaba en lo alto del edificio, intentando derribarla. Sin dudas es una carta fuerte que habla de un acontecimiento que no es habitual.

Esta carta también se llama La casa de Dios porque recuerda las dos ciudades que Dios destruyó, llamadas Sodoma y Gomorra, el rayo cae como castigo divino y destruye lo que ya no sirve. La casa de Dios o la torre es una carta que habla de destrucción de algo inservible, es decir que cuando algo no puede seguir porque tiene bases falsas aparece la destrucción.

Se asocia a esta carta con el planeta Marte que es el que regirá el fuego de la destrucción, también suele asociársela con el signo de Aries por la violencia que genera y porque no hay vuelta atrás una vez realizado el acto de tirar abajo lo que está construido.

Aunque puede estar relacionada con la carta la Muerte y con la carta La resurrección, aquí se habla de que lo construido se derrumba, es decir que esta carta está especificando que hay algo que derrumbar. El rayo viene del cielo y es luz que transforma destruyendo lo inservible. Es por eso que donde esta carta aparece está indicando que allí hay una situación que ya no podrá continuar y que caerá en forma inesperada y violenta.

Esta carta puede dar accidentes en algunos casos, pero los accidentes son producto de acciones que se hacen por imprudencia, es decir se castiga al imprudente, se destruye lo que no está en armonía, lo que tiene bases que no son sólidas o lo que ya no tiene significación.

Es interesante pensar que hay muchas situaciones, relaciones y cosas que en un momento dado tienen que destruirse para que aparezcan nuevas oportunidades. En ese sentido la carta puede castigar pero también es una ruptura con todo lo construido en el pasado. Cuando sentimos que hay algo que ya no funciona más, que es falso, que no es adecuado, el rayo divino viene a destruirlo. Si no percibimos la desarmonía, al rayo no le interesa, vendrá igual.

Si esta carta está asociada a una persona significa alguien que viene a terminar con asuntos postergados, alguien con gran energía que viene a acabar con lo que está mal construido. Si está asociada a una situación significa que esa situación se termina. Si está asociada al dinero la carta habla de una catástrofe financiera o de un final para algunas formas económicas que no eran del todo sanas. Si la carta se refiere al amor habla de rupturas, finales de relación, problemas que terminan alejando a los amantes, noviazgos que no se realizan.

La carta La torre habla de la destrucción, un tema un tanto difícil para los occidentales, pero que hay que tenerlo muy en cuenta, ya que no se puede construir  algo nuevo si no se destruyó lo antiguo.

hechizodeamor2

Reply