Cómo hacer una buena tirada de Tarot

Aquí hablaremos sobre cómo hacer una buena tirada de Tarot.

Cuando nos referimos a hacer una buena tirada, estamos hablando de algunas estrategias que puedes utilizar para que cuando hagas una tirada de cartas lo puedas hacer de la mejor manera posible y logrando  el mejor pronóstico.

Las cartas de Tarot son una herramienta muy útil para la adivinación y para un diagnóstico general sobre algunas situaciones.

Podemos hacer una tirada para nuestro propio diagnóstico o podemos realizarle una tirada a otra persona.

Es más difícil tirarse las cartas a uno mismo que hacérselo a otra persona. Esto es así porque es mejor tirar el Tarot sin conocer al otro, es decir “dejando que las cartas hablen”. Se dice que el verdadero tarotista no se maneja con prejuicios sino que es el perfecto intermediario entre lo que una persona quiere saber y lo que las cartas quieren expresar.

Las cartas nunca mienten y siempre quieren decir algo, saber interpretarlas bien es lo que distingue a un buen tarotista de uno mediocre.

Las cartas del Tarot tienen un universo simbólico que es muy complejo, saber interpretarlo es una de las artes más difíciles.

No sólo hay que interpretar la simbología de cada carta sino ver en cada tirada qué es lo que el conjunto de cartas quiere decirnos.

Sumado a esto, debemos saber establecer una conexión entre el consultante y las cartas, de manera que éstas puedan contestar las preguntas de la mejor manera. Todo esto no es sencillo y hay algunos ejercicios o cosas que podemos hacer para poder realizar esta tarea de la mejor manera.

Algunas preguntas que puedes hacerte con respecto este tema:

¿Es fácil aprender a tirar el Tarot?

Como en todo aprendizaje existen diferentes niveles.

Es fácil estudiar las cartas del Tarot y aprender hacer una interpretación. Por allí se debe comenzar. El estudio de las cartas es muy importante, también estudiar aquellas disciplinas esotéricas que estén relacionadas con el Tarot. Entre estas disciplinas podemos mencionar tanto a la simbología como al estudio esotérico profundo del ser humano y su constitución.

Las cartas no se rigen por un modelo científico, o cientificista, sino que hablan en un lenguaje místico que se encuentra emparentado con disciplinas tan disímiles como la Astrología o el I Ching. Estas disciplinas conciernen al universo energético, al universo mágico, y al misticismo en general. Aprenderlas nos dará una base para después poder hacer una buena interpretación de las cartas.

Aprender el significado de las cartas y aprender hacer una tirada de las mismas no es algo muy complejo ni difícil. Lo difícil es ser un buen tarotista.

 Hay muchos Tarots en el mercado ¿cuál debo elegir?

Es cierto, hay muchos modelos del Tarot en el mercado. Y a medida que pasa el tiempo cada vez hay más personas que dibujan su propio Tarot. En la antigüedad el vidente realizaba sus propias cartas.

Muchos de los Tarots que nos llegan son en realidad el dibujo que hizo un vidente en un determinado momento, cuando se confeccionó su propio mazo de cartas para poder hacer una interpretación más verdadera y más acorde a su sensibilidad.

Es por esta causa que muchos de los Tarots son variaciones del Tarot original que es el Tarot de Marsella.

Este mazo de cartas proviene de unas serigrafías originales que se suponen fueron copiadas en oriente y que llegaron a Europa primeramente a Italia y luego a Francia.

En este Tarot los colores son simples y las imágenes no tienen muchos detalles, pero si los suficientes para que cada detalle sea utilizado por el tarotista.

Es por esta razón que estas cartas son las más originales que existen, y por lo tanto es recomendable comenzar a tirar el Tarot con estas cartas.

Luego que nos acostumbramos a usar este mazo de cartas podemos mirar el resto y elegir el que más nos guste. Pero siempre debemos comenzar con este Tarot, ya que su simplicidad nos facilitará la lectura.

Esta simplicidad no sólo se ve en los colores y en las figuras, sino en la simbología. Es decir los símbolos son escasos pero los justos en cada carta. En cambio hay cartas que son más complejas porque el vidente que las creó puso otros símbolos en ellas, producto generalmente de una meditación que el creador realizó o de ideas que éste tenía con respecto a cada carta.

Hay que saber que cada carta del Tarot es un universo cerrado que tiene cientos de mensajes, estos mensajes poseen una vibración determinada que se encuentra asociada a la carta en cuestión. La modificación con símbolos y agregados puede sumar a esa energía primordial, pero también al agregar elementos, se producen ciertas variaciones que pueden obnubilar o contrarrestar la energía esencial de cada símbolo.

Dentro de este análisis cabe mencionar como una excepción a las cartas del Tarot egipcio. Estas cartas fueron creadas a partir de símbolos egipcios sin tener mucho en cuenta a las cartas del Tarot originales. Y si bien toda la simbología que se encuentra en ellas es muy interesante, hay quienes dicen que estas cartas no se relacionan con el verdadero Tarot.

Sin embargo hay personas que sienten mucha afinidad con la cultura egipcia y prefieren estas cartas.

Si decidimos elegirlas debemos estudiar profundamente toda esta simbología que es diferente a la que se encuentra en las cartas de Tarot tradicional, como el de Marsella, y todos sus derivados.

Artículos de interés

En nuestro sitio tenemos muchos artículos relacionados con este tema que te pueden interesar. Cinco muy buenos:

  1. 2 tiradas de Tarot muy buenas: Aquí se describen dos tiradas de Tarot muy interesantes que puedes utilizar.
  2. La mejor tirada de Tarot para el amor: Aquí se explica una tirada de Tarot que puede utilizarse en cuestiones de amor, algo que es muy habitual, ya que el amor forma parte de una de las más habituales consultas.
  3. Cómo usar la videncia en el Tarot: El vidente puede usar las cartas como medio para ver el futuro, el pasado o lo que él quiera. Aquí se explica cómo es este proceso.
  4. Las cartas del Tarot y la astrología: Hay una relación directa entre las cartas y los signos astrológicos, así como entre las cartas y la energía de los planetas, aquí se explica un poco cómo es este proceso.
  5. Significado de las cartas del Tarot: Aquí se lista el significado de todas las cartas del Tarot, tanto los arcanos mayores como los menores.

Algunas ideas para hacer una buena tirada de Tarot

Aquí te dejamos algunas ideas para que puedas hacer una tirada de Tarot que te resulte provechosa para ti y para aquellas personas que son tus consultantes.

Contacto profundo con las cartas

Nos referimos a tener un contacto con cada una de las cartas del Tarot que no sea sólo teórico y superficial sino que posea una profundidad relacionada no sólo con la mente, sino con otros aspectos de tu ser.

El tarotista debe conectarse con cada una de las cartas en forma precisa e intuitiva. Para hacerlo hay varios métodos, uno de ellos es mantenerse frente a la carta, puede ser un arcano menor o mayor, mirándola un tiempo largo, podemos decir que el tiempo adecuado sería como mínimo una hora.

En esa hora que el tarotista permanece frente a la carta debe no sólo observar sus detalles en cuanto a símbolos y colores, sino que debe conectarse desde todos sus centros energéticos hacia la esencia de cada carta.

Este ejercicio puede llegar a ser muy potente porque establece un vínculo entre la persona y cada arcano. Este vínculo no es un vínculo intelectual sino que es algo que se encuentra en una zona del ser humano más relacionada con los sentimientos, la intuición, el espíritu y todo lo que tenga que ver con el mundo inmaterial.

Establecido este contacto profundo con cada carta, los símbolos que hay en ella, las ideas y energías que en ella comulgan, se comunicarán con el tarotista.

Este ejercicio es bastante simple de ejecutar, pero hay que tener la suficiente entereza energética para poder darse cuenta cuando se produce un vínculo verdadero, en esa hora que pasamos frente a la carta, y cuando en realidad estamos usando nuestro intelecto para mirarla.

Estudio consciente e intuitivo de la simbología de las cartas

Este es otro punto que a veces se descuida.

Existen dos formas de analizar o de observar una carta del Tarot: En forma intelectual y en forma intuitiva.

Es decir, se pueden mirar los símbolos en forma intelectual, es decir podemos distinguir cada símbolo y luego buscar en un libro el significado de cada uno de ellos, y buscar intelectualmente los significados subyacentes. Este es un tipo de procedimiento que apunta al conocimiento intelectual de cada símbolo. Este procedimiento es muy válido, pues aporta a la persona todo el bagaje intelectual que debe tener para poder hacer una correcta interpretación.

Sin embargo al mismo tiempo que la persona  hace este tipo de análisis, también debe conectarse con cada símbolo que hay en cada carta en forma intuitiva. La intuición es la que realmente revela el significado profundo de un símbolo. Para hacerlo, para conectarse con la intuición y que el símbolo sea revelado por medio de este mecanismo, el tarotista debe vaciarse de ideas intelectuales y acceder a cada símbolo desde su mente no racional. Este método es opuesto al anterior, es decir, es opuesto al método intelectual.

Hay tarotistas que sólo utilizan el método intelectual, y hay otros que sólo utilizan el método intuitivo. Pero en realidad lo ideal es utilizar los dos métodos, es decir practicar las dos formas de acercamiento a los símbolos que se encuentran en cada arcano. De esta manera se produce una síntesis entre lo que se denomina el hemisferio izquierdo del cerebro que es el que maneja la información, y el hemisferio derecho del cerebro, hemisferio que analiza las cosas en relación al mundo de la fantasía y de la sensibilidad.

Si logramos conectarnos con cada símbolo de esta manera, lograremos, cuando hacemos una tirada de Tarot, tener rápidamente una interpretación profunda y acertada.

Contacto místico con el mazo de cartas y con el tapete

Esto es algo que muchas veces no se tiene en cuenta.

El mazo de todas las cartas representa la unión de todos los símbolos que existen en el Tarot y por ende, se dice, que estos son todas las cosas que existen sobre la tierra.

Dicho de esta manera esto parece una exageración, sin embargo, las cartas de Tarot reflejan situaciones muy variadas que engloban a casi todas las situaciones que pueden darse en el planeta. Cuando estas situaciones se juntan en un mazo de cartas, es decir cuando se encuentran todas juntas, el tarotista se haya ante un grupo energético que podríamos denominar sagrado. Por lo tanto debe proceder con un respeto muy profundo.

Cuando decimos que se debe establecer un contacto místico nos referimos a este hecho, el tarotista debe situarse frente al mazo de cartas como si éste fuera un símbolo sagrado. Así como lo hace el monje ante un altar.

Incluimos en esta relación sagrada también al tapete, nos referimos a la tela o pequeña alfombra que se utiliza para hacer la tirada de Tarot.

Esta pequeña alfombra puede tener dibujos, o puede ser de un determinado color, aquel que el tarotista haya elegido porque resulta el más afín a su personalidad. Pero tanto el mazo de cartas como la tela, deben ser tratados en forma muy diferente a como se tratan los objetos cotidianos.

Por eso es recomendable guardar estos objetos en un lugar especial, tratar de que ellos les de determinada luz, y efectuar algún acto simbólico o ritual cuando se los saca para efectuar la tirada.

Por supuesto que hay muchas diferentes técnicas para efectuar con respecto un manejo adecuado tanto del mazo de cartas como del tapete. Pero en todas estas técnicas ritualistas lo que se tiene en cuenta, o lo que se privilegia, es este estado de respeto místico hacia estos dos objetos que tienen que ser para el tarotista, sagrados.

 

Hasta aquí te dimos algunos consejos y  hablamos sobre algunas ideas que pueden ayudarte a tener una mejor tirada de Tarot. Esperamos que te haya servido este artículo.

hechizodeamor2

Comenta: