El Altar

El altar es un lugar especial, para devoción o práctica. Es un rincón, que puede estar en un lugar de la casa que nadie ve o en un lugar donde todos puedan verlo. Depende para que lo utilicemos. Si eres religioso querrás tener un altar con tus imágenes en un lugar visible. Si en el altar haces hechizos, haces preguntas, tiras las cartas o las runas, es conveniente que el altar esté en un lugar apartado.

El altar del vidente, mago o hechicero tiene objetos mágicos. Tiene imágenes que lo inspiren. Imágenes que lo protejan, tiene amuletos, tiene objetos que lo conecten con los elementos como ser agua, tierra, fuego, y aire. El agua en cuencos o recipientes sellados, la tierra igual, el fuego representado por las velas, el aire generalmente representado por plumas de aves. Luego combinaciones diferentes, velas en el agua, sahumerios donde se une el fuego con la tierra, ahumadores, pequeños hornos, perfumes, mezclas, remedios. Algunos incluyen imágenes o tallas  de las figuras veneradas, la sal, una campana, la estrella de cinco puntas u otro potente símbolo como protección.

Generalmente el altar tiene alguna orientación con los puntos cardinales y prevalece un color en su piso. Cada vidente hace su altar a su gusto y necesidad, de acuerdo a su escuela. Es su lugar sagrado, su lugar de meditación.

Para el vidente o tarotista es importante que nadie se acerque al altar sin el debido respeto. Y también que nadie extraño toque los elementos que hay en él.

Es conveniente tener el altar en un lugar cerrado. Nunca realizar consultas a otros en el altar. El altar es un lugar privado donde el mago hace sus rituales, sus hechizos, sus adivinaciones.

El altar un elemento imprescindible.

El Altar

El Altar