Forma fácil y rápida de leer e interpretar el aura

Aquí te dejamos un artículo que te enseñará en forma fácil cómo leer el aura y también cómo interpretar lo que puedes ver con tu tercer ojo.

El aura es la manifestación de uno de los cuerpos sutiles que poseen la personas.

Para entender esto hay que comprender que el ser humano no posee tan sólo un cuerpo físico, sino que también posee un cuerpo energético.

Según el antiguo esoterismo existen cuatro cuerpos: el cuerpo astral, el cuerpo etérico, el cuerpo mental y el cuerpo físico.

Hay muchas discrepancias con respecto a qué es exactamente el aura de una persona, es decir que cuerpo sutil es el que se manifiesta cuando se ve el aura.

Algunos piensan que es sólo el cuerpo etérico, otros el cuerpo astral y hay otras teorías que dicen que es la mezcla de estos dos cuerpos.

Por lo pronto es bueno saber que es una energía inmaterial que rodea al cuerpo físico y que no se ve a simple vista.

Para poder observar el aura debemos tener desarrollado el sentido de la videncia. Dentro del desarrollo de este sentido que algunos llaman la segunda atención, existen diversas cualidades, cada una de ellas corresponde a un tipo de nivel que poseemos en nuestro desarrollo espiritual.

Uno de ellos es poder visualizar el aura de las personas, incluso de las plantas y de los animales. Existen otros desarrollos. Podemos decir que poder observar el aura no es algo muy difícil.

Algunos piensan que lo que se debe leer cuando se ve el aura es el color, pero debemos saber que el aura también se modifica y adquiere muchas formas. Es decir el aura posee distintos colores y además es un cuerpo sutil que adquiere diversas formas. Analizaremos esto en este artículo.

Algunas preguntas que puedes hacerte con respecto a este tema:

¿El aura existe o es un mito?

Definitivamente podemos decir que el aura no es un mito. Es una manifestación en un plano de realidad que no podemos observar en forma cotidiana.

Podemos compararlo con el aire que no vemos pero que indudablemente existe. El hombre creo instrumentos para medir la presión del aire, para incluso ver aquello que el ojo no puede observar a simple vista.

En el caso de la materia sutil existen algunos elementos que el hombre creó para poder medirla y poder verla. La primera máquina fotográfica que permite ver el aura es la conocida foto Kirlian.

Esta permite fotografiar el aura y quien sabe leer la fotografía, puede hacer la interpretación correcta sobre cómo se encuentra una persona a partir de los colores y formas que son fotografiadas.

Lo inmaterial o mejor dicho, lo que se manifiesta en otro plano, existe aunque no lo veamos.

Lo que sucede es que debemos aceptar que en el mundo no existe solamente la materia que vemos sino que existe el plano de la energía. Ese plano se encuentra en este mundo y sólo puede ser visto por algunas personas.

Aprender a mirar otro plano de manifestación no es difícil, sólo hay que abrirse a la experiencia de observar aquello que no se puede ver con el ojo físico, sino que se ve con el ojo místico, el denominado tercer ojo.

¿Es posible que una persona común pueda ver e interpretar el aura?

Es posible, no decimos que sea algo fácil y rápido de realizar pero sí es algo que todos podemos hacer.

Es decir, los videntes poseen la facultad innata de poder ver la energía y los distintos cuerpos inmateriales.

Por lo tanto hay personas que nacen con esa facultad. Sin embargo esta habilidad se puede aprender y no es necesario que tengamos una predisposición de nacimiento, sino que como cualquier arte o ciencia con la práctica se puede aprender.

Lo primero que debemos hacer son ejercicios para abrir el tercer ojo, estos ejercicios logran que poco a poco podamos ver el mundo inmaterial y la energía que hay en objetos, plantas y animales.

Por ultimo lograremos ver el aura de las personas.

Luego de esto comenzaremos a tratar de interpretar lo que vemos.

Esto quizá es lo más difícil porque el vidente debe calmar su cuerpo emocional para hacer una correcta interpretación.

Ya que las emociones del propio vidente pueden impedir que realmente vea correctamente.

Es decir lo más difícil de la lectura del aura es establecer una correcta visión y aprender a no entrometer los sentimientos y emociones propias en esa visión y lectura.

Las personas más sensibles al entorno y que cultivan una espiritualidad superior aprenderán con myor rapidez la visión de la energía y de los cuerpos sutiles.

Aquellos que estén más aferrados al mundo material y que sean no creyentes y escépticos, tendrán más problemas para adentrarse en el mundo de la energía.

En esta materia como en casi todas las cuestiones esotéricas, lo importante es la fe y cierta voluntad.

Artículos relacionados

En nuestro sitio tenemos algunos artículos que están relacionados con este tema. 5 que te podrían interesar:

  1. Cómo leer el aura y significado de cada color: Un artículo muy parecido al que te mostramos aquí. Imprescindible.
  2. Cómo limpiar tu aura: El aura se puede limpiar, pues hay acumulaciones que se producen a lo largo del tiempo. En este post se dan algunas ideas para mantener tu aura limpia y que tu energía vital no decaiga.
  3. La importancia que tiene el aura en el amor: Aquí se habla de cuestiones amorosas y cómo el aura de dos personas que se quieren influye en sus relaciones.
  4. Ejercicios para ver el aura: Este artículo es esencial si todavía no puedes ver al aura, ya que te permitirá aprender a hacerlo.
  5. Qué es el aura: Un artículo muy básico pero no por eso menos interesante.

Forma fácil para leer e interpretar el aura

Lo primero que debemos destacar es que hay un ejercicio muy sencillo que te permitirá ver el aura delas personas.

Este ejercicio consiste en sentarse en una habitación a oscuras con una vela blanca encendida y mirar la vela por un largo tiempo.

La vela se debe poner  a la altura de los ojos, nos debemos sentar y poner una silla o taburete con la vela encima encendida. Mirar la vela fijamente y luego cerrar los ojos. Ese es el primer paso.

Luego debemos comenzar a observar la vela y tratar de mirar no la llama sino el color blanco que ella despide.

Poco a poco comenzaremos a ver la luz que hay alrededor de la vela y no directamente la llama.

Debemos alternar entre cerrar y abrir los ojos, incluso pude ser bueno observar la vela con los ojos entrecerrados durante un largo tiempo.

Tratar de no cansar demasiado la vista y hacer este ejercicio durante un mes todos los días por lo menos 10 minutos.

El segundo paso es ir a un teatro y hacer lo mismo que hicimos con la vela. Pero esta vez con las personas. Este es un consejo que me dio un viejo maestro y tiene su razón de ser.

En el teatro la luz que da sobre el escenario es muy potente y esto genera un efecto luminoso que no es habitual, por otro lado la energía con la que el actor hace su representación genera úna ampliación de su aura, y por lo tanto es posible comenzar a ver ese cuerpo ampliado.

Pruébalo luego de hacer el ejercicio de la vela. Si la obra teatral tiene un telón de fondo negro mejor. Si te encuentras lejos, mejor todavía.

Otra cosa que puedes hacer luego de mirar la vela fijamente es poner objetos en una habitación muy iluminada sobre un fondo negro. Puedes comenzar por una planta. Veras que si fijas la vista y luego entrecierras los ojos comenzarás a ver una luz que sale de la planta. Esta luz no es el aura, pero es cierta energía. Si logras concentrarte y comenzar a ampliar esa visión llegarás a ver el aura de la planta.

 

Por supuesto estos ejercicios deben repetirse y debes proponerte como objetivo ver el aura. El objetivo es fundamental porque incluso durmiendo tu inconsciente te irá mostrando la mejor forma de llegar a cumplir ese sueño.

Interpretación de colores y formas del aura

El proceso de ver el aura es lento. Comenzarás viendo el color blanco que es la simple energía que despide el cuerpo. Pero luego cuando adelantes en la apertura del tercer ojo, comenzaras a ver colores y formas en el aura.

El cuerpo sutil se va tiñendo del color de los pensamientos y sentimientos de una persona.

Además va adquiriendo la forma de acuerdo a la intención que esta persona cultiva.

Los videntes de todos los tiempos han examinado el aura de muchas personas y han llegado a diversas conclusiones, casi todas parecidas, es por eso que hay ciertos cánones que indican el significado de los colores y las formas.

Forma y colores del aura de una persona enojada:

El color rojo oscuro indica que la persona se halla frente a un estado de furia, si este color está muy teñido de negro la furia es contenida.

Si el rojo es brillante la furia está a punto de estallar. Este estallido se transforma en una determinada forma del aura. Es decir cuando la persona está furiosa el aura puede dejar de ser ovalada y transformarse en una gran espada roja que apunta hacia el exterior.

Hay muchas formas que adquiere el aura cuando una persona se enoja y esto dependerá del tipo de enojo. Cuando nos enojamos contra alguien especifico hay una flecha que se activa en dirección a esa persona, cuando el enojo es generalizado la persona puede tener algo así como la forma de púas siempre rojas.

Cuando el enojo es hacia el destino, la persona suele tener el aura más grande en la parte superior del huevo luminoso.

Cuando el enojo es hacia uno mismo el aura pareciera que posee flechas que van hacia el centro del cuerpo.

Forma y colores del aura de una persona enamorada:

Se dice que el amor tiene que ver con el rosa y es cierto, porque el rosa es la combinación de la pasión del rojo y el blanco de la pureza.

La forma que adquiere el aura en este caso es con rayos que salen hacia afuera como si quisieran iluminar el entorno, es por esto que la persona enamorada suele parecer iluminada.

Si el amor tiene mucha pasión el rosa puede ser muy brillante y tirando a rojizo, si el amor en cambio es más espiritual el rosa se torna un poco violeta.

Forma y colores del aura de una persona religiosa:

Aquí el aura se torna blanquecina y violeta.

La forma puede ser muy armónica.

Si es una persona devota de Dios el aura tiende a estirarse hacia el cielo.

Si en cambio es una persona que cree en el contacto humano y considera que la religión está muy relacionada con el ayudar al prójimo, la forma que adquiere es estirada en la parte central.

Es posible que la zona del corazón o la que corresponde a la cabeza de la persona se encuentren ampliadas, dependiendo de cómo sea la fe que cultiva, si más mental o más emotiva.

Forma y colores del aura de una persona mala:

La maldad se manifiesta con colores oscuros, rojos casi negro y en algunos casos marrones muy oscuros. La negrura puede cubrir todo el cuerpo sutil.

Si la persona está acostumbrada a hacer daño a los demás adquiere su cuerpo sutil la forma de un arma.

Si es una persona que tiene pensamientos muy agresivos, la zona de la cabeza será ampliada y se estirará hacia afuera. Si en cambio la maldad la hace físicamente es probable que el cuerpo sutil posea algo así como rayos de color negro que sobresalen.

 

Por supuesto que hay muchas más variantes, pero estos cuatro casos te darán una idea de lo que puedes ver. Lo interesante aquí es que puedas evaluar con tu propia experiencia lo que ves. Esto es importante. La propia experiencia del vidente es lo esencial.

Recursos Recomendados:

Lee Cómo Aprender a Usar La Magia para Recuperar, Dominar Y Amarrar a tu Pareja

hechizodeamor2

Reply