in

Técnicas para el desarrollo de la videncia

Aquí hablaremos de algunas técnicas para desarrollar la videncia. Hay muchas técnicas para hacerlo y los distintos procedimientos están muy relacionados con las distintas escuelas místicas y esotéricas que tienen cierta tradición.

Esas técnicas se han trasmitido en su mayoría aunque hay algunas que son secretas.

La videncia es el procedimiento por el cual una persona puede acceder a cierta información que se halla oculta.

Se dice que el vidente “ve” otro mundo.
Cuando se dice que “ve”, se está indicando que tiene acceso a un mundo que para el común de los mortales se encuentra vedado.

Ese otro mundo se haya en una zona que no es visible para la mayoría de las personas. Esto es el origen de muchos inconvenientes para la correcta comprensión de la videncia. Ese otro mundo existe pero sólo algunos lo ven, sin embargo debemos explicar que ese otro mundo no es igual para todos  los videntes, ya que es un mundo que no posee las leyes del mundo material.

Esto ha originado algunos inconvenientes y algunas controversias en el mundo esotérico.

La pregunta que todos se hacen es si es posible que dos videntes “vean” de la misma forma y la respuesta es que no, cada vidente “ve” de diferente forma el mundo invisible, lo que sí es cierto es que dos videntes llegaran a las mismas conclusiones a pesar de que no vean “exactamente” lo mismo.

Este dato es útil para tener en cuenta a la hora de estudiar técnicas para el desarrollo de la videncia.

Por ejemplo es común que el vidente que hace la lectura de un libro que se encuentra en el mundo astral vea las letras al revés, pues se sabe que en ese mundo los objetos están en forma espejada a cómo lo vemos en este mundo.

Pero este hecho no siempre se da de la misma forma, por lo que puede existir un vidente que vea el libro en forma espejada y otro que no, aun así las dos visiones pueden ser verdaderas.

Este es un tema delicado ya que habla de que la videncia siempre es personal e intransferible, por eso un vidente tiene siempre que reinterpretar lo que ve, cuando quiere comunicarlo.

La visión etérica o astral es un tipo de impronta que no tiene palabras, las imágenes a veces pueden confundirse con los sentimientos, los sentimientos con las emociones y ellas con la percepción. Cada vidente desarrolla más un campo específico de su conciencia y “ve” un tipo especial de mundo que es, de alguna manera, creado por él mismo.

Es por eso que cualquier técnica debe ser personal y que los resultados pueden ser variados. Sin embargo hay algunas técnicas básicas que son las que te dejaremos en este artículo.

¿Es posible aprender a ser vidente?

La formación de un vidente puede incluir varias cosas, pero lo cierto es que es posible entrenase en el desarrollo de la videncia y comenzar a actuar en el mundo espiritual y místico.

Por supuesto que esto no se hace de la noche a la mañana. Hay muchos entrenamientos y debemos tener muchos tipos de experiencia antes de que podamos abrirnos a la visión del más allá.

Se dice que la videncia no se obtiene por el estudio disciplinado sino que aparece sola luego de que tenemos un tipo de vibración de apertura. Lograr esa apertura puede hacerse de forma consiente, pero hay que tener en cuenta que existen procesos que se dan en forma natural y en regiones más cercanas al inconsciente que al mundo material.

¿Puede una persona común ver el futuro o ver el mundo del más allá?

Lo cierto es que sí, claro que debemos entrenarnos para hacerlo.

Una persona común puede entrenarse y puede por medio de ese entrenamiento dejar de ser “común”. Es decir que puede acceder a cierto conocimiento oculto.

Esto se logra con estudio, entrenamiento y una correcta visión de los pasos que hay que dar.

Una persona corriente está preparada, como lo estamos todos, para ver el mundo astral. Se dice que en el pasado remoto muchas personas tenían esta capacidad , pero que la fuimos perdiendo por medio de la socialización.

¿Qué es lo que ve un vidente?

El vidente puede ver el mundo de los muertos, puede ver el mundo astral o la otra dimensión, puede ver el aura y puede también saber cosas que una persona común no sabe.

Depende sobre que eje esté dada su conexión.

Es por eso que hay muchos tipos de videntes. Están aquellos que se conectan con los muertos y otros que pueden ver el origen de la enfermedad y curar, aunque estos serían ya videntes curadores, es decir poseen otra cualidad energética que es la de la curación.

Existen los videntes que pueden ver lo que sucederá porque se conectan con las corrientes energéticas que están relacionadas con lo predestinado.

Todos esto es lo que forma parte de la videncia de una persona, sin embargo hay también mucho más, visiones astrales, etéricas, de otros mundos y un largo etcétera.

¿Es posible que si aprendo a ser vidente tenga alucinaciones y pueda tener estados de locura?

El aprendizaje para la videncia debe hacerse con la custodia de un maestro o de una persona que nos cuide.

La locura es producto de un incorrecto alineamiento de la persona con la verdad cotidiana.

Hay algunas técnicas que siempre debemos practicar para no entrar en estados que pueden ser peligrosos para nuestra psique.

Una de ellas es la de tener ciertas oraciones que nos alinean antes o después de efectuar cualquier ejercicio.

La conducta cotidiana, el tipo de forma en que nos relacionamos con los demás, es decir ciertos aspectos morales, si logran manifestarse correctamente, harán que una persona esté más propensa a que la energía no se bloquee y pueda distinguir lo verdadero de lo falso , las alucinaciones de la realidad.

Los videntes antiguos le daban mucha importancia al estudio, ya que si hay una correcta comprensión de los procedimientos que se viven, es más fácil que la mente no pierda el control.

Es cierto que el desarrollo de la videncia puede ser arriesgado y también por eso siempre es aconsejable detenerse cuando algún ejercicio nos produce malestar o nos hace sentir incómodos energéticamente.

El cultivo de una buena alimentación e higiene, también son útiles para que las energías negativas no se apoderen de nosotros.

En nuestro sitio tenemos varios artículos que hablan de este tema. 5 que te pueden interesar:

  1. Comprendiendo a los videntes: Aquí se da cierta información relativa a la personalidad y modo de ser de los videntes, para que cualquier persona pueda comprenderlos y sacar conclusiones sobre lo verdadero y falso de muchas situaciones.
  2. Cómo evitar a los falsos videntes y curadores: Formas de evitar a los videntes que son falsos. Maneras de saber si un vidente es falso o verdadero.
  3. Fenómenos producidos por videntes y mentalistas: Hay algunos fenómenos que producen algunos videntes y que se dan con cierta naturalidad. Algunos falsos otros verdaderos, aquí se analiza eso.
  4. Entidades invisibles que nos rodean: Si quieres ingresar al mundo de la videncia es útil que sepas que hay muchas entidades invisibles. Aquí se da una especie de catálogo de ellas.
  5. Teorías esotéricas sobre la muerte y el más allá: Es importante que tengamos conciencia de lo que significa el más allá y también cómo funciona el mundo de los muertos, ya que si adelantamos en el desarrollo de la videncia es factible que nos encontremos con ese mundo. Aquí se explica un poco cómo es y cuáles son las características.

3 técnicas para el desarrollo de la videncia:

  1. Técnica del sueño:

Este procedimiento es bastante delicado pero posibilita abrir los portales de la percepción.

Debemos acostarnos antes de dormir boca arriba y hacer una relajación profunda.

Esta relajación profunda terminará en el sueño y es loable que así sea.

Se efectúa de la siguiente manera: Debemos respirar profundamente e ir mentalizando cada parte del cuerpo comenzando por los pies y terminando en la cabeza. Debemos ir relajando cada parte.

Al terminar en la cabeza debemos concentrarnos en un punto en el entrecejo y pensar que de allí parte un punto de luz.

Debemos repetir cuando llegamos a este punto la siguiente frase: “Por el sueño me encuentro a mi doble, por el sueño me encuentro el más allá y veo”.

Esta frase la repites hasta que te quedes dormido.

Si no puedes quedarte dormido la primera vez, no importa, puedes repetir el procedimiento tantas veces como sea necesario hasta que realmente te quedes dormido en ese instante.

En sueños debes tener conciencia de que estás dormido.

Esto no es fácil, es un tipo de conciencia que está relacionada con el semisueño y que a veces sucede casualmente, pero ahora es importante que te propongas tener esa conciencia.

Puedes pasar varios días intentándolo, no importa. Lo importante es tener en claro el objetivo.

Una vez tenida la conciencia de que estamos soñando debemos mirar alguna parte de nuestro cuerpo y permanecer con la vista fija en esa parte del cuerpo. Algunos brujos miran las manos, otros suelen mirarse la punta de los pies. Lo importante es que mantengamos la vista fija en ese punto y que a partir de eso vayamos reconociendo desde que lugar nos estamos moviendo cuando miramos esa parte del cuerpo.
Una vez realizado este procedimiento debemos intentar hallar el punto en el cuerpo por el cual nos movemos en sueños. Luego debemos intentar ir hacia algún lado con el pensamiento.

Todo este procedimiento no es necesario que lo hagamos la primera vez, sino que debe hacerse por etapas. Cada persona vivirá las etapas de distinta manera.

Esta técnica es muy antigua y la practicaban los brujos americanos. Por medio de ella y repitiéndola todas las noches podremos llegar a entender la mecánica por el cual se llega a la videncia.

Esta técnica hará que accedamos a la precognición sintiendo corporalmente lo que va a suceder en el futuro cercano y si profundizamos un poco lograremos saber lo que va a suceder en el futuro lejano, así como otras cosas.

Aunque siempre asociemos la videncia con los ojos, en este caso se trata de un procedimiento que lo que hace es que el cuerpo presienta lo que va a suceder y pueda conectarse con los aspectos internos de la percepción.

Por medio de este procedimiento practicado con constancia llegaremos a activar un cuerpo que tenemos y que es el que sabe todo lo que va a pasar y el que se conecta con los campos energéticos sutiles.

  1. Técnica de la vela:

Este procedimiento es sencillo, consiste en utilizar una vela para abrir la percepción del tercer ojo.

Es sencillo de ejecutar pero no por eso menos potente o peligroso.

Debemos sentarnos en una habitación a oscuras preferentemente al anochecer o en el momento en el que el sol comienza a bajar. La habitación debe estar totalmente cerrada. Ponemos una vela blanca delante de nosotros y nos sentamos en el suelo en una posición cómoda.

Respiramos profundamente y comenzamos a mirar la vela.
En el primer momento debemos  mirar la llama normalmente.

Luego debemos acercar la vela a la altura de los ojos, a una distancia de un metro. Podemos usar alguna mesa para eso.

La vela debe estar exactamente a la altura de los ojos, ni más arriba ni más abajo y debemos comenzar a bizquear hasta que comencemos a ver dos llamas.

Luego debemos intentar unir esas dos llamas manteniendo los ojos abiertos.

Es un procedimiento que hacen los niños y podemos probar y jugar hasta lograrlo.

Si nos cansamos debemos quitar la vista de la vela y cerrar los ojos.

El tercer paso es concentrarnos en la vela y entrecerrar los ojos de manera que veamos la luz de la vela en forma algo turbia. Luego debemos intentar mirar la vela concentrándonos en el entrecejo, con los dos ojos entrecerrados.

Permanecer así mirando la vela la mayor cantidad de tiempo que podamos siempre tratando de concentrarnos en el entrecejo.

En un momento determinado cuando sintamos la vista cansada debemos proceder a cerrar los ojos y a intentar seguir viendo la luz de la vela con el entrecejo.

Este procedimiento se hace en forma natural pero no se logra ver la vela hasta mucho tiempo después de practicados todos los pasos.

Hay personas que logran ver la luz de la vela la primera vez que cierran los ojos y otras que no lo logran y tienen que insistir mucho tiempo hasta lograrlo.

Es conveniente no agitarse y siempre terminar el ejercicio si nos sentimos mareados o sentimos que hay algo que nos hace mal.

Es normal por otra parte que tengamos algunos mareos producto de la oscuridad y de la concentración excesiva en la luz, pero si el mareo persiste debemos terminar el ejercicio.

Podemos repetir este ejercicio las veces que queramos y debemos siempre hacer las distintas etapas, hasta la final, que es cuando intentaremos mirar la vela con los ojos cerrados desde el tercer ojo.

Este ejercicio es para abrir justamente el ojo de la videncia y debe practicarse mucho tiempo para lograr resultados óptimos.

  1. El peligroso ejercicio del espejo:

Este ejercicio no es recomendado para personas que son impresionables o que tienen ciertas debilidades relacionadas con el miedo.

Este procedimiento se da a ciertos brujos que ya están avanzados por eso no es recomendable para principiantes.

El ejercicio se hace de la siguiente manera: Se debe tener un espejo grande y una vela de color blanco.

Se debe poner el espejo delante de nosotros que debemos estar sentados, la vela debe ponerse detrás de nosotros. Es decir nos ponemos frente al espejo y con la vela detrás.

La habitación debe estar a oscuras.

Entonces debemos mirarnos el rostro reflejado en el espejo con concentración y mucho tiempo. Este ejercicio debe hacerse como mínimo media hora.

Nos concentraremos en nuestro rostro mirándonos en el espejo. Al hacerlo es posible que veamos cierta luz alrededor de nuestra cabeza. Debemos concentrarnos en ella y entrecerrar los ojos para profundizar esta mirada.

El objetivo es ver esa luz que se ve alrededor de nuestra cabeza. Cuanto más prolonguemos el ejercicio mejor.

Es posible que veamos otras imágenes alrededor y que nos asustemos al verlas, esto es producto de la mente, así que no debemos preocuparnos, debemos concentrarnos en la luz que rodea a nuestra cabeza, eso es lo único que nos debe preocupar y permanecer constantemente fiel a este objetivo.

Si nos asustamos podemos dejar el ejercicio y hacerlo en otro momento o hacer otro de los que te dimos aquí.

Podemos repetir este ejercicio las veces que queramos.

Es interesante ir aumentando el tiempo que permanecemos frente al espejo, cada día un poco más de tiempo.

Este ejercicio hace que podamos ver el mundo astral.

Esa visión del mundo astral se tiene que dar naturalmente. Nosotros tan sólo debemos hacer el ejercicio y repetirlo tantas veces hasta que se de en nuestra vida cotidiana la visión astral.

Recursos recomendados:

Lee Cómo Aprender a Usar La Magia para Recuperar, Dominar Y Amarrar a tu Pareja

hechizodeamor2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Técnicas de protección contra el mal

Técnicas de protección contra el mal

Hechizo de luna llena contra la envidia