¿Es de mala suerte el número trece?

Una de las preguntas más habituales en muchas personas supersticiosas es si realmente es malo el número trece.

Distintas tradiciones asignan al número trece una fama de mala suerte. Así se explica que el martes trece o el viernes trece pueden ser perjudiciales.

No casarse un trece o no hacer determinadas cosas en esa fecha también es una especie de tradición popular.

Sin embargo para el esoterismo es todo lo contrario. Veamos de qué habla el esoterismo cuando analiza las implicancias de este número de acuerdo a diferentes análisis que hacen a la historia de lo sagrado y a conocimientos antiguos.

El número trece para el esoterismo

Para el esoterismo no sólo no es de mala suerte el número trece sino que es un número sagrado.

Para las distintas tradiciones el trece es el número de la conexión del hombre con la fuente sagrada.

Algunos dicen que Judas era el número trece en la suma de los doce apóstoles y Cristo , pero distintas escuelas esotéricas dicen todo lo contrario, aclarando que justamente Cristo era el número trece, aquel que era el maestro.

Esta misma analogía se la tiene en la mesa redonda del rey Arturo en donde se piensa que Arturo era el número trece y correspondía al que tenía el mando y era el maestro.

En astrología el número trece se le asigna al hombre y también a la tierra ya que hay doce constelaciones y el trece corresponde a lo que está sobre la tierra , es decir aquí, influenciado por las energías cósmicas.

En la medicina china son trece los meridianos del cuerpo.

Según el calendario maya organizado por un ciclo de trece lunas, el número doce con su cuenta de doce meses fue un calendario que se impuso para que el hombre quede atado a la materia.

Se dice también que la hélice del ADN humano tiene 12 rayos y que el número trece corresponde a la unión de lo espiritual con esa materia.

Es decir que el número doce es el regente de lo que denominamos plano material y el número uno es lo que viene a completar ese plano.

Para el esoterismo el número trece siendo sagrado revelaba un plano existencial que iba más allá de lo material, siendo este número trece el que baja las energías adecuadas para que el humano evolucione.

Se piensa también que intentar asignarle características maléficas al número trece es algo que hicieron aquellos que querían que el ser humano quedase atrapado en la materia, es decir las fuerzas anti evolutivas.

Aquí una artículo interesante sobre el número trece. Esperamos te haya servido.

¿Es de mala suerte el número trece?

Recursos Recomendados:

Lee Cómo Aprender a Usar La Magia para Recuperar, Dominar Y Amarrar a tu Pareja

hechizodeamor2

Reply