Los cuatro elementos en brujería

 

Aquí hablaremos sobre los cuatro elementos en brujería y su utilización. Cuando hablamos de los cuatro elementos nos estamos refiriendo al fuego, al aire, al agua y a la tierra. Estos cuatro elementos están presentes en todas las actividades humanas y son elementos que utilizan todos los sistemas de autoconocimiento y la brujería también.

Cada elemento tiene una particularidad, cada uno de ellos pertenece al planeta y está íntimamente relacionado con el desarrollo humano. Nótese que estos cuatro elementos corresponden también a la astrología que divide a cada grupo de signos como pertenecientes a cada uno de ellos. No así a la división que hace la mitología y los sistemas de desarrollo orientales que poseen cinco elementos.

La tierra, el agua, el fuego y el aire son elementos básicos y cómo tales tienen por un lado poder de por sí y por otro lado tienen elementales y ayudantes que participan activamente y pueden ponerse al servicio del brujo para realizar alguna acción determinada.

Ahora bien, veamos cómo se utilizan los cuatro elementos en brujería.

Los cuatro elementos en brujería:algunas utilizaciones prácticas.

A fines prácticos la brujería utiliza los cuatro elementos de distintas formas.

La tierra se utiliza en cada preparado que contiene minerales, en pociones y sobretodo en ungüentos. Estos ungüentos contienen el elemento tierra y poseen además casi siempre una cantidad del elemento agua.

El fuego participa en casi todas las pociones y brebajes que necesitan cocción, participa además en los rituales donde se lo enciende para que cumpla una función específica, participa en las velas y pequeños hornos de altares y también participa cuando se enciende una lampara de acetite u otro elemento que reemplaza a las velas. El fuego además como elemento energético participa en la convocatoria que hace cada brujo cuando reclama su energía para tocar y trasmutar a las emociones.

El aire es un elemento muy sutil y los brujos lo utilizan como vehículo. Es decir que es un elemento invisible que la brujería usa para que contenga determinada energía. El aire, el viento, lo que se lleva y se trae, están presentes en embrujos muy complejos que son de la antigua magia y muy potentes. Dentro de los elementos es el más difícil de manejar.

El agua es un elemento muy común en brujería, el agua que está relacionada con las emociones participa en casi todos los brebajes y ungüentos , así como en determinados rituales donde se usa el elemento agua de una persona: transpiración, lágrimas,etc. Este elemento es uno de los que está relacionado con los hechizos más burdos.

Cabe decir además que la tierra es utilizada con el fuego cuando se queman inciensos.

El agua y el fuego cuando se hacen brebajes.

El fuego y el aire cuando se utiliza este segundo elemento como conductor de lo que el fuego transforma.

El elemento tierra además está presente en muchos de los objetos que se utilizan en brujería ya que todos los objetos, aun los más artificiales provienen de la tierra.

El caldero es uno de los elementos más antiguos utilizado en brujería , esto se debe a que al ser de barro se podía allí hacer una cocción utilizando los cuatro elementos: fuego que calentaba por medio de la tierra(caldero) el liquido(agua) que había dentro y producía una determinada evaporación(aire).

Los primeros alquimistas sabían mucho de estas combinaciones. Cuanto más conocimiento se tenga en brujería mejor se utilizan los elementos.

Los cuatro elementos en brujería fueron usados desde los anales de la historia. La sofisticación y el desarrollo de esta ciencia llega hasta nuestros días.

Aquí te hablamos sobre los cuatro elementos en brujería, esperamos te haya servido nuestro artículo.

 

Los cuatro elementos en brujería

Los cuatro elementos en brujería

 

 

Recursos Recomendados:

Lee Cómo Aprender a Usar La Magia para Recuperar, Dominar Y Amarrar a tu Pareja

hechizodeamor2

Reply