in

Meditar en el corazón

Se puede meditar en el corazón y es la mejor meditación que podemos hacer.

El corazón no es tan solo un órgano, el corazón es el centro emocional y sobre todo del sentimiento de las personas.

Es decir que allí reside un poder muy grande y de acuerdo a cómo estemos del corazón estaremos en todos los otros órdenes de la vida.

¿Te has preguntado por qué hay tantos hombres que se enferman del corazón? Es porque no pueden conectarse con los sentimientos.

Los hombres a diferencia de las mujeres poseen una pequeña traba en el corazón y es por eso que les cuesta más amar, enamorarse, abrirse allí.

Pero las mujeres tenemos el poder de tener abierto nuestro corazón y eso es lo que muchas veces nos hace más vulnerables. Abierto o no, podemos meditar en el corazón para que la energía fluya por él y seamos más amorosas.

Siendo amorosas no solo atraeremos energías positivas a nuestras vidas sino que también si estamos buscando enamorarnos nos abriremos a nuevas relaciones, y ten la seguridad de  que aquel que estas esperando vendrá ti.

Porque cuando se empieza a meditar en el corazón y se abre este centro o chakra de energía, todas las cosas amorosas fluyen con más presteza y gracia.

Si tienes una pareja te ira mejor con él, si estás buscando pareja seguramente la entontrarás.

Muchas cosas y situaciones dependen de esta energía amorosa que es posiblemente la fuerza más grande que hay en el universo, una fuerza creadora de todo lo bueno que produce apertura y regeneración.

Si tienes el corazón abierto es posible que vivas más años y que te conserves joven y atractiva.

No se trata de hacerse bellas por afuera solamente, abriendo el corazón la belleza vendrá a ti en forma interior y te abrirás como se abre una flor de loto.

Meditar en el corazón: meditación simple

Sentarse frente a una vela rosa, cualquier día, a la noche. Respirar profundamente.

Luego concentrarse en el centro del pecho. Esta meditación puede ser muy potente a nivel energía amorosa.

Luego pensar que una luz rosa sale de nuestro corazón y se expande en toda la habitación. Con cada respiración profunda que hagamos y concentrándonos en el centro del corazón expandiremos la luz que sale desde ese centro más allá de la habitación.

Trataremos de visualizar todo lo que rodea a nuestra habitación y la luz se expandirá abarcando la casa entera, el barrio, la ciudad en la que vivamos y más allá.

Respiremos profundamente y tratemos de ver nuestra luz rosa expandiéndose hacia todos los rincones del universo, llenando con su amor esos rincones.

Luego, detenernos y descansar.

Hacer esta meditación las veces que queramos. Es muy potente. Nuestro pecho se abrirá y es posible que nos emocionemos. Pensemos siempre que esta luz rosa emite amor desinteresado y que nuestro corazón se abre. Si logramos un estado de armonía y bienestar tratemos de llevarlo a lo cotidiano y a todas las acciones que hagamos cuando no estemos meditando.

Meditar en el corazón puede ser muy potente pero también muy bello. Podemos sentir mucha paz y armonía.

Te dejamos aquí esta meditación, hablamos de meditar en el corazón una técnica muy antigua para abrirnos al amor. Que lo disfrutes.

Meditar en el corazón
Meditar en el corazón

Recursos recomendados:

Lee Cómo Aprender a Usar La Magia para Recuperar, Dominar Y Amarrar a tu Pareja

hechizodeamor2

One Comment

Leave a Reply

One Ping

  1. Pingback:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hipnotizar a un hombre

Alta Magia Blanca