El mundo demoníaco

En este artículo hablaremos sobre el mundo demoníaco. ¿Existe? ¿Existen los demonios?

Claro que existe el mundo de los demonios y por supuesto existen los demonios. Esto es algo sabido y expresado en todos los libros antiguos, ya sean sagrados  o no.

Lo que sucede es que no siempre lo que se dice de este mundo es cierto.

¿En qué consiste claramente este mundo? ¿Puede uno contactarse con él? ¿Estamos expuestos a su energía?

Veamos a qué nos referimos.

El mundo demoníaco: el bajo astral

En esoterismo al mundo habitado por demonios y bajas entidades se lo denomina bajo astral porque corresponde a un plano que es el de lo más bajo del mundo astral. Mira este artículo si quieres saber más sobre este mundo y lo que se llama visión astral.

En el mundo astral hay muchas entidades astrales. Estas entidades habitan diferentes zonas de este mundo. Las zonas son lugares energéticos. En cada una de estos lugares hay un determinado tipo de energía.

El más bajo mundo astral es donde la energía está de una forma más densa y más oscura dentro del reino de las emociones.

Las entidades que allí habitan se alimentan de estas emociones y son parte de este mundo oscuro.

A este bajo astral se puede acceder por casualidad, porque estemos vibrando al unísono con él o poniendo la intención de hacerlo con determinado fin. Esto último es lo que hacen los magos negros, quienes van al bajo astral para pactar con entidades de ese mundo o tan sólo para recolectar algunos espíritus como ayudantes.

El mundo demoníaco: Entidades

En el mundo de las bajas pasiones y de las emociones espurias podrás encontrar todo tipo de espíritus del mal, entre ellos: espíritus de personas muertas que quedan allí como consecuencia de acciones malévolas en su vida, espíritus de suicidas, los denominados cascarones vitalizados y sombras, entidades creadas por magos negros, entidades que han nacido allí y que no desean evolucionar, de manera que siguen alimentando ese mundo.

También podemos encontrar a los señores que gobiernan este inframundo, cuyo ángel superior o guardián es al que las religiones denominan Diablo, ya que así como existen ángeles en los planos superiores y existe un ángel mayor en ese plano divino, aquí también existe toda una jerarquía de demonios que se ocupan de mantener “vivo” el infierno que han creado y en el que viven.

Algunos animales en su forma astral pueden encontrarse aquí también y otras criaturas feroces y repugnantes, producto de la creación de brujos de todos los tiempos , así como espíritus de asesinos, violadores y otras personas ya muertas que permanecen en un eterno estado de involución.

El mundo demoníaco: Paisaje

Se dice que el paisaje que se ve en este mundo es desolador. Las imágenes que nos han brindado los libros sagrados y por ende muchas pinturas sobre el fuego del infierno y las terribles torturas que allí hay, están relacionadas con lo que se ve en este mundo del bajo astral. Fuego, piedras incandescentes, ríos de lava, oscuridad y luces mortecinas, gases, sonidos lúgubres y ecos ampliados de quejidos pueden ser algunas de las cosas que encontremos en este mundo. Esto no es más que consecuencia de las emociones negativas, el intercambio entre los espíritus que allí habitan y el ser humano, y un sinfín de actividades que hacen de este lugar un caos desagradable que se mantiene en un clima hostil que no da respiro. No hay palabras para enunciar el terrible paisaje de este sitio, que por suerte se encuentra en otro plano y no en el plano material.

Hay muchísimo más para hablar sobre el mundo demoníaco, pero por ahora esto alcanzará para darse una idea de cómo es este mundo. Esperamos te haya servido nuestro artículo.

El mundo demoníaco

El mundo demoníaco

hechizodeamor2

Reply