Red Hartmann: Energías de la tierra

Aquí hablaremos sobre la red Hartmann y  sobre  las energías de la tierra, tanto las negativas como las positivas y los mecanismos para utilizarlas a nivel cotidiano.

En oriente estás cuestiones son estudiadas por la antigua ciencia del Feng Shui. Una técnica que crearon los sabios orientales para manejar las energías que circulan por el globo terrestre.

El Feng Shui  ayuda a organizar las energías de una casa u otro lugar de acuerdo a las  condiciones telúricas que cada geografía presenta.

La tierra como planeta al igual que el cuerpo humano y el de todos los seres vivos está energéticamente surcada por distintas corrientes energéticas. Esas corrientes energéticas son al igual que las  del cuerpo humano, líneas de energía. La tierra posee sus puntos neurálgicos, sus líneas de energía negativas y sus líneas y lugares positivos.

En occidente se ha estudiado principalmente estas corrientes y se las tiene en cuenta para usarlas como un factor importante a la hora de hacer una casa o simplemente de ubicar los muebles.

Si en oriente el Feng Shui es antes que nada esotérico, en occidente se tienen en cuenta factores más científicos, aunque la ciencia más dura a veces no aprueba algunos procedimientos ni teorías que en occidente se han desarrollado, a esta altura de las distintas investigaciones que hay sobre las energías, podemos decir que todo lo referente a ella se haya en estado de comprobación bastante adelantado.

Como sea, el uso de las energías telúricas es muy útil y conecta con toda una visión esotérica sobre las formas de organizar la vida cotidiana.

La tierra es un ser vivo, saber ubicarse adecuadamente en él, saber construir una casa o tan sólo detectar las energías maléficas que existen en un lugar, puede ser una buena manera de estar más armonizados con el entorno.

Algunas preguntas sobre las energías terrestres.

¿Hay realmente energías negativas o positivas en el planeta o todo es producto de la imaginación?

Está comprobado que hay animales que no se acercan a ciertas zonas. Esto no es porque en ese lugar exista ninguna condición física que los amenace sino simplemente porque allí hay “algo” que los hace alejarse del lugar.

En algunos casos pueden comprobarse condiciones electromagnéticas que hacen que los animales no se acerquen a un sitio, pero en muchos casos la ciencia no puede explicar por qué sucede esto.

Los que hacen mediciones energéticas saben que hay lugares negativos y otros positivos. En algunos casos debido a condiciones físicas (corrientes de agua, restos de un cementerio, etc.) y en otros casos por cuestiones puramente energéticas.

¿Es posible saber cuáles son los lugares negativos y cuáles lo positivos en un lugar?

Sí, esto es posible. Para saber qué lugar es negativo o positivo se utilizan distintos métodos de medición. Esto requiere un conocimiento teórico, pero también, implicará el uso de la intuición de quién realiza las mediciones.

¿Existen formas de neutralizar las energías negativas del entorno?

Sí por supuesto. Hay métodos para evitar las energías negativas de un lugar. Tanto si nos referimos a un terreno como a una casa y también a las distintas habitaciones de un hogar u oficina.

Estos métodos son variados y nos referimos a ellos en este artículo. Pero debemos entender que salvo casos muy excepcionales por métodos sencillos puede evitarse esta nocividad del suelo.

¿Cómo detectar las energías negativas o positivas de un lugar?

Para detectar esos lugares es preciso hacer un estudio energético.

Esto se lleva a cabo por personas que son especialistas en la materia.

Se usan elementos especiales como la varilla metálica o de ramas especiales en forma de horqueta.

También suelen usarse péndulos y otros elementos que el especialista posee.

Además de esto se detectan las nocividades con la observación detallada de los animales y las plantas.

Esto puede hacerse tanto en una casa construida como en un terreno vacío.

Es conveniente hacer un estudio energético antes de hacer una casa, para saber en qué lugar deben ir las habitaciones y como orientar la casa, así como en qué lugar del terreno es mejor emplazarla.

¿Cómo se llama en occidente al estudio energético de la tierra?

En oriente se llama Feng Shui y en occidente se lo denomina radiestesia.

Entre estas dos técnicas hay muchas diferencias. Debemos decir que el Feng Shui es milenario mientras que la radiestesia comenzó a principios del siglo 18. Por lo tanto la radiestesia tiene conocimientos diferentes y está apoyada en algunos conceptos racionalistas.

El Feng Shui tiende a tener una base mística muy potente.

Cada persona debe elegir el método que más le convenza. Es posible además combinar ambos métodos.

Es común que en occidente un radiestesista se ocupe de detectar nocividades en el suelo y el que se ocupa del Feng Shui se dedique a la organización interna de la casa.

Sin embargo muchos se inclinan por usar sólo una de los dos “ciencias”.

El radiestesista se basa mucho en experimentos energéticos comprobables por la ciencia moderna, es por ello que es elegido por personas que son más racionales y menos místicas.

 

En nuestro sitio tenemos algunos artículos relacionados con este que te pueden ayudar a entender más el tema. 3 muy interesantes:

  1. Nociones de geobiología y Feng Shui: Aquí se explica bastante sobre estas dos ciencias. Sus diferencias y sus particularidades.
  2. 4 formas de espantar las energías negativas de la casa: 4 maneras para hacer que tu casa se encuentra mejor energéticamente.
  3. Herramientas de limpieza para la casa: Algunas herramientas que utiliza el Feng Shui para limpiar la casa.

Nociones fundamentales de geobiología y energías terrestres

La red Hartmann:

Un médico alemán llamado Hartmann es el que descubrió la red energética que circunda a la tierra.

Esta red es una malla que recorre el globo a manera de rejillas que se superponen y varían según el lugar.

Esta rejilla es una red global que se encuentra activa energéticamente conformando una cuadrícula que se orienta según los polos magnéticos por una parte y es surcada en forma perpendicular en el mismo sentido que los paralelos.

Esta rejilla está conformada por algo así como paredes invisibles de 20 centímetros de espesor separadas entre sí aproximadamente 2 metros. Esta red se encuentra en todos los terrenos, tanto llanos como montañosos, en el agua y aún en la altura. Es decir que las viviendas de departamentos también están influenciadas por ella.

Particularidades de la red Hartman:

La red está conformada como dijimos por paredes invisibles separadas coda 2 metros aproximadamente. Estas medidas pueden variar en algunos casos.

La red posee por lo tanto 3 zonas que están bien estudiadas:

  1. Las paredes o líneas propiamente dichas: Estas paredes no parecen ser perjudiciales. También se denominan líneas Hartman y tanto en cualquiera de los dos sentidos no influyen en lo negativo o positivo de un suelo o región. Hay que recordar que estas líneas miden aproximadamente 20 centímetros.
  2. Zona Neutra: Estas zona está conformada por los huecos que dejan las líneas. Es decir por los cuadrados que dejan al cruzarse tanto en forma vertical como horizontal. Estos cuadrados que tienen aproximadamente 2 metros son las zonas en que la energía se encuentra en reposo.
  3. Zona de cruces: Esta zonas son aquellos lugares en que las líneas se cruzan. Estos son lugares en que la energía se encuentra en conflicto y por lo tanto estas cruces son realmente peligrosas y deben evitarse. La energía aquí se encuentra alterada y no en reposo. Provocando diversos problemas que veremos a continuación.

Peligros de las cruces Hartmann:

El Dr. Hartman y luego diversos investigadores y radiestesistas comprobaron que los cruces de líneas son perjudiciales.

Para comprobar esto primero tuvieron que saber por dónde pasa la red Hartmann. Es decir comprobar las líneas y sus zonas.

Por diversos métodos llegaron a saber cómo, por ejemplo, en un territorio se armaba la red y comprobaron entre otras cosas que los cruces son evitados por ciertos animales y en cambio algunos otros, como por ejemplo los gatos los prefieren.

Investigando aún más pudieron comprobar que los cruces son perjudiciales para la salud.

Por ejemplo una persona que duerma con la cabeza sobre un cruce de líneas tendrá serios inconvenientes para dormir.

Ya en la actualidad los geobiólogos y los radiestesistas consideran estas cruces como puntos geopatógenos, es decir causantes de enfermedades. Se considera que estos cruces pueden favorecer tanto la aparición de ciertas enfermedades como su desarrollo.

No es estando tan sólo un momento sobre estos cruces que se generará una enfermedad sino permaneciendo un periodo de tiempo prolongado en ellos. Es así que es importante no dormir sobre estos cruces, ni hacer actividades que exijan constancia, como puede ser el trabajo de oficina u otro trabajo que implique quedarse quieto en ese lugar.

La actividad prolongada sobre una cruz Hartmann puede ser fatal y esto está debidamente comprobado.

También se ha comprobado como modificando la cama o la dirección de algunas mesas en que se come habitualmente, la salud de las personas mejoran.

Como la malla o red no es del todo fija y varía en cada lugar, es necesario consultar con un geobiólogo o radiestesista para que determine los puntos de esa red y evitar las zonas patógenas.

Aun sin tener que contratar a un radiestesista podemos observar algunas particularidades en nuestro hogar y detectar cuáles pueden ser lo puntos nocivos.

Veamos cómo se comportan algunas plantas y animales frente a la red Hartmann.

Comportamiento de algunos animales y plantas ante la red Hartmann:

Se han comprobado algunos comportamientos interesantes de algunas plantas y algunos animales.

Estos comportamientos dan algunas pautas para saber cuándo estamos ante un cruce de líneas o cuál es una zona positiva tanto en una casa como en cualquier terreno.

Vegetales que reaccionan bien cuando se encuentran en una zona que es nociva o cercana a un punto de cruces Hartmann:

  • El tilo y el roble son árboles que gustan de crecer en los lugares nocivos. Por lo tanto cuando vemos algunos de estos árboles tenemos que saber que por allí pasan dos líneas que se cruzan, en base al crecimiento natural de estos árboles o tan sólo mirando cuando, estando plantados estos árboles unos al lado de otros, tienen más vitalidad, comprenderemos el tramando de las líneas energéticas del suelo.
  • Las ortigas son plantas que crecen naturalmente en zonas negativas. Mirando en un terreno los lugares en que ellas se encuentran más cómodas podremos saber cuál es el dibujo Hartmann.
  • Las hiedras, musgos y líquenes no sólo se encuentran bien cuando hay humedad sino que adquieren mucha vitalidad en las zonas de cruces de líneas. Observándolos podremos descubrir la red.
  • Las violetas y crisantemos son flores muy bonitas y gustan muchos de los lugares nocivos. Poniendo estas plantas en macetas y cambiándolas de lugar podremos ir detectando los puntos nocivos de nuestro hogar. El lugar en que un crisantemo se encuentre pleno y crezca rápidamente dando flores que duran más de lo habitual es el lugar de un cruce de líneas.

Vegetales que no soportan la energía negativa:

Casi todos los vegetales excepto los que nombramos anteriormente no gustan de los cruces de líneas Hartmann. Sin embargo hay algunos que son más sensibles y directamente suelen secarse cuando están en estos cruces. A saber:

  • Las grosellas y frambuesas suelen no prosperar en cruces de líneas dando escasos frutos o directamente marchitándose.
  • Casi todos los árboles frutales reaccionan negativamente ante un cruce de líneas. Es de destacar la sensibilidad de los perales y manzanos quienes suelen secarse cuando crecen en algún cruce. También es de destacar que un frutal próspero que crece en forma natural da indicios claros de que ocupa un espacio neutro en la línea Hartmann. Teniendo en cuenta este crecimiento natural de los frutales puede establecerse por donde pueden llegar a pasar las líneas.
  • El arce y el fresno son sensibles a las nocividades del suelo. Viendo una hilera de estos árboles y detectando aquellos que no se encuentran en su mejor estado detectaremos los cruces de la red.

Los animales y su reacción ante la red Hartmann:

 

Animales que gustan de los cruces de la red o puntos negativos:

  • Uno de los insectos que más gusta de los cruces Hartman son las hormigas. Ellas construyen sus hormigueros justamente en un cruce. Por lo tanto son útiles para detectar la red y su ubicación en un terreno. Un lugar con muchos hormigueros dará como consecuencia un espacio que posee serías dificultades para ser habitados. Esta es la causa de que existan muchas casas abandonadas que son tomadas por las hormigas. Generalmente son casas mal aspectadas energéticamente y las hormigas gustan de estos lugares.
  • Las termitas también gustan de los puntos nocivos y prosperan en ellos.
  • Las abejas suelen triplicar la producción de miel en lugares nocivos, pero no los eligen a perpetuidad pues suelen mudar el panal por agotamiento. De manera que utilizan la red y sus puntos nocivos sólo cuando necesitan mayor alimento. Una forma de detectar un cruce o zona negativa con las abejas es comprobar si tenemos muchos panales, cuál de ellos rinde más miel. Allí seguramente habrá un cruce.
  • Yendo a los mamíferos debemos decir que el gato gusta de las zonas negativas y actúa como una especie de limpiador ya que tiene el poder de transformar esa energía negativa en positiva. Esta es la razón por lo que los místicos y esotéricos de todo el mundo gustan de los gatos, pueden ser grandes protectores de hogares. Mirando a nuestro gato y los lugares que elige para descansar detectaremos cuales de estos lugares de una casa son negativos.

Animales que no se acercan a los cruces de red o lugares nocivos:

La mayoría de los animales no gustan de las nocividades del suelo, sin embargo debemos destacar algunos que nunca descansarán o permanecerán mucho tiempo en un cruce Hartmann.

  • Los perros son animales que buscan para descansar los lugares que son menos dañinos. Es decir que el lugar donde un perro elige dormir o estar mucho rato es un sitio energético positivo y nunca un cruce de líneas.
  • Los animales de granja en general son muy sensibles a los sitios geobiológicamente Se sabe que los gallineros construidos en lugares de cruces de líneas pueden ser nefastos tanto para la producción de huevos como para la salud en general de estas aves. Siguiendo esta lógica el lugar que la gallina elige para descansar o empollar es un lugar en que no hay ningún cruce de líneas. Aplicando la observación en los distintos animales de granja tanto aves como algunos mamíferos pequeños podremos detectar la red, cuáles son los lugares nocivos y cuáles no.
  • Las ovejas y otros mamíferos grandes de campo suelen no comer en los lugares en que hay serias nocividades en el suelo, aun cuando haya pasto que parece sano. Es útil observarlos, conocer sus costumbres y los lugares en los que se detienen los rebaños para entender la geobiología del terreno y porqué lugar puede pasar la red.

Aquí te dejamos una pequeña guía sobre las red de Hartmann. Esperamos te haya servido nuestro artículo.

Recursos Recomendados:

Lee Cómo Aprender a Usar La Magia para Recuperar, Dominar Y Amarrar a tu Pareja

hechizodeamor2

Reply