Las enseñanzas de Don Juan

Aquí te hablaremos sobre las enseñanzas de Don Juan y la filosofía esotérica y mística que rodea a este personaje.

“Las enseñanzas de Don Juan” es un libro cuyo autor es Carlos Castaneda en el año 1968. En él se cuenta el encuentro que tuvo el autor  con un brujo mexicano quién se transformó en su maestro.

Este libro fue uno de los más leídos de la época y es el comienzo de una serie de libros en donde se cuenta la experiencia de Castaneda con el conocimiento de los brujos antiguos de México.

Hay muchas controversias alrededor de la figura del autor, pues se piensa en muchos casos que los libros son tan sólo una invención seudo antropológica, sin embargo el primer libro así como los que siguieron expresan con claridad todo un sistema de autoconocimiento que es loable destacar.

En este artículo destacaremos las principales líneas teóricas y prácticas de este sistema bastante complejo, pero que ha sido descripto en forma clara y novelada por el autor.

Desde el punto de vista literario “Las enseñanzas de Don Juan” y todos los otros libros que siguieron son libros que expresan claramente situaciones mágicas, escritos en forma simple y con una buena redacción. Eso hizo que se convirtieran, en muchos casos, en Betsellers, sobretodo el primer libro, el cual hizo furor porque apareció en una época en que la magia combinada con las drogas psicodélicas estaban muy de moda, y en este primer libro se habla bastante de esto.

Sin embargo, los libros que siguen se ocupan de desmitificar el consumo de cualquier substancia y ponen el acento en el sistema de autoconocimiento creado por los antiguos brujos mexicanos.

Algunas preguntas que puedes hacerte con respecto a este tema:

¿Es real todo lo que dice Carlos Castaneda?

Esta pregunta se la han hecho innumerables personas. Hay quienes dicen que todo lo que se cuenta en sus libros es real y hay quienes piensan todo lo contrario. Los “detractores” expresan que todo lo expresado es una creación literaria, inclusive el mismo Don Juan es una figura creada expresamente para que el autor pueda desarrollar las novelas.

En el otro extremo se encuentran los practicantes de las técnicas descriptas en los libros.
Estos practicantes creen que lo que se cuenta es real y que se puede acceder a este conocimiento.

El propio Castaneda dejo una línea de sucesión, con discípulos y distintas generaciones de maestros.

Creer o no creer es cuestión de cada uno.

Lo interesante es que las ideas expresadas en los libros pueden ayudar a abrir algunas puertas internas y a entender algunos fenómenos, no sólo de la brujería, sino también del funcionamiento de la mente y el cuerpo.

En ese sentido existe un tercer grupo de personas a las que no les importa mucho si lo que se dice es cierto o no, sino que utilizan el conocimiento que los libros contienen para explorar su mundo interior.

¿Existen realmente los brujos mexicanos?

Existen muchos brujos en muchas partes del mundo, en los libros de Castaneda se habla de una antigua cultura Tolteca, es decir un grupo o etnia que ha desaparecido oficialmente.

Según el autor, Don Juan y un grupo de brujos son los herederos y continuadores de esta antigua cultura. Se expresa en los libros que estos brujos se mantienen ocultos y que están ligados los brujos del pasado por una especie de continuidad cultural.

En forma oficial no existe ni esta cultura ni tampoco estos brujos. Aunque seguramente quién haya andado por las antiguas regiones de México encontrará rastros de los antiguos toltecas en los actuales pobladores.

Lo cierto es que según los libros de Castaneda estos brujos existen, pero según fuentes científicas y culturales no. Al igual que todo lo que rodea a este tema queda en cada uno creer o no creer.

¿Es todo literatura o hay ejercicios prácticos?

Los libros expresan varios procedimientos que cualquier persona puede comenzar a ejecutar. De hecho estas instrucciones están inmersas en los libros y dispersas en muchos relatos.

Las instrucciones de los ejercicios tienen un fundamento teórico bastante preciso. Pero independientemente de cada ejercicio que podamos hacer lo más importante es entender la filosofía en general que rodea a todo lo referido a Don Juan, Castaneda y los brujos mexicanos.

Entendiendo esto es fácil comprender lo que se va desprendiendo de este pensamiento troncal.

Además de todas estas enseñanzas que hay en los libros, Castaneda creó un sistema de entrenamiento físico que se supone abre determinadas puertas internas. Este sistema se llama Tensegridad y consiste en una serie de ejercicios pautados y repetitivos que se asemejan a los movimientos del Karate pero sin la idea de combatir a otro.

Es un sistema complejo, pero basta decir que este sistema es puramente práctico. Hay muchos grupos en todo el mundo que lo practican y lo hacen en forma grupal, inclusive pueden verse videos de esta práctica que están hechos con el fin de guiar a las personas.

Los movimientos se llaman Pases Mágicos y puedes ver algunos de ellos en YouTube aquí.

También el sitio oficial sobre Tensegridad.

¿Puede cualquier persona practicar las enseñanzas de Don Juan?

Todos lo que está escrito  en los libros es posible practicarlo por cualquiera.

Es cierto que algunos ejercicios son complejos y en las personas con ciertos desequilibrios pueden causar algunos problemas internos.

Se desaconseja tomar alguna substancia psicotrópica o algunas de las plantas mágicas que usaban estos brujos, ya que esto debe hacerse con un maestro o alguien que guía la práctica.

También, y aunque no se diga, lo que se menciona tiene un fin espiritual, por lo tanto la intención con que se hagan estos ejercicios es muy importante.

Es deseable además leer todos los libros que existen para tener una cabal idea de lo que abarca todo este “corpus” teórico y luego decidir si queremos comenzar a hacer algunos de los ejercicios que se explican.

La forma más práctica de acercarse a este sistema es la Tensegridad, ya que ella parece resumir distintos ejercicios que se explican en los libros, este resumen se da con una práctica física importante que te ayudará a entender mejor el resto y a tomar las decisiones correctas en cuanto a los experimentos que puedas hacer.

Ampliar la mirada con artículos que hay en nuestro sitio:

Algunos artículos que hay en nuestro sitio te pueden dar una mejor idea de todo lo que hablamos aquí. 5 Que te pueden interesar:

  1. Qué es la iniciación es esoterismo: En todo proceso de aprendizaje siempre existe la iniciación, los brujos mexicanos tenían distintos procedimientos para llevarla a cabo.
  2. Conocimiento silencioso: Esta es una de las prácticas o concepto que utiliza Castaneda en sus libros. Lee este artículo que habla exclusivamente de ello.
  3. Castaneda y los brujos mexicanos: Un artículo que complementa de alguna forma a todo lo que escribimos aquí.
  4. 3 estímulos para quien quiera ser brujo o brujo: Si quieres transformarte en brujo, aquí se expresan algunas ideas que te pueden interesar sobre distintos procedimientos que puedes realizar, afiliándote o no a las ideas de Castaneda.
  5. Teorías esotéricas sobre la muerte y el más allá: Las ideas de Don Juan están muy relacionadas con el concepto de la muerte y de lo que creamos sucede en el más allá. Este artículo te aclarará algunas cuestiones referidas a este tema.

Para entender lo esencial de las enseñanzas de Don Juan y los brujos mexicanos:

El Tonal y el nagual

El mundo y todo lo que acontece está conformado por dos energías, la energía del Nagual y la energía del Tonal.

Esta teoría se parece un poco a la teoría oriental del Yin y el Yang, sin embargo aquí se estructura en forma y un poco diferente.

El Nagual es todo lo referido al mundo inmaterial y mágico, y el Tonal está referido a todo lo relacionado el mundo concreto y la energía materializada.

Muchas veces pueden confundirse estos términos, por ejemplo la lengua mexicana antigua se llama Náhuatl, término que parece relacionado con Nagual , pero no tiene nada que ver. También se llama Nagual al animal que puede encarnar un brujo o al mismo maestro en brujería. En este caso se trata de términos relacionados ya que como todo lo Nagual es lo mágico, se denomina así al maestro de brujos porque es quién introduce al discípulo en el terreno de lo que se encuentra en el más allá.

El Tonal está muy relacionado con la energía que se hace más concreta, es decir que se materializa. Es por esto que el Tonal es el mundo concreto, es la materia, es lo cotidiano.

Se dice también mucho en los libros de Castaneda que alguien puede o no tener un buen Tonal. Aquí se está hablando de que tiene una buena energía para tratar con el mundo y las cosas cotidianas.

Don Juan expresa que es necesario tener un buen Tonal para ser brujo, es decir que aquello que son elegidos para ser brujos son personas que pueden estar en el mundo con tranquilidad.

Esto lo dicen muchas culturas. Gurdjieff no aceptaba discípulos que no tuvieran un buen pasar económico porque decía que esta condición era esencial. Ya que quién sabe abastecerse de materia tiene parte del camino ganado. Y la capacidad de este abastecimiento para los brujos está muy relacionada a un buen Tonal.

El mundo del Tonal y el mundo del  Nagual son, para decirlo un poco burdamente, dos regiones internas y externas de una persona. Un ser puede pasar al Nagual y al Tonal en distintos momentos, es decir que su percepción puede estar más en un sitio que en otro.

Conciencia acrecentada

Este concepto está asociado a otros. Veamos:

Según lo que cuenta Castaneda en sus últimos libros, parte de las enseñanzas que se le impartían no eran brindadas en la conciencia común sino en un estado especial que él llama conciencia acrecentada.

Este estado era especial y tenía la particularidad de no poder ser recordado en la conciencia común. Es decir que vivía una especie de dualidad, en la conciencia común el aprendiz no recordaba las enseñanzas que habían sido impartidas cuando se encontraba en la conciencia acrecentada. En esa conciencia se tenía una percepción especial y se recordaban todos los hechos.

La forma de entrar en la conciencia acrecentada era simple. El maestro, en este caso Don Juan, aplicaba un golpe energético en la espalda del discípulo. Por medio de ese golpe hacía entrar al discípulo a la conciencia acrecentada.

Castaneda explica que ese golpe era dado no en el cuerpo físico directamente sino que tocaba el cuerpo energético activando una zona del mismo.

Para los brujos mexicanos el cuerpo energético es una bola luminosa que tiene una especie de lugar especial.
Se denomina el lugar donde se halla la conciencia Punto de Encaje. Ese punto que es el sitio donde la conciencia está fijada se mueve poco. El golpe mueve ese punto de encaje a un específico lugar que se denomina conciencia acrecentada.

Esto parece complejo y lo es, pero es un método aplicado por un maestro en el arte de la brujería, no por cualquiera.

La tarea del discípulo una vez que el maestro parte, es poder recordar todas las enseñanzas impartidas cuando él estaba en la conciencia acrecentada.

Lo que hace en este recordar es volver a mover, por sí mismo, ya no por un golpe, el punto de encaje.

Por supuesto que todo esto es bastante complejo pero  en los libros se explica con gran detalle. Ya que hay una manera didáctica de relatar las distintas instancias por las que pasa el discípulo que son muy gráficas.

Tradición de los brujos y elección de discípulos

Hay toda una explicación detallada de cómo el maestro, en este caso Don Juan, elige a sus discípulos, esto se ve un poco en el primer libro de Castaneda, pero se desarrolla en todos los libros subsiguientes.

Los brujos mexicanos creen en cierto poder que está más allá de ellos. Al igual que en otras tradiciones místicas, no es el maestro quién elige al discípulo sino que éste les es señalado.

Es decir que no se elige por gusto o afinidad sino porque una fuerza que encuentra en el más allá señala al discípulo.

Para los brujos esta fuerza se llama poder y las señales son determinadas muestras del universo hacia el  discípulo. Don Juan elige Carlos Castaneda como su discípulo y esto se relata en el primer libro, pero en los libros que siguen se cuenta como Don Juan no está solo sino que está con un grupo de brujos, y que ese grupo es toda una generación de brujos.

Para la estructura de estos brujos existen generaciones, es decir así como en la familia están los abuelos, los bisabuelos, etc, en este caso existen los grupos que se van sucediendo.

Cada grupo a su vez tiene un maestro que los dirige, ese maestro o guía se llama Nagual y es alguien que tiene una configuración energética especial. Al igual que con la elección de los discípulos aquí también el poder designa a quien será el Nagual de todo un grupo.

Don juan era el Nagual de un grupo de brujos que estaban una generación más arriba del grupo que luego se conformó con Carlos Castaneda. Es decir Don Juan tenía compañeros de generación y los discípulos de este conformaron otro grupo. Según se explica en los libros, Carlos Castaneda era el Nagual de ese grupo de discípulos.

El grupo de discípulos tiene contacto con casi todos los componentes del grupo que pertenece al maestro. En este caso el grupo conformado por Carlos Castaneda tenía acceso al grupo conformado por Don Juan, este contacto se hacía siempre en la conciencia acrecentada, por lo tanto era un contacto que permanecía oculto.

Ensoñar

Una de las prácticas más interesantes de toda esta enseñanza está referida a algo que se hace mientras se duerme.  Se dice que el brujo no sueña sino que ensueña. En este ensueño el brujo va a distintos lugares con un segundo cuerpo llamado el doble. El ensueño es una práctica muy compleja que se hace con constancia, en el que el discípulo debe comenzar mirándose las manos para luego ir accediendo a lo que se denomina su cuerpo de ensueño.

Ese cuerpo es lo que le permite viajar en el espacio y participa inclusive en la vida cotidiana con su doble.

Se dice que de esta manera el brujo, al igual que en la antigua tradición oriental, puede estar en dos lugares al mismo tiempo.

Ensoñar además permite al brujo acceder a muchos conocimientos, visitar personas que se encuentran en otro mundo, etc.

El águila y la recapitulación

Los brujos dicen que el águila es un ser inmaterial que cuando morimos se come la conciencia de las personas, que se alimenta de eso. El brujo evita que el águila se coma su conciencia, para esto procede a ejercer lo que se denomina recapitulación. Un ejercicio que consiste en recordar todos los hechos de la vida y en ir limpiándolos por medio de la respiración. De esta forma los brujos expresan que pueden desafiar a la muerte.

hechizodeamor2

Comenta: