Qué son los hechizos de congelamiento y para qué sirven

Aquí te hablaremos sobre los hechizos de congelamiento y te explicaremos en qué consiste esta técnica y para qué puedes utilizar estos hechizos.

Cuando pensamos en el congelamiento inmediatamente nos viene  la mente en enfriar algo, en que algo quede paralizado por el frío.

El frío está asociado a la falta de emotividad, una persona fría es aquella que no se emociona mucho y a la que le cuesta expresar sus impresiones. Por lo tanto podríamos decir que la frialdad es una cualidad del ser humano que está relacionada con un tipo de vibración en la que no prevalece el campo emocional sino el campo mental.

Al hacer un hechizo de enfriamiento o congelamiento lo que estamos haciendo es aplicar una fuerza que evita que esas emociones sigan funcionando tanto en una situación como en una persona.

Sería algo así como aplicar paños fríos, como se dice habitualmente.

Es interesante además entender que en los hechizos de congelamiento existe siempre la posibilidad de descongelar a una persona o a una situación. Es decir que no es algo que hacemos y que quede en forma definitiva, sino que es posible revertir lo que hemos creado.

Por regla general estos hechizos se usan para cuestiones amorosas, pero también puede usarse para situaciones en las que necesitamos que algo o alguien deje de molestarnos. Es decir que por medio de este tipo de hechizos podemos aplicar una detención de la energía que de alguna manera nos está invadiendo.

Así como existen los escudos energéticos, el congelamiento es un tipo de escudo o de forma de protección ante situaciones o personas desagradables.

También es cierto que puede aplicarse un congelamiento hacia algún tipo de emoción que tenemos internamente y que nos resulta desagradable, en ese sentido se diferencia del escudo.

Algunas preguntas que puedes hacerte con respecto este tema:

¿Cualquiera puede realizar un hechizo de congelamiento?

Cualquier persona que siga las indicaciones podrá realizar este tipo de hechizos. Lo que se necesita es una intención clara y seguir los pasos tal cual se expresen en la receta del hechizo.

Es importante además aclarar que en este tipo de hechizos hay que estar libre de envidia o de rencor, ya que se trata de frenar una energía externa y no de generar algún nuevo tipo de conflicto.

Generalmente las energías negativas atraen aquello que quieran repeler, por lo tanto es necesario que antes de hacer algún hechizo de este tipo limpies tu cuerpo emocional y tu mente de alguna manera.

Debemos entrenarnos diariamente para que nuestra vibración sea lo más alta posible, es decir libre de rencor y de celos o negatividades. Hay muchas meditaciones que pueden realizarse en este sentido y son muy recomendables para poder hacer el hechizo de congelamiento en forma correcta y que éste funcione.

El inconveniente más grande para hacer este tipo de hechizos es la energía de enojo que aparece porque debemos ocuparnos de frenar a una persona o a una situación. Por lo tanto es importante que estemos libres de este enojo que es natural. Para poder estar libre de este malestar lo que debemos hacer es confiar y tener fe en que el hechizo que prepararemos dará buenos resultados.

¿Es verdad que se puede congelar alguien o a una situación o es tan sólo un mito?

Como dijimos anteriormente la idea de congelamiento está relacionada con la idea de freno. Y es posible congelar a alguien o algo por medio de un ritual que lo que hace es aplicar un tipo de energía que paraliza a la energía activa que intenta entrometerse en nuestra vida.

Cualquier hechizo o ritual genera un tipo de energía especial. En este caso se trata de que cuando existe una energía activa que intenta perjudicarnos esta se vea imposibilitada de actuar. Por eso comparábamos a este hechizo con los paños fríos. En realidad por medio del hechizo de congelamiento lo que haremos es crear un tipo de energía que paraliza a otra.

El hechizo es una convocatoria a un cúmulo de fuerzas que se oponen a aquella fuerza que quiere perjudicarte o que tú quieres sacar de tu vida.

Este procedimiento a veces lo realizamos en forma mental, sin hacer ningún hechizo. Simplemente procedemos a apartar a alguien de nuestro pensamiento y nuestra emoción, de esta forma estamos creando un tipo de frecuencia en la que no permitimos que esa persona o situación se nos acerque.

El hechizo de congelamiento es la ampliación de este procedimiento que realizamos en forma mental, ayudándolo con objetos y palabras que hacen que la energía se consubstancie en forma más precisa y más concreta.

Artículos relacionados

En nuestro sitio tenemos artículos que te pueden interesar y que están relacionados con este tema. 5 muy buenos:

  1. Varios hechizos y rituales de congelamiento: Aquí tienes un listado y una explicación de varios de estos hechizos y rituales que puedes aplicar en forma sencilla para congelar a alguien o a una situación.
  2. Hechizo antiguo de congelamiento: Este es un hechizo muy antiguo y por medio de este artículo podrás realizarlo y tener un buen resultado.
  3. 3 rituales de congelamiento: Aquí tienes tres buenos rituales de congelamiento muy efectivos.
  4. Ritual de congelamiento: En este artículo se detalla un ritual muy completo para congelar a una persona o a una situación.
  5. 2 hechizos para paralizar a tu enemiga en el amor: Este es un hechizo que está relacionado con los rituales de congelamiento, ya que se trata de paralizar a alguien que de alguna manera se está entrometiendo en tu vida. Muy bueno.

Qué son los hechizos de congelamiento y para qué sirven

Procedimiento habitual de un hechizo de congelamiento

Hay algunos elementos que son comunes a todos los hechizos y rituales de congelamiento, en primer lugar tenemos casi siempre la utilización de hielo o de algún tipo de material que permita que el congelamiento se produzca.

En algunos lugares como en las regiones más cálidas no se utiliza el hielo sino que se usa la tierra y también algún tipo de mezcla, como el cemento, como elemento que hace que una situación o persona se congele.

Por otra parte además de este elemento, tenemos algo que haga referencia a la situación o persona que queremos congelar. Si es el caso una persona este elemento puede ser una foto, si es el caso una situación a veces se necesita que se escriba la situación en un papel, en algunas ocasiones se utilizan las dos variables, es decir el papel y la fotografía.

Hay hechizos o rituales de congelamiento que utilizan algo de la persona que queremos congelar, como cabellos o algún tipo de prenda.

Si se utiliza hielo casi siempre se usa el refrigerador.

Los hechizos de congelamiento además tienen algún tipo de frases que hacen referencia la situación a congelar. Estas frases pueden ser muy largas o muy cortas, depende del hechizo.

En muchos casos puede utilizarse una o varias velas, pero esta no es una condición indispensable.

Este tipo de hechizos como dijimos anteriormente, puede ser revertido. Es decir que la situación de congelamiento puede ser transformada en un descongelamiento.

Este procedimiento a veces necesita que se vuelva hacer el hechizo para descongelar la situación o persona, en algunos casos simplemente el descongelamiento se logra sacando al elemento que representa la persona o la situación del refrigerador o del lugar en el que se había puesto para que sea congelado.

Algunas reglas que hay que respetar para hacer un buen hechizo de congelamiento

  • Nunca estar enojado con la persona o situación que vamos a congelar: Es importante que podamos sacar de nosotros mismos cualquier emoción negativa en relación a la persona que vamos a congelar o a la situación que deseamos que quede en una situación estática o de congelamiento. Si hay enojo, hay celos, o algún tipo de emoción poco armónica, esta puede interferir en el hechizo y puede hacer que no funcione.
  • Evitar que otra persona vea el elemento congelado: Generalmente se utiliza el refrigerador para hacer hechizos o rituales de congelamiento, si vives con otras personas es muy difícil evitar que ellas vean dentro de tu refrigerador el objeto que ha sido puesto ahí cuando realizaste el hechizo. Es necesario que este objeto no sea visto por las demás personas, por lo tanto aconsejamos camuflarlo, meterlo dentro de algo para que no pueda ser abierto ni pueda ser reconocido. Esto es importante. En todos los rituales o hechizos los elementos utilizados no deben ser vistos ni compartidos por los demás, en el caso de un hechizo por congelamiento esto es aún más importante.
  • No contar a nadie que vamos hacer un hechizo de congelamiento: Esto también es importante, pues si le contamos a alguien que vamos hacer este tipo de hechizos es posible que esa persona de alguna manera interfiera con su pensamiento o su intencionalidad. Por regla general los hechizos y rituales no se cuentan, en el caso del congelamiento es muy importante que nadie lo sepa, pues es un tipo de hechizo que es bastante especial, así que ten cuidado con contarle a cualquier persona que vas hacer este hechizo. Por más amiga que la persona sea debes evitar contarlo.
  • Utilizar elementos de primera calidad: Este es un consejo para cualquier hechizo, pero en este caso debemos ser aún más precavidos, debemos utilizar elementos que sean de los mejores. Si el congelamiento se necesite una foto, esta foto de ser la mejor que tú puedas obtener de la persona que quieres congelar, si en el hechizo se está utilizando alguna vela, la vela tiene que ser la mejor.

Ejemplo de un hechizo de congelamiento

Este es tan sólo un ejemplo pero puedes utilizar este hechizo si lo necesitas.

Es muy fácil y no necesitas ni siquiera una foto de la persona que quieres congelar.

Este hechizo es útil para congelar a una persona que te está molestando, o a alguien que tú no quieres ver más, o que necesitas que se aleje de tu vida. No es aplicable a situaciones.

Necesitas un papel blanco, una lapicera, una vela blanca, un vaso de plástico que puede ser algún envase en desuso, una cucharada de tierra y un vaso de agua.

Tomas la vela blanca, la pones delante de la mesa y la enciendes, al hacerlo dices las siguientes palabras: “Por medio de este hechizo voy hacer que esta persona llamada(dices su nombre) quede congelada y no pueda acercarse a mí, ni pueda pensar en mí, ni pueda relacionarse conmigo.”

Luego tomas el papel y lo apoyas delante de la vela, a continuación escribes el nombre de la persona que quieres congelar siete veces. Lo escribes separado por comas, tienes que poner su nombre y su apellido completos.

A continuación doblas el papel en cuatro de manera que queden las palabras del lado adentro. Pones el papel doblado en el fondo del vaso de plástico y luego arrojas la cucharada de tierra.

Al hacerlo dices: “Por medio de esta tierra tapó todo lo viejo, cierro todo lo nuevo, impido lo que él quiera”.

Ahora, tomas el vaso de agua lo pones delante de la vela. Miras el agua fijamente y dices: “Cuando esta agua se congele él nada podrá hacer”.

A continuación procedo a echar el agua dentro del vaso de plástico lentamente, tratando de que el papel quede en el fondo. Luego procedes a introducir el vaso de plástico dentro del refrigerador. Al hacerlo dices en voz muy fuerte: “Te congelo y quedas congelado, hasta que yo decida sacarte de aquí”.

Este es un hechizo de congelamiento muy potente y puede ser utilizado para cuando necesitemos que una persona se aleje de nosotros.

Conclusión

Los hechizos de congelamiento son fáciles de hacer, como podemos ver en el ejemplo anterior.

Se necesita casi siempre un refrigerador.

Es importante no estar enojados con la situación o persona que queremos congelar. Y a diferencia de otros hechizos, este tiene la particularidad de que se puede revertir.

Este tipo de hechizos es muy útil cuando alguien se pone insistente con nosotros o en el caso en que queremos alejar a un antiguo amor.

Esperamos que te haya servido nuestro artículo.

Recursos Recomendados:

Lee Cómo Aprender a Usar La Magia para Recuperar, Dominar Y Amarrar a tu Pareja

hechizodeamor2
6 Compartir

Reply