in

Relaciones amorosas kármicas

Debemos saber que hay muchas relaciones amorosas que son kármicas, estas relaciones no tienen nada que ver con el común de las relaciones.

Para entender el karma es necesario entender que todo lo que pesa en una vida viene de otra.

Esta frase puede parecer un poco difícil, y lo es, pero esto se debe a que el karma es un término muy difícil de entender para los occidentales.

No así para aquellas personas que se han criado bajo estos conceptos antiguos y sabios: Los que dicen que toda acción realizada en un momento determinado tendrá un resultado. Es decir que toda causa tendrá su efecto.

La antigua parábola oriental explica que el karma es como cuando alguien tira una piedra en un estanque. Las ondas que salen del impacto de esa piedra en el agua se expanden infinitamente.

Es decir que el karma es producto de una causa, de algo que nosotros hicimos en un momento determinado.

Plantamos semillas con nuestras acciones y recogemos sus frutos. Esto es así sobre todo en las relaciones amorosas, en ellas vivimos el karma, porque casi todas ellas son relaciones que ya tuvimos en el pasado. Es ese su peso. Su peso es el pasado.

¿Cómo saber si alguna de nuestras relaciones amorosas son kármicas?

Si estás enamorada de alguien que te atrae fuertemente y ese amor no te parece que pueda ser pasajero, seguro que es una relación que arrastra cierto karma.

Lo mismo si te enfrentas a una relación en que hay algún impedimento importante para que estés con la otra persona.

Esas son relaciones que tienen un karma y de acuerdo a cómo actuemos en esta vida será la consecuencia en el futuro. El karma cree en otras existencias, por eso para el karma no existe el tiempo como lo conocemos nosotros, tarde o temprano las relaciones, las personas y todo con lo que interactuamos se cerrará. Es decir de acuerdo a cómo nos comportemos hoy será la consecuencia en el mañana.

Por eso uno de los mayores problemas que tenemos es cuando nos dejamos guiar por el capricho sin tener en cuenta las consecuencias. A veces esta actitud puede generar un mal karma.

En las relaciones amorosas podemos tener karma positivo o karma negativo.

Relaciones conflictivas y con mucho impedimento son relaciones con karma negativo que venimos a esta vida a resolver. El Karma positivo se da cuando la relación fluye sin problemas. En el karma positivo venimos a disfrutar de aquello que en el pasado hicimos bien.

Cuanto mejor actuemos, es decir más consientes de las acciones que hagamos, más puras y realizadas con mayor sentido común en las relaciones de esta vida, no pagaremos mal karma en la próxima.

Es decir que podemos crear buenas relaciones futuras con las acciones que hacemos ahora. Por eso te recomiendo que siempre mires de no perjudicar a nadie cuando estés con una persona. No porque haya que ser moralmente aptas sino para no crear causas que después tengamos que pagar.

Un tema difícil pero no por eso menos apasionante es este de las relaciones amorosas kármicas. Reflexiona, piensa, actúa y se feliz.

Relaciones amorosas kármicas
Relaciones amorosas kármicas

 

 

Recursos recomendados:

Lee Cómo Aprender a Usar La Magia para Recuperar, Dominar Y Amarrar a tu Pareja

hechizodeamor2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Magia para enamorar con el cuerpo astral

Brujería del corazón