3 Consejos para evitar la magia negra

Aquí te dejaremos algunos consejos para que puedas evitar los ataques de magos negros y otras magias oscuras.

La magia negra es aquella que intenta perjudicar a una persona o influenciarla negativamente de alguna manera.

Hay muchos tipos de magia negra y hay muchos tipos de peligros referidos a la influencia que pueda tener un tipo de magia de este tipo sobre una persona.

La magia negra es lo opuesto de la magia blanca, si la magia blanca es un tipo de vibración elevada, podríamos decir que la negra es un tipo de magia que cultiva y propaga las energías más bajas y oscuras. Esas energías que están conectadas con elementos que perjudican al ser humano.

Desde lejanos tiempos existen los magos negros que son los que se ocupan de manejar esas energías. Y también desde la antigüedad existen algunas precauciones que podemos tomar para no caer en las garras de esas energías.

Algunas preguntas que puedes hacerte con respecto a este tema:

¿Es real la magia negra o es tan sólo un mito?

El esoterismo siempre ha dividido a las magias en dos tipos de energías, una de ellas que es involutiva y la otra que es evolutiva. La magia negra es una energía que produce involución, es decir que en vez de permitir que algo avance hacia lo espiritual, logra que se desarrolle en el sentido inverso del plan evolutivo que existe para la humanidad.

La magia negra por lo tanto existe como una manera de frenar la tendencia natural que tiene el ser humano hacia el bien.

Cuando se profundiza un poco en temas místicos o religiosos se llega a la conclusión de que hay algunos basamentos éticos y morales que ayudan a la evolución humana. Desde los 10 mandamientos de la Biblia, hasta otros preceptos que se encuentran distribuidos en diversos libros religiosos, existen esas premisas que son básicas y que son aquellas que diferencian a un ser humano de un animal. Inclusive la vida animal es mucho más pura que la del ser humano ya que en el animal no existe el grado de conciencia que el humano posee.

Pero sin entrar en complicados detalles y en complicadas comparaciones, podemos decir que cuando el ser humano se aleja de esos preceptos básicos éticos y morales, comienza a participar de un movimiento que está relacionado con las fuerzas de la involución.

La magia negra no es más que un tipo de procedimiento que ayuda a que esas fuerzas involutivas crezcan, es decir que apela al aspecto más negativo de las personas haciendo que estas se alejen poco a poco de su espíritu.

Los magos negros utilizan ciertas fuerzas oscuras, ciertas energías, para alterar la realidad y por lo tanto lograr modificar el entorno para que éste se halle cada vez más contaminado de las fuerzas malignas.

Hay quienes dicen que no existe el bien ni el mal, que todo es parte de la evolución, sin embargo se sabe que hay personas y seres, que se encuentran tan alejados de su espíritu, comportándose como ejecutores de la fuerza maligna.

El origen de la magia negra se encuentra en los lejanos tiempos cuando la evolución se dividió en dos líneas, o en dos tendencias, una hacia el lado del mal y de la destrucción espiritual y la otra hacia el lado del bien y de la evolución espiritual.

Para entender esto debemos visualizar al ser humano, no en el aspecto material, sino en el aspecto del desarrollo de su alma. El ser humano nace vive, muere y luego reencarna.

Su alma permanece en todas las encarnaciones y por lo tanto su trayectoria en el mundo no se debe contar como una trayectoria que empieza en una determinada encarnación, sino como una evolución que se da vida tras vida. Teniendo en cuenta este panorama, viendo a la evolución desde este punto de vista, podemos comprender cómo las tendencias hacia el mal, o las tendencias hacia el bien, definen el destino de una persona.

Cuando la persona pasa varias vidas apoyándose en criterios insanos que lo llevan a la inmoralidad, cultivando energías oscuras, con el paso de las vidas, esa persona termina destruyéndose. Cuando decimos esa persona nos referimos a su alma, ya que aunque se piensa que el alma es eterna, en realidad esta eternidad sólo es posible si el ser humano desarrolla un camino de evolución. Si en cambio el ser humano entra en lo que se denomina la espiral involutiva, terminará en la destrucción.

Es por esta causa que se dice que el mal nunca puede ganar, que el bien siempre prevalecerá sobre el mal.

Por todas estas razones podemos decir que la magia negra existe, no es más que la implementación mágica de las energías involutivas aplicadas al mundo de los seres humanos. Generalmente esta aplicación es realizada por un mago negro, aunque existen entidades en el más allá que también se ocupan de hacer magia negra y de influenciar negativamente a las personas vivas.

¿Puedo protegerme de alguna manera de la magia negra?

Existen muchos métodos para protegerse de la magia negra. En este artículo te dejaremos algunas precauciones que debe tomar para evitar los ataques de esta magia, pero también hay algunas estrategias y ciertos rituales, mentalizaciones, meditaciones y visualizaciones que puedes utilizar para protegerte de un mago negro.

Entre las más conocidas podemos mencionar lo que se conoce como el escudo energético. Esto no es más que proyectar una fuerza del cuerpo astral con cierta energía de protección para rodear al cuerpo físico y evitar un ataque energético. Hay varios métodos para realizar este procedimiento, muchos de ellos usan la visualización, algunos otros usan la mentalización, y casi todos ellos utilizan la respiración como una forma de canalizar la energía hacia el escudo de protección.

Algunos artículos de interés

En nuestro sitio tenemos muchos artículos que hablan sobre este tema, cinco que te pueden interesar:

  1. Técnicas de protección contra el mal: Aquí se explican algunas técnicas para protegerse de la magia negra y de otras energías malignas.
  2. Cuatro formas de protección esotérica: Aquí se dan cuatro métodos para la protección esotérica, estos métodos han sido debidamente comprobados.
  3. Substancias y plantas de protección: Los esotéricos han descubierto que algunas plantas y algunas substancias son especiales para protegernos de los ataques malignos. Estas sustancias pueden ser aplicadas directamente sobre el cuerpo o algunas de ellas pueden ser ingeridas.
  4. Hechizo de protección contra la magia negra: Se pueden hacer algunos hechizos para liberarse de algunos ataques oscuros, aquí se explica uno de ellos.
  5. Creación de un talismán protector: Se pueden realizar algunos objetos que actúan como repelente de las magias oscuras, aquí se explica la creación de un talismán protector.

3 consejos para evitar la magia negra

  1. Precaución con las fotos:

Cualquier persona que tema un ataque de magia negra deberá ser precavida la hora de sacarse fotos.

En la actualidad casi todas las personas distribuyen sus fotos en las redes sociales, alguien que tema a la magia negra, o que intuya que puede ser objeto del ataque de un mago negro, tendrá que evitar la presencia de estas fotos.

A veces esto es muy difícil, porque si no nos sacamos las fotos nosotros, alguien lo hace, y lo comparte, con buenas intenciones en Internet.

Una de las formas de evitar que esas fotos pueden ser utilizadas por la magia negra es tomar la precaución de que cuando nos sacan una foto estemos con los brazos cruzados. Es importante cruzar los brazos a la altura del corazón, ya que este centro es uno de los más atacados por los magos negros.

Otra cosa que podemos hacer es cerrar los puños y ponerlos delante de dos centros de energía que son los más utilizados por los ataques de magia negra, estos centros son el plexo solar y el centro sexual. Así, aunque no podamos evitar que nuestras fotos estén al alcance de cualquiera, por lo menos podemos evitar que nuestros centros se hallen abiertos y a merced de un ataque psíquico.

No es tanto el problema mostrar una foto del rostro, las fotos que se utilizan en magia negra casi siempre son de cuerpo entero.

Otra estrategia es ubicar el cuerpo detrás de otras personas, nunca estar totalmente de frente cuando nos sacan una foto, es decir estar un poco de perfil para no exponer los centros de energía en forma directa.

  1. Precaución con los elementos que utilizamos:

Cualquiera que hace magia o que está en el camino esotérico sabe que los elementos utilizados por una persona poseen la energía de esta. Es decir que hay una energía que se trasmite de la persona los objetos.

La magia negra utiliza esta energía para influenciar directamente a la persona, efectuando una especie de transferencia energética que se da por vía inversa, es decir del objeto a la persona. Por lo tanto si un mago negro posee un objeto nuestro, posee también la manera de llegar energéticamente a nosotros y perjudicarnos.

Por lo tanto una de las cosas que debemos hacer para protegernos es tener mucho cuidado con los objetos que utilizamos, no debemos dejar los objetos olvidados en cualquier parte, no debemos perder los objetos, si usamos un objeto  mucho tiempo tenemos que tener la precaución, cuando vamos a dejar de utilizarlo, de destruirlo.

Es por esta causa que una persona que esté en el camino esotérico es posible que nunca regale sus objetos. Y es por esta razón que muchos magos negros le piden a aquel que viene a consultarle para hacer un daño, que le consiga un objeto de la persona a la que se quiere dañar.

Todo lo que una persona utiliza se contagia de la energía de esa persona. Cuanto más íntimos el objeto, y cuanto más ha sido utilizado, más energía tendrá y por lo tanto será más útil al mago negro.

Otra precaución que debemos tomar es la de la limpieza energética de nuestros objetos, casi toda limpieza se hace con agua y sal, y si no es posible sumergir el objeto en agua y sal se lo coloca directamente al sol en la hora en que éste se encuentra más potente. Cada persona debe evaluar el tipo de objeto que utiliza y debe ser precavida con él.

  1. Precaución con nuestros desechos orgánicos:

Es muy conocido el hecho de que la magia negra utiliza los desechos orgánicos de las personas, nos referimos a las uñas, los cabellos, y todo lo que proviene del cuerpo de alguien. En algunos casos se llega utilizar el orín y la materia fecal de una persona para hacerle un daño.

Por lo tanto debemos ser muy precavidos con estos desechos que salen de nuestro cuerpo.

Un brujo nunca ir a la peluquería, él se cuidará de dejar sus cabellos en cualquier lado. Generalmente un mago, o una persona que sabe mucho de magia, tenderán a eliminar sus desechos orgánicos por medio del fuego. Por lo tanto quemara sus cabellos y sus uñas. Este procedimiento que puede ser un poco extraño, en realidad es una forma de protegerse, ya que los magos negros utilizan estos elementos para hacer un daño a las personas.

El mundo de la magia oscura está lleno de hechizos, amarres y rituales que utilizan las uñas de la persona, por ejemplo, o que también utilizan el cabello. También pueden utilizarse pedazos de piel, e inclusive, en las magias más oscuras se utilizan los desechos de la menstruación de una mujer para provocar algún daño a esta.

Por lo tanto es importante controlar qué es lo que sale de nuestro cuerpo y hacia dónde se dirige, es decir donde dejamos esos desechos que salen de nuestro cuerpo. Puede ser un tanto impresionante pensar de esta manera, pero es necesario que se tomen precauciones si queremos estar a salvo de los ataques de magia negra. Nunca debemos dejar desechos orgánicos salidos de nuestro cuerpo en una bolsa de basura en la puerta de nuestra casa. Debemos utilizar el ingenio para deshacernos de ellos de forma que nadie pueda obtenerlos.

Recursos Recomendados:

Lee Cómo Aprender a Usar La Magia para Recuperar, Dominar Y Amarrar a tu Pareja

hechizodeamor2

Reply