3 formas de protección contra espíritus

Aquí te dejaremos diversas formas de protección contra espíritus.

Hay espíritus o fantasmas que pueden perturbarnos. No hace falta que ellos sean malignos, tan sólo la presencia de alguna entidad del otro mundo provoca en los humanos un desequilibrio.

Por otra parte debemos saber que constantemente estamos conviviendo con seres  del más allá que por regla general son inofensivos, sin embargo hay un rango de seres que están en el mundo invisible que pueden realmente ser perturbadores, aún sin que intenten entrometerse en nuestra vida.

Para alejar a estos fantasmas el hombre ha descubierto algunas estrategias.

Se dice que los grandes maestros no sufren la perturbación de espíritus del mal porque la energía de ellos es tan elevada que esos fantasmas no los tocan. Sin embargo cuanta más sea la pureza más peligro existe que una entidad maléfica intente acercarse.

Las entidades negativas muchas veces se alimentan de su polo opuesto, es decir buscan la energía de la bondad, alegría y amor.

Se dice que los niños tienen un ángel guardián, este es una entidad que se ocupa de frenar a todos aquellos seres que intentan alimentarse de la pureza de los niños.

Cuando crecemos esa entidad protectora se va alejando de nosotros y por lo tanto quedamos a merced de las molestias de estas entidades.

Hay lugares que son más propicios a la permanencia de energías negativas y al habitad de fantasmas. Es por esta razón que todos los pueblos tenían maneras de alejar a los malos espíritus del hogar.

Con la modernidad pareciera que ya no pensamos en el mundo invisible o en las perturbaciones que ese mundo puede causarnos en lo cotidiano, pero lo cierto es que ese mundo tiene más injerencia en nuestra vida que lo que suponemos.

Cuando la protección no se da inconscientemente, que es en la mayoría de los casos, debemos buscar algún método que nos ayude a limpiar de entidades negativas nuestro entorno. Y no sólo en nuestro hogar o lugar de trabajo sino en nosotros mismos, ya que se sabe que hay entidades que se ocupan de perseguir a una persona.

Siempre se recomienda hacer algún tipo de actividad que haga que nuestra energía se eleve. Escuchar música que posea un estilo tranquilo y armonioso es una buena forma. Otra forma es elegir una buena alimentación, ya que si logramos comer alimentos más puros es probable que nuestra energía también se purifique.

Elevando nuestra energía nos vamos a deshacer de los fantasmas más primarios, es decir de aquellos seres que el esoterismo llama larvas y que no son más que parásitos que están en nuestro entorno alimentándose de nuestra energía negativa.

Nos queda la defensa contra esos otros tipos de fantasmas que son más conscientes de lo que hacen y que intentan molestar a los humanos, ya sea porque tienen un origen maldito o porque se divierten al hacerlo. Para defendernos de ellos aplicaremos algunas técnicas que damos en este artículo.

Algunas preguntas que puedes hacerte con respecto a este tema:

¿Existen realmente los fantasmas o son sólo supersticiones?

Para la mente racional los fantasmas no existen, es decir, hay muchas personas que apoyados n el criterio de que la materia es lo único real piensan por lo tanto que el mundo invisible es una superstición.

Sin embargo esas personas no han resuelto un de los misterios más grandes del ser humano y es el misterio de la muerte. ¿A dónde vamos cuando morimos? ¿Alguien muere y desaparece totalmente?

El esoterismo, la magia y aún algunos filósofos y místicos han respondido a esta pregunta de muchas maneras. Pero en general, ya desde los primeros griegos se sabe o se cree que el humano tiene un espíritu. Es decir una parte que no es material sino que es algo invisible para el ojo común.

Este mundo invisible habita en forma paralela a nuestro mudo y es aquel que los videntes y otras personas pueden ver. En el caso de una accidente o cuando estamos en un estado de conciencia alterada también es posible ver este mundo.

Todas las religiones hablan del más allá, es decir un lugar que existe después de la muerte y en el que habitan las personas después de fallecidas.

Algunas religiones tienen complejas maneras de nombrar este mundo y han escrito verdaderos tratados sobre lo que sucede luego de la muerte. El budismo tibetano por ejemplo tiene un extenso tratado para explicar las distintas regiones del más allá, tanto es así que los monjes le cantan canciones a la persona que va a morir que explican por todos los tránsitos que va a pasar cuando desencarne.

Los espíritus existen y los que pueden ser perturbadores son aquellos que no se han ido del todo al otro mundo. Esto pude suceder por varias razones, hay personas que fallecen pero tienen tanto apego a la tierra que no quieren despegarse de este mundo y permanecen en un plano que se conecta de alguna forma con nuestro mundo. Estos son los peores espíritus.

También hay muertos que están en este plano porque necesitan hacer algo específico y hay otros que han sido coaptados por entidades malignas y son esclavos de estas.

¿Es realmente posible protegerse de los fantasmas?

Por supuesto que sí. A lo largo de la historia los hombres más sabios han encontrado manera de hacer que esos espíritus se alejen de un lugar o de una persona.

Los primeros que lograron esto fueron los monjes y los videntes, ya que ellos tienen la visión etérica, es decir pueden ver el otro mundo y por lo tanto saber cuando un fantasma se ha ido, o las razones por la cual permanece apegado a la tierra.

Si tenemos algún vidente que nos asista, la situación puede ser sencilla porque él simplemente hablará o se comunicará de alguna forma con esa entidad para saber qué hacer. Pero si no conocemos ningún vidente, hay métodos bien precisos para alejar a los muertos y a otras entidades perturbadoras.

Por supuesto que cada caso es particular y estos métodos no son 100% efectivos, pero por medio de ellos podremos al menos lograr algún tipo de protección contra el más allá.

Lo primero que debemos hacer es no asustarnos y pensar que la energía Divina siempre está de nuestro lado. Es decir hay una forma superior que hace que las cosas siempre sucedan para bien. Por lo tanto los fantasmas y entidades del más allá siempre corren con desventaja.

Artículos relacionados

En nuestro sitio tenemos algunos artículos que están relacionados con este tema. 5 que te pueden interesar:

  1. Cómo saber si habitamos una casa con fantasmas: Esta es una pregunta que se hacen muchas personas, aquí se dan algunos detalles para que puedas saber si realmente es así o son sólo suposiciones.
  2. La verdad sobre fantasmas y espíritus: Es probable que tengas en tu mente muchos conceptos fantasiosos con respecto a este tema, aquí se dan algunas directrices para que puedas separar lo falso de lo verdadero.
  3. Fantasmas errantes ¿qué son y cómo protegerse?: Hay un tipo de fantasma que se lo llama errante, aquí se habla de ello y de los métodos de protección contra los mismos.
  4. Tipos de fantasmas: Realmente hay muchos tipos de entidades, este artículo detalla cuales son ellas y te ayudará a distinguirlas o por lo menos a entender cómo puede actuar cada una.
  5. Protegerse de espíritus malignos: Hay muchos fantasmas que son inofensivos, sin embargo hay algunos que se ocupan especialmente de hacer el mal, aquí se dan algunas estrategias para protegerse de ellos.

3 Formas de protección contra espíritus

  1. Amuletos

El amuleto es una representación material de un símbolo que existe en el éter o en el más allá y que generalmente se lleva en el cuerpo.

Hay amuletos de todos los tipos. Los que protegen contra fantasmas poseen un tipo de forma que representa un símbolo que rechaza a los fantasmas. Esto lo han comprobado los videntes.

El amuleto más conocido es tal vez la cruz cristiana. Este símbolo no sólo representa una religión sino que también aleja las entidades malignas.

Hemos visto en las películas como el demonio teme a la cruz y si bien hay mucha fantasía en ello, lo cierto es que este símbolo antiguo tiene la facultad de alejar a las entidades del mal y por lo tanto siempre es bueno tener una cruz a mano.

La cruz de plata es conocida por alejar a los vampiros, la verdad es que este metal es útil para alejar a ciertas entidades.

Otro amuleto que está relacionado también con el cristianismo es la medalla de San Benito. Esta medalla fue creada por un monje que se ocupaba de hacer exorcismos y por lo tanto tiene la facultad de alejar a los epítritos del mal y a otras entidades.

Algunos usan esta medalla bendecida, lo cual no es mala idea, ya que este agua posee ciertas facultades. Si quieres saber más sobre esta medalla  mira este artículo.

Otro amuleto muy interesante es la estrella de cinco puntas. Este símbolo es usado por todos aquellos que hacen magia y tiene la facultad de alejar a los malos espíritus.

El símbolo es muy antiguo y habla de la protección que tiene la naturaleza contra lo que está fuera de orden. Las cinco puntas remiten a los cinco custodios del mundo. Puedes usarlo, pero ten el cuidado de no ponértelo en el cuerpo, sino que deben usarlo más en una lámina o en algún objeto externo a tu cuerpo.

  1. Técnicas para alejar a los espíritus malignos del hogar

Estas técnicas son conocidas desde remotos tiempos. Se trata de tener los ambientes de un hogar limpios energéticamente. Se sabe que si uno eleva la energía del hogar logrará que los espíritus de mal no habiten en él. Los fantasmas siempre buscan una casa porque es lo que conocieron en vida.

Hay una técnica oriental que se utiliza cuando se inaugura una casa y consiste en golpear ollas y sartenes en todos los ambientes de la misma.

Esta técnica es muy efectiva, ya que los fantasmas detestan los ruidos fuertes, por lo tanto puedes aplicar esto e todos los ambientes de tu casa. Al hacerlo debes poner esmero en golpear muy fuerte la olla en los rincones y lugares donde sientas que se puede acumular la energía.

Este procedimiento es siempre conveniente hacerlo de día, si es al amanecer mejor. Si se lo combina con una mezcla de sahumerio es muchísimo más efectivo.

  1. Velas , sahumerios y rezos

Hay muchos tipos de fantasmas y estas tres estrategias son efectivas para casi todos ellos.

Hay una mezcla de sahumerio que se utiliza en las iglesias y que es muy eficaz, consiste en mezclar dos partes de mirra, dos de incienso y una de sándalo. Se aplica sobre un carbón encendido y se utiliza un sahumador para poder llegar a todos los rincones de la casa, también puede hacerse sobre el propio cuerpo.

Las veas se conocen desde tiempos remotos para encenderlas a los muertos. En todas las culturas se utilizan. En el caso de querer espantar a un difunto el método es sencillo y se utiliza en muchas religiones, consiste en encender la vela en honor a la persona fallecida. Si se tiene una foto mejor. La vela debe ser blanca y las más eficaces son las que se llaman de siete días, que son velones que duran mucho tiempo y poseen un plástico que lo contienen. Este método es eficaz cuando suponemos que el fantasma que nos molesta es una persona fallecida que conocemos.

Hay rezos de todo tipo, el más conocido es el padre nuestro cristiano.

En cualquier situación el rezo ayuda, pero cuando sentimos que una entidad nos está molestando rezar puede ser muy eficaz. No importa a plegaria que utilices, lo que hace ella es elevar la energía que te circunda y pedir la ayuda divina para que intervenga y haga que las cosas vuelvan al orden natural. Este orden es que los fantasmas y el mundo del más allá no deben interactuar.

La ventaja de la oración es que se puede llevar a cualquier lado.

Recursos Recomendados:

Lee Cómo Aprender a Usar La Magia para Recuperar, Dominar Y Amarrar a tu Pareja

hechizodeamor2

Reply