Varios rituales y hechizos de congelamiento

Aquí te dejaremos varios rituales y hechizos de congelamiento para que puedas hacer en forma casera.

El congelamiento es una técnica de brujería que se utiliza para detener situaciones. Es una forma metafórica de denominar a estos procedimientos en los cuales la situación o la persona que queremos detener “se congela”, es decir queda detenida y no puede avanzar.

Estos rituales y hechizos se utilizan en varias situaciones y casi siempre se usa agua fría o el congelador, ya que esto es parte de un símbolo que ayuda a que la energía se detenga.

Algunas preguntas que puedes hacerte con respecto a este tema:

¿Qué es exactamente el congelamiento?

Para entender los congelamientos debemos visualizar al cosmos como un conjunto de energías que se encuentran en constante movimiento. Se dice que nada está estático en el mundo y esto es cierto, inclusive lo que parece quieto como las rocas y otras partes de la tierra tienen siempre un pequeño movimiento que puede ser calculado en tiempos que no son los humanos.

Siendo así, las energías se dirigen hacia un lado y hacia el otro de acuerdo a lo que la mente ordena.
Según los grandes místicos el universo es un conjunto de energías gobernadas por una gran mente o inteligencia. Este es un concepto metafísico. Algunos llaman a esta gran mente Dios y otros simplemente la fuerza de la evolución o el ordenador del cosmos.

Este orden que está dado por el pensamiento es el que hace que las cosas en el universo se ordenen de determinada manera.

Los humanos somos tan sólo pequeñas piezas o engranajes de este gran movimiento energético y nosotros al igual que el universo podemos manejar esas energías pues somos una réplica de lo que sucede en el macrocosmos.

Nosotros poseemos una mente que es una réplica a la del organizador del universo y con nuestra mente podemos hacer que las energías vayan o vengan de acuerdo a lo que queremos.

Los grandes maestros son aquellos que pueden gobernar las energías sutiles y por lo tanto pueden hacer milagros, es decir ordenarle a la energía que se dirija hacia el lugar que ellos quieren, inclusive desafiando las leyes habituales que gobiernan al mundo.

Entender el entramado energético del universo nos permite saber que las energías se mueven. El ritual o hechizo de congelamiento actúa sobre esa energía que se mueve, dándole una contraorden. Esa contraorden hace que aquello que estaba destinado a ir en una dirección cambie de rumbo.

El congelamiento lo que hace es frenar o congelar esa energía impidiéndole seguir por un rumbo que se había prefijado.

Esa forma que se prefijó lo hizo porque una mente o la energía mental de alguien, le ordenó que así fuera. Por lo tanto por medio del ritual uno está convocando a otra energía también mental para que actúe sobre eso en forma contraria. Esto es factible, ya que las energías pueden contrarrestarse, es decir pueden luchar entre sí.

¿Es posible cambiar lo que va a suceder con un hechizo o un ritual?

Por supuesto que sí. Esa es la razón de ser de los hechizos y rituales, de las brujerías y de todo procedimiento mágico.

Lo que mencionamos de las energías es útil para explicar también esto, es decir por medio de la magia se puede modificar la energía que está circulando y por lo tanto lo que dará como consecuencia un tipo de futuro.

Es cierto que para tener buenos resultados hay que tener experiencia o en su defecto hay que tener una perseverancia muy grande.

Generalmente el mundo se mueve con las habituales influencias energéticas de las cuales el pensamiento y la mentalización son las más importantes. Muchas de las cosas que suceden están regidas por lo que la gente piensa. Así las cosas lo que hace un ritual o un hechizo es hacer consiente algo por medio de un procedimiento y encauzar la energía para que eso que queremos se produzca.

Habitualmente esto se da inconscientemente, es decir las personas mentalizan cosas y hacen con su mente que esas cosas se produzcan.

Las acciones que las personas realizan son producto del pensamiento, es decir de lo que quieren y mentalizan.

El ritual, hechizo o magia es un procedimiento que no sólo transforma esto en consciente sino que aporta un nuevo nivel energético produciendo efectos en un plano superior para que la realidad se modifique.

Cuanto más sofisticado el hechizo mejores resultados pueden obtenerse. Y se dice que es posible hacer lo imposible si conocemos el procedimiento adecuado.

Esto lo sabían muchos hechiceros y por esta razón se escribieron antiguos libros con fórmulas mágicas que eran procedimientos probados que obtenían resultados precisos.

Las fórmulas mágicas y los rituales que se hallan en los libros son procedimientos que logran su efecto porque son hechos con una determinada energía. Esa energía es la que se pone en juego cada vez que se hace un acto mágico y es posible por lo tanto cambiar no sólo lo que va a suceder sino cosas más importantes, como la forma de pensar de alguien o la forma de sentir.

Hay muchos niveles de magia, desde los simples hechizos hasta formas más complejas que implican cambios energéticos poderosos.

Aquí tan sólo expresamos la magia más simple, pues la compleja debe aprenderse con un maestro y es bastante peligrosa.

Artículos relacionados

En nuestro sitio tenemos algunos post que están relacionados con este tema. 5 que te pueden interesar:

  1. 2 hechizos para paralizar a tu enemiga en el amor: Aquí se dan 2 hechizos que hacen que una persona que es tu enemiga en el terreno amoroso, quede paralizada.
  2. Ritual de congelamiento: Un ritual muy interesante que logra congelar a una persona o una situación.
  3. 3 rituales de congelamiento: 3 rituales que tiene el mismo objetivo que el anterior. Muy interesantes y muy fáciles de hacer.
  4. Hechizo antiguo de congelamiento: Este es un hechizo muy antiguo y muy eficaz para congelar a un enemigo o a una situación.
  5. 3 consejos para que los hechizos de amor funcionen: Muchos hechizos de congelamiento se utilizan para cuestiones amorosas. Aquí se dan algunos consejos para que funcionen mejor.

Varios rituales y hechizos de congelamiento

Aquí te dejamos varios rituales y hechizo de congelamiento que puedes utilizar para congelar situaciones y personas. Esperamos que te sirvan.

Ritual simple del papel en el congelador para congelar a una persona

Este ritual es muy sencillo.

Hay veces en que tenemos una persona que nos molesta o nos agrede o trata simplemente de entrometerse en nuestras vidas.

Aquí podemos utilizar este ritual y haremos con esto que la energía se paralice y esa persona ya no nos moleste.

Tomamos un papel de color blanco y anotamos el nombre de la persona, luego procedemos a poner ese papel dentro de un vaso plástico y a continuación lo ponemos en el congelador.

A los días sacamos el vaso de plástico, es decir hay que desmoldarlo y dejar tan sólo el cubito de hielo dentro del congelador o freezer.

Lo dejamos allí el tiempo que queramos, durante este tiempo la persona no nos molestará más.

Hechizo con vinagre para congelar a un hombre que ya no amamos

Este hechizo es parecido al ritual anterior. Es útil cuando hay una persona en nuestra vida que amamos en un momento determinado y que tuvimos una relación buena pero que ya no nos significa y esa persona intenta volver a estar con nosotros.

Generalmente es muy difícil separarse de alguien así, lo que hace este ritual es hacer que el otro deje de pensar en nosotros.

Necesitas una vela roja, un vaso de vinagre, un papel de 20 x 20 centímetros, un bolsa de plástico hermética y un lápiz labial.

El procedimiento es sencillo y por medio de él vamos a congelar el sentimiento que esa persona tiene por nosotros y de igual manera cualquier sentimiento amoroso que tengamos. Ten en cuenta que si todavía lo quieres no debes hacer este hechizo, esto debe hacerse cuando estamos seguros de que no queremos volver a ese amor.

Encendemos la vela y luego  tomamos el lápiz de labios y escribimos en el papel el nombre de la persona que queremos alejar junto a nuestro nombre y lo encerramos en un corazón.

Doblamos el papel en cuatro y lo metemos dentro del vaso de vinagre que debe estar delante de la vela roja. Al hacerlo decimos la siguiente frase: “Encerrado quedo para siempre, no prospero”.

Esperamos diez minutos. No importa si el lápiz labial se destiñe dentro del vaso.

Luego sacamos el papel y lo metemos dentro de la bolsa de plástico. Al hacerlo decimos: “Ahora comienza el aislamiento”. Repetimos esta frase 9 veces sosteniendo la bolsa con el papel dentro con la mano izquierda.

Luego procedemos a agregarle agua a la bolsa y meterla dentro del congelador. Al hacerlo repetimos nueve veces la siguiente frase: “A partir de hoy esto queda suspendido y hasta que yo lo decrete quedará así”

De esta forma termina el hechizo. Debes dejar en el congelador la bolsa todo el tiempo que quieras que esa persona que trata de acercarse no pueda hacerlo.

Si por algún motivo descongelas la heladera y se descongela la bosa debesrepetir el ritual.

Los restos de la vela debes enterrarlos en algún lugar al que nadie tenga acceso.

Hechizo con saliva para congelar a una persona envidiosa

Este hechizo se utiliza para evitar que una persona envidiosa siga hablando mal de nosotros, y es muy simple.

Se debe tener una cubetera con 12 espacios, es decir con capacidad para fabricar 12 cubitos de hielo.

Lo primero que debemos hacer es escribir 12 papelitos con el nombre de la persona que habla mal de nosotros o que dice cosas de nosotros o que simplemente está chismoseando sobre nuestra vida.

Tomamos la cubetera y ponemos en cada cuadrado para el hielo un papelito. Así quedaran los doce espacios cada uno con su papelito.

A continuación debemos decir el nombre de la persona y escupir dentro de cada espacio sobre el papel que hemos puesto.

Decimos el nombre en voz alta cada vez y hacemos que la saliva caiga encima del papel.

Luego de esto repetimos en voz alta doce veces la siguiente frase: “Se retiran las lenguas, no hay voz que me cuente, se sella para siempre esta maledicencia”

Luego procedemos a echar agua muy despacio en la cubetera sobre cada cuadradito tratando que ningún papel se salga y que se conserve la saliva.

A continuación ponemos la cubetera en el congelador y la dejamos allí.

Este hechizo hará que la persona que habla mal de nosotros no pueda hacerlo.

Hechizo con sal y agua para detener una situación desagradable

Este hechizo es muy simple y se utiliza cuando hay una situación desagradable que necesitamos detener. Hay cosas que no se pueden detener, es cierto. Este hechizo se utiliza cuando hay una situación desagradable que se repite y ayuda a que esa energía se detenga, o se destrabe y se transforme en otra cosa.

Debemos tener un papel blanco, una vela negra, tres cucharadas grandes de sal y un vaso de plástico grande. El papel debe ser una hoja grande.

Lo primero que hacemos es encender la vela.

Al hacerlo decimos la siguiente frase: “Por medio de la oscuridad la luz se hace, por medio de la luz la oscuridad se replica, hoy comienza el final”.

Luego procedemos a escribir en el papel la situación que queremos que se detenga o que cambie su rumbo.

Debemos escribirla con detalle, lo mejor que podamos. No escribamos lo que queremos con esa situación sino simplemente relatémosla con sumo detalle.

Una vez hecho esto tomamos el vaso y metemos la hoja del papel dentro enrollándola o doblándola lo suficiente para que esta no sobresalga.

A continuación echamos las 3 cucharadas de sal dentro del vaso diciendo la siguiente frase y repitiéndola cada vez que ponemos una cucharada: “Aquí esto no crece”.

Luego ponemos agua en el vaso muy lentamente cuidando que el papel no flote.

Nos fijamos que el papel no sobresalga y ponemos el vaso en el congelador.

Esperamos a que la vela se derrita del todo y luego arrojamos los restos de la vela a la basura intentando que nadie la vea.

Este ritual hará que una situación cambie o se detenga.

hechizodeamor2

Comenta: