3 actividades para hacer con mandalas

Hay mucho que se puede hacer con los mandalas desde dibujarlos, hasta meditar con ellos. Aquí te hablaremos sobre distintas actividades que puedes hacer con los mandalas. Los mandalas son símbolos sagrados que se particularizan por su geometría equidistante y generalmente circular. Los mandalas siempre estuvieron entre los seres humanos, porque las geometrías mágicas y mandálicas son parte de la naturaleza.

Las flores, algunas hojas y hasta ciertas caparazones de algunos moluscos tiene un diseño geométrico que recuerda a un mandala.

Las sociedades en todos los tiempos y en todas las épocas han reverenciado estas figuras geométricas, y con el tiempo se dedicaron a estudiarlas, repetirlas y buscar los efectos que estas figuras producen en el ser humano.

Todos los pueblos ancestrales e indígenas de todos los lugares usaron los mandalas de distinta manera. Algunos para meditar, otros directamente los utilizaron pintándolos, tanto en sus edificios como en sus cuerpos. Hay culturas que usaron los mandalas o mejor dicho los diseños mandálicos para hacer edificios. Planos antiguos de culturas muy sabias como la de los mayas y aztecas pueden encontrarse con un diseño que podría considerarse mandálico. La forma siempre es considerada mágica, es por eso que inclusive hay ciertos movimientos del cuerpo que ayudan a despertar ciertos aspectos internos del ser humano.

Esta es una verdad muy antigua y muy esotérica. De acuerdo a la forma de una escultura o de un determinado objeto se puede influenciar en el exterior.

Por regla general las formas que tienen un diseño de mandala son formas benéficas y pueden usarse para elevar la energía. Así mismo hay formas que pueden ser negativas y desarmónicas provocando malestar en las personas. El uso de la forma y del color en magia y brujería es muy antiguo. Los verdaderos magos saben cómo hacer para que una habitación resulte útil para determinada cuestión. En un libro de Carlos Castaneda se explica cómo una bruja hace un piso con baldosas que tiene un diseño que provoca en quién lo mira cierto estado hipnótico. El diseño y el color penetra por los ojos y la forma además modifica energéticamente el entorno, ya que ella puede influenciar la energía circundante por medio de la proyección energética de un diseño determinado.

Es así como el mandala, el diseño y la forma geométrica se transforman en verdaderos instrumentos de magia y brujería.

En nuestro sitio tenemos muchos artículos que hablan de esto  que se acercan a temas que están relacionados.5 que te pueden interesar:

  1. El poder mágico de los mandalas: Una explicación bastante completa sobre el poder que tienen los mandalas.
  2. Pintar mandalas: Una actividad muy interesante aquí se explica cómo hacerlo y se dan algunos mandalas para descargar y pintar.
  3. Meditar con mandalas: Otra actividad muy interesante, aquí se explica cómo hacerlo.
  4. Claves para interpretar un mandala: Algunas claves para hacer una verdadera y real interpretación de los mandalas.
  5. Qué es un mandala y para qué sirve: Aquí una explicación simple sobre qué es un mandala y su uso en la actualidad.

3 actividades para hacer con mandalas

3 actividades que puedes hacer con los mandalas:

  1. Meditación:

La meditación con mandalas es muy antigua y se pueden obtener realmente cambios importantes en la conciencia. Es recomendable encontrar mandalas antiguos que tengan un significado profundo y que sea fácil de entender. Hay mandalas tibetanos que son muy claros, por ejemplo puedes encontrar ciertos mandalas que acrecientan el contacto con Dios y aún mandalas para la prosperidad y para derribar ciertos obstáculos. Recomendamos siempre saber bien qué tipo de mandala elegimos y cuál es su origen, de esta manera al meditar conectamos con la tradición en la que esa figura se creó. El budismo tibetano usa algunos mandalas muy antiguos que son muy buenos para acrecentar un estado de conciencia pacífico. Hay muchas formas de hacer la meditación, la más simple es sentarse delante del mandala, respirar profundamente y proceder a la observación del mismo. Hay quienes cantan un mantra cuando mirar la imagen pero debemos advertir que es necesario saber bien qué mandala utilizar, en ese caso la presencia de un maestro o de alguien experimentado se hace necesaria.

  1. Dibujar mandalas:

Una tarea muy interesante es intentar dibujar un mandala, para esto hay muchos ayudantes que se venden en algunas tiendas esotéricas, algunos compases y reglas plásticas o de madera que ayudan a que se pueda generar un dibujo circular. Sin embargo si no se posee ningún elemento de ayuda es posible hacer un mandala simplemente creando un círculo y uniendo figuras dentro de él lo más geométricamente posible. La creación de mandala era recomendada por Carl Jung, psicólogo que investigó  los mitos y los arquetipos universales. Recomendaba dibujar mandalas como tratamiento tranquilizante y también para mejorar la vitalidad de una persona. Dibujar y crear un mandala es una experiencia única, podemos comenzar copiando algún mandala de los más conocidos y luego suplantando algunas de sus figuras para entender la lógica sobre la que esta construido un mandala, que es la de la repetición concéntrica, es decir la de cierta repetición alrededor del círculo.

  1. Pintar mandalas:

Pintar un mandala también es una actividad muy interesante que se realiza en forma libre o pautada. En la web podemos encontrar muchos mandalas en blanco y negro para pintar, también hay algunos libros que brindan mandalas en sus hojas para que podamos pintarlos. Esta actividad ayuda a centrarse y es de por sí un hecho que se asemeja a la meditación , ya que cuando se van llenando los espacios y las figuras geométricas que conforman un mandala vamos también tomando posesión de él y de alguna manera internalizando la forma del mismo, que es una forma sagrada. La geometría es sinónimo de naturaleza y al pintar un mandala nos armonizamos con la energía que se encuentra inmersa en la naturaleza y que está ordenada. Este orden se trasmite a nuestro ser a medida que pintamos y que vamos eligiendo los colores que nos parecen más apropiados. Cuando se pintan mandalas hay que dejarse llevar y no tener una idea estética sino más bien un tipo de energía que se deja fluir, esto hará que al pintar conectemos con algo interno y también que algo interno se ordene.

Hay más actividades que pueden realizarse con mandalas, aquí te dejamos 3 que te pueden resultar interesantes, esperamos que te haya resultado útil este artículo.

Recursos Recomendados:

Lee Cómo Aprender a Usar La Magia para Recuperar, Dominar Y Amarrar a tu Pareja

hechizodeamor2
Compartir 0

Reply